Equipos de trabajo

En este apartado recoge información relevante sobre los Riesgos biológicos Equipos de Trabajo, tal y como se definen en el Real Decreto 1215/1997; es decir, cualquier máquina, aparato, instrumento instalación utilizada en el trabajo.

La definición genérica de equipos de trabajo abarca una enorme variedad de equipos, por ello, este apartado incluye tanto la información general aplicable a todos ellos, como información específica en función del tipo de equipo.

 

Nombre de la sección

Normas técnicas

Listado con las normas técnicas disponibles para la materia de riesgos biológicos.

Nombre de la sección

Herramientas PRL

El INSST pone a su disposición las siguientes aplicaciones informáticas sobre Prevención en Riesgos Laborales para equipos de trabajo.

Nombre de la sección

Información básica

Aquí respondemos a algunas de las dudas básicas de equipos de trabajo.

Según el Real Decreto 1215/1997: Un equipo de trabajo es cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo.

equipos_picadora

De la definición se puede intuir lo extremadamente amplio del concepto de equipo de trabajo, ya que incluye cualquier máquina o herramienta que se utilice en el trabajo, instalaciones compuestas por asociación de máquinas, instalaciones de pintura etc.

Sin embargo las instalaciones generales de servicio, tales como las instalaciones eléctricas, de gas o las de protección contra incendios anejas a los lugares de trabajo, se consideran como parte integrante de los mismos y NO equipos de trabajo.

Como utilización se incluye cualquier actividad referida al equipo de trabajo tal como la puesta en marcha, la detención, el empleo, el transporte, la reparación, la transformación, el mantenimiento y la conservación incluyendo la limpieza del mismo.

Es decir, la utilización incluye todas las actividades relativas a cualquiera de las fases del ciclo de vida de un equipo de trabajo.

También se deben considerar en su caso el montaje, la instalación, la puesta en servicio, el reglaje, la puesta fuera de servicio, el desmontaje o el desguace del equipo.

Como se puede observar al igual que en la definición de equipo de trabajo, el término de utilización también es extremadamente amplio.

Imagen del trabajo con maquinaría

Cualquier trabajador que se encuentre total o parcialmente en una zona situada en el interior o alrededor de un equipo de trabajo, en la que su presencia suponga un riesgo para su seguridad o salud.

equipos_trabajador_expuesto

Es importante tener en cuenta que el concepto de trabajador expuesto no se limita al operador del equipo, sino que incluye cualquier trabajador que este expuesto a los riesgos derivados del mismo. Por ejemplo, en las operaciones de soldadura, el trabajador que está soldando es un trabajador expuesto, pero otros trabajadores que se encuentre en las inmediaciones de éste, realizando otras tareas que nada tienen que ver con la soldadura, también lo son.

Los trabajadores pueden estar expuestos a los riesgos de manera permanente, por ejemplo el caso de un puesto de trabajo en las proximidades de un puesto de soldadura, o de manera ocasional, por ejemplo en tareas de mantenimiento, limpieza etc.

Es responsabilidad del empresario velar porque los equipos de trabajo puestos a disposición de los trabajadores sean seguros para el uso previsto.

Esta responsabilidad se inicia con la elección del equipo de trabajo. El empresario debe asegurarse de que por diseño o por características constructivas, el equipo seleccionado es adecuado para el trabajo a realizar, de forma que se garantice la seguridad y salud de los trabajadores al utilizar dicho equipo.

Cuando no sea posible garantizar de este modo totalmente la seguridad y salud de los trabajadores durante la utilización de los equipos, el empresario deberá adoptar las medidas necesarias para reducir tales riesgos al mínimo. Estas medidas complementarias destinadas a reducir los riesgos residuales, deben incidir sobre las condiciones de utilización (por ejemplo: uso restringido), la información o las instrucciones de utilización, la señalización, la supervisión del trabajo etc. y cuando sea preciso, el uso de equipos de protección individual.

En cualquier caso, el empresario deberá utilizar únicamente equipos que satisfagan cualquier disposición legal o reglamentaria que les sea de aplicación y las condiciones generales previstas en el Anexo I del Real Decreto 1215/1997.

En primer lugar, el empresario deberá tener en cuenta las condiciones y características del trabajo a desarrollar, es decir, se trata de que el equipo se adecue no solamente al tipo de trabajo, sino también a las condiciones específicas en las que éste se va a realizar, ya sean organizativas, ergonómicas, ambientales, etc. Por ejemplo, si un equipo eléctrico va a utilizarse en ambientes húmedos este deberá tener un grado de protección IP de la envolvente adecuado. En cualquier caso, el empresario debe examinar atentamente las instrucciones del fabricante para asegurarse de que no existen incompatibilidades entre las condiciones previstas para el uso del equipo establecidas por el fabricante y las condiciones en las que se va a utilizar.

También deberá tener en cuenta los riesgos que puedan derivarse de la utilización de ciertos equipos en determinados lugares, por ejemplo, la utilización de un equipo de trabajo, de tipo convencional, alimentado por energía eléctrica, en una atmósfera potencialmente explosiva y la posible influencia ,en el agravamiento de los riesgos, de la presencia simultánea de varios equipos en un mismo lugar de trabajo; por ejemplo, el añadir una nueva fuente de ruido al ya existente puede suponer un riesgo inadmisible.

El empresario adoptará las medidas necesarias para que aquellos equipos cuya seguridad dependa de sus condiciones de instalación, como pueden ser ascensores y montacargas de obra, algunos tipos de grúas, andamios etc., se sometan a una comprobación inicial tras su instalación y antes de la puesta en marcha por primera vez, y a una nueva comprobación después de cada montaje en un nuevo lugar o emplazamiento para asegurar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los equipos.

Algunos de estos equipos pueden disponer de reglamentación específica para su instalación y comprobación.

Adicionalmente, los equipos que pueden estar sometidos a influencias susceptibles de causar deterioros que pueden generar situaciones peligrosas, como por ejemplo, las tensiones propias de la elevación de cargas en el caso de las grúas y/o los equipos utilizados a la intemperie sometidos a condiciones o agentes ambientales agresivos como, por ejemplo grúas o andamios, deberán estar sujetos a comprobaciones y pruebas periódicas para asegurar su buen estado y remediar a tiempo dichos deterioros.

Igualmente se deberán hacer comprobaciones adicionales cada vez que se produzcan acontecimientos excepcionales como pueden ser transformaciones, accidentes, fenómenos naturales o falta prolongada de uso.

Las comprobaciones deben realizarse por personal competente, estar documentadas y guardarse durante la vida útil del equipo.

Imagen de lista de comprobaciones de las medidas de seguridad

 

Imagen de comprobaciones de las medidas de seguridad insitu

Nombre de la sección

Enlaces de interés

Recursos en internet relacionados con los equipos de trabajo.