Atrás

Evaluación de la exposición a agentes químicos

Evaluación de la exposición a agentes químicos


2.- EVALUACIÓN DE RIESGOS

La metodología de evaluación de la exposición a agentes químicos está recogida en la Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos presentes en los lugares de trabajo relacionados con los agentes Químicos, basada en el Real Decreto 374/2001 y elaborada por el INSST. El apéndice 4 recoge el “Método de evaluación de la exposición a agentes químicos”. Existen diferentes metodologías y métodos para realizar la evaluación de los agentes químicos en el lugar de trabajo. Todos ellos se pueden englobar en tres grandes grupos: metodologías cualitativas, modelos de estimación y metodologías cualitativas. 

 

2.1.- Metodologías cualitativas

Se han desarrollado con el objetivo de dar cumplimiento a la normativa de seguridad y salud relacionada con la exposición a agentes químicos de la normativa española (Real Decreto 374/2001 sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo). Son métodos destinados a ayudar en la evaluación de riesgos laborales y gestión del riesgo químico, llegando a una estimación del nivel de riesgo y del nivel de control acorde con la prioridad de acción.

 

Los principales métodos cualitativos son:

  • COSHH Essentials: Es un método cualitativo de control banding enfocado a la gestión y control de riesgos, que permite determinar cuál es la medida de control más adecuada a cada operación y de este modo reducir el riesgo de exposición por inhalación a un nivel aceptable. El método lo publicó el Health and Safety Executive (HSE) en 1999. Es aplicable a un rango amplio de procesos y actividades. El INSST ha elaborado un calculador llamado “Exