null Efectos sobre la salud de los agentes químicos

Efectos sobre la salud de los agentes químicos

Dependiendo de sus características, los agentes químicos presentan diferentes peligros, existiendo tres grandes grupos: peligros físicos, peligros para la salud y peligros para el medio ambiente. A continuación se indican los peligros para la salud, según lo establecido en el Reglamento (CE) Nº 1272/2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas (Reglamento CLP):

Tóxicos agudos:

La toxicidad aguda se refiere a los efectos adversos que se manifiestan tras la administración por vía oral o cutánea de una sola dosis de una sustancia o mezcla, de dosis múltiples administradas a lo largo de 24 horas, o como consecuencia de una exposición por inhalación durante 4 horas.

Existen cuatro categorías de toxicidad basadas en la toxicidad aguda por vía oral, cutánea o por inhalación. La categoría 1 es la más peligrosa y la categoría 4 es la menos peligrosa.

Estas sustancias se identifican a través de las siguientes indicaciones de peligro:

 

Categoría 1

Categoría 2

Categoría 3

Categoría 4

Vía oral

 H300 – Mortal en caso de ingestión

 H301 – Tóxico en caso de ingestión

 H302 – Nocivo en caso de ingestión

 Vía dérmica

 H310 – Mortal en caso de contacto con la piel

 H311 – Tóxico en caso de contacto con la piel

 H312 – Nocivo en caso de contacto con la piel

Vía inhalatoria

 H330 – Mortal en caso de inhalación

 H331 – Tóxico en caso de inhalación

 H332 – Nocivo en caso de inhalación

 

Corrosivos:

Son sustancias que producen la destrucción del tejido cutáneo, esto es, una necrosis visible que atraviese la epidermis y alcance la dermis, en al menos un animal sometido a una exposición de hasta 4 horas. Las reacciones corrosivas se caracterizan por úlceras, sangrado, escaras sangrantes y, tras un período de observación de 14 días, por decoloración debida al blanqueo de la piel, zonas completas de alopecia y cicatrices.

Existen 3 subcategorías:

  • Subcategoría 1A: cuando las respuestas corresponden a una exposición de 3 minutos y un periodo de observación de hasta 1 hora, como máximo.
  • Subcategoría 1B: cuando las respuestas corresponden a una exposición de entre 3 minutos y 1 hora y un periodo de observación de hasta 14 días.
  • Subcategoría 1C: cuando las respuestas corresponden a exposiciones de entre 1 y 4 horas y un periodo de observación de hasta 14 días.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H314: Provoca quemaduras graves en la piel y lesiones oculares graves.

Irritantes:

Son sustancias que producen una lesión reversible de la piel como consecuencia de la aplicación de una sustancia de ensayo durante un período de hasta 4 horas. Existe una única categoría de irritación, denominada Categoría 2, basada en los resultados de ensayos con animales.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H315: Provoca irritación cutánea.

Corrosivos oculares:

Son sustancias que producen una lesión ocular grave, es decir, un daño en los tejidos del ojo o un deterioro físico importante de la visión, como consecuencia de la aplicación de una sustancia de ensayo en la superficie anterior del ojo, no completamente reversible en los 21 días siguientes a la aplicación.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H318: Provoca lesiones oculares graves.

Irritantes oculares:

Son sustancias que producen alteraciones oculares como consecuencia de la aplicación de una sustancia de ensayo en la superficie anterior del ojo, totalmente reversible en los 21 días siguientes a la aplicación.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H319: Provoca irritación ocular grave.

Sensibilizantes respiratorios:

Son sustancias cuya inhalación induce hipersensibilidad de las vías respiratorias. La sensibilización comprende dos fases:

  • Primera fase: inducción de una memoria inmunitaria específica en un individuo por exposición a un alérgeno.
  • Segunda fase: desencadenamiento, es decir, la producción de una respuesta, celular o mediada por anticuerpos, tras la exposición del individuo sensibilizado a un alérgeno.

Por lo general, para la sensibilización se necesitan niveles más bajos para el desencadenamiento que para la inducción.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H334: Puede provocar síntomas de alergia o asma o dificultades respiratorias en caso de inhalación.

