null Siniestralidad en el sector agrario

Siniestralidad en el sector agrario

El índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja en trabajadores afiliados del sector agrario se encuentra muy próximo al de industria y ambos por debajo del de construcción, aunque muy por encima del total de actividades.

De mayor interés es analizar la evolución en el tiempo de estos índices, ya que en la siguiente gráfica podemos observar que en el caso del sector agrario se mantienen e incluso se observa una leve tendencia al incremento, mientras que en el resto de los sectores en general tienden a la baja.

 

 

La rama de actividad de Agricultura, Ganadería, Caza y Servicios relacionados con las mismas, viene siendo calificada en los últimos años por el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo como prioritaria para el desarrollo de políticas preventivas eficaces, debido a su destacada incidencia de accidentes graves y mortales, así como por el elevado número de trabajadores ocupados y potencialmente expuestos a este tipo de accidentes (índice de accidente de trabajo en jornada laboral calificados como graves o mortales ajustado por la población afiliada)1. Además, la silvicultura y explotación forestal continúa siendo la rama de actividad con el segundo mayor índice de incidencia de accidentes con baja2.

 

Recientemente se ha publicado un nuevo estudio sobre la siniestralidad en las Pymes para identificar sectores y actividades donde es prioritario actuar3, que da respuesta a la Línea de Actuación 2A.1 de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2015-2020 (EESST). Según este estudio, al desagregar por sexo los índices de accidente de trabajo en jornada laboral ajustado por la población afiliada, la actividad de Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas, aparece como actividad prioritaria para el grupo de mujeres, en los tres rangos de plantilla en la empresa analizados: de 1 a 9 trabajadores, de 10 a 25 trabajadores y de 26 a 49 trabajadores.