Sensibilizantes cutáneos:

Son sustancias que inducen una respuesta alérgica por contacto con la piel. La sensibilización comprende dos fases:

  • Primera fase: inducción de una memoria inmunitaria específica en un individuo por exposición a un alérgeno.
  • Segunda fase: desencadenamiento, es decir, la producción de una respuesta, celular o mediada por anticuerpos, tras la exposición del individuo sensibilizado a un alérgeno.

Por lo general, para la sensibilización se necesitan niveles más bajos para el desencadenamiento que para la inducción.

Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H317: Puede provocar una reacción alérgica en la piel.

Cancerígenos (o carcinógenos):

Son sustancias o mezclas de sustancias que inducen cáncer o aumenta su incidencia. Las sustancias que han inducido tumores benignos y malignos en animales de experimentación, en estudios bien hechos, son consideradas también supuestamente carcinógenos o sospechosos de serlo, a menos que existan pruebas convincentes de que el mecanismo de formación de tumores no sea relevante para el hombre.

Existen 2 categorías:

  • Categoría 1: Son sustancias que pueden provocar cáncer. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H350: Puede provocar cáncer.
  • Categoría 2: Son sustancias susceptibles de provocar cáncer. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H351: Susceptible de provocar cáncer.

Mutágenos:

Una mutación es un cambio permanente en la cantidad o en la estructura del material genético de una célula.

  • Los términos mutagénico y mutágeno designan a aquellos agentes que aumentan la frecuencia de mutación en las poblaciones celulares, en los organismos, o en ambos.
  • Los términos más generales genotóxico y genotoxicidad se refieren a los agentes o procesos que alteran la estructura, el contenido de la información o la segregación del ADN, incluidos aquéllos que originan daño en el ADN, bien por interferir en los procesos normales de replicación, o por alterar esta de forma no fisiológica (temporal). Los resultados de los ensayos de genotoxicidad se suelen tomar como indicadores de efectos mutagénicos.

Existen 2 categorías:

  • Categoría 1: Sustancias de las que se sabe o se considera que inducen mutaciones hereditarias en las células germinales humanas. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H340: Puede provocar defectos genéticos.
  • Categoría 2: Sustancias que son motivo de preocupación porque pueden inducir mutaciones hereditarias en las células germinales humanas. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H341: Se sospecha que provoca defectos genéticos.

Tóxicos para la reproducción:

La toxicidad para la reproducción incluye tres tipos de efectos:

  • Los efectos adversos sobre la función sexual y la fertilidad de hombres y mujeres adultos. Son los efectos producidos por sustancias que interfieren en la función sexual y la fertilidad. Incluyen, fundamentalmente, las alteraciones del aparato reproductor masculino y femenino, los efectos adversos sobre el comienzo de la pubertad, la producción y el transporte de los gametos, el desarrollo normal del ciclo reproductor, el comportamiento sexual, la fertilidad, el parto, los resultados de la gestación, la senescencia reproductora prematura o las modificaciones de otras funciones que dependen de la integridad del aparato reproductor.
  • Los efectos adversos sobre el desarrollo de los descendientes. Incluye cualquier efecto que interfiera en el desarrollo normal del organismo, antes o después del nacimiento, y que sea una consecuencia de la exposición de los padres antes de la concepción o de la exposición de los descendientes durante su desarrollo prenatal o postnatal hasta el momento de la madurez sexual. Por lo tanto, a efectos de clasificación, la toxicidad para el desarrollo se refiere, fundamentalmente, a aquellos efectos adversos inducidos durante el embarazo o que resultan de la exposición de los padres, por lo que está orientada a llamar la atención de las mujeres embarazadas y de los hombres y mujeres en edad reproductora. Estos efectos pueden manifestarse en cualquier momento de la vida del organismo. Los principales signos de la toxicidad para el desarrollo son: la muerte del organismo en desarrollo, las anomalías estructurales, la alteración del crecimiento y las deficiencias funcionales.
  • Los efectos sobre la lactancia. No existe información sobre los efectos adversos que, a través de la lactancia, muchas sustancias pueden originar en los descendientes. No obstante, las sustancias que son absorbidas por las mujeres y cuya interferencia en la lactancia ha sido mostrada o aquellas que pueden estar presentes (incluidos sus metabolitos) en la leche materna, en cantidades suficientes para amenazar la salud de los lactantes, se incluyen dentro de esta categoría de peligro. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H362: Puede perjudicar a los niños alimentados con leche materna.

Existen 2 categorías para los dos primeros efectos descritos:

  • Categoría 1: Sustancias de las que se sabe o se supone que son tóxicos para la reproducción humana. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H360: Puede perjudicar la fertilidad o dañar al feto.
  • Categoría 2: Sustancias de las que se sospecha que son tóxicos para la reproducción humana. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H361: Susceptible de perjudicar la fertilidad o dañar al feto.

Tóxicos específicos en determinados órganos (STOT) por exposición única:

Se entiende por toxicidad específica en determinados órganos (por exposición única) a la toxicidad no letal que se produce en determinados órganos tras una única exposición a una sustancia o mezcla. Se incluyen todos los efectos significativos para la salud que pueden provocar alteraciones funcionales, tanto reversibles como irreversibles, inmediatas y/o retardadas. Puede producirse por cualquier vía, principalmente por vía oral, vía cutánea o vía inhalatoria.

Existen tres categorías:

  • Categoría 1: Son sustancias que provocan daños en determinados órganos. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H370: Provoca daños en los órganos.
  • Categoría 2: Son sustancias que pueden provocar daños en determinados órganos. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H371: Puede provocar daños en los órganos.
  • Categoría 3: Son sustancias que pueden irritar las vías respiratorias (en cuyo caso se identifican por la frase H335: Puede irritar las vías respiratorias) o sustancias que pueden provocar somnolencia o vértigo (en cuyo caso se identifican por la frase H336: Puede provocar somnolencia o vértigo).

Tóxicos específicos en determinados órganos (STOT) por exposiciones repetidas:

Se entiende por toxicidad específica en determinados órganos (por exposiciones repetidas), la toxicidad específica que se produce en determinados órganos tras una exposición repetida a una sustancia o mezcla. Se incluyen los efectos significativos para la salud que pueden provocar alteraciones funcionales, tanto reversibles como irreversibles, inmediatas y/o retardadas. Puede producirse por cualquier vía, principalmente por vía oral, vía cutánea o vía inhalatoria.

Existen dos categorías:

  • Categoría 1: Son sustancias que provocan daños en determinados órganos tras exposiciones prolongadas. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H372: Perjudica a determinados órganos por exposición prolongada o repetida.
  • Categoría 2: Son sustancias que pueden provocar daños en determinados órganos tras exposiciones prolongadas. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H373: Puede perjudicar a determinados órganos por exposición prolongada o repetida.

Peligrosos por aspiración:

Por “aspiración” se entiende la entrada de una sustancia o de una mezcla, líquida o sólida, directamente por la boca o la nariz, o indirectamente por regurgitación, en la tráquea o en las vías respiratorias inferiores. Puede entrañar graves efectos agudos tales como neumonía química, lesiones pulmonares más o menos importantes e incluso la muerte por aspiración. Estas sustancias se identifican a través de la indicación de peligro H304: Puede ser mortal en caso de ingestión y penetración en las vías respiratorias.

Alteradores endocrinos:

Son sustancias exógenas o mezclas de ellas que alteran la función del sistema endocrino y en consecuencia ocasionan efectos adversos para la salud en un organismo intacto, o su progenie, o (sub) poblaciones. Son sustancias respecto de las cuales existen pruebas científicas de que tienen posibles efectos graves para la salud humana o el medio ambiente, y que suscitan un grado de preocupación equivalente al que suscitan las sustancias carcinógenas de categorías 1A o 1B o las sustancias muy persistentes y muy bioacumulables. El efecto adverso causado puede variar dependiendo del momento de la exposición, así como del equilibrio. hormonal de la persona expuesta, que depende de la edad y sexo entre otros factores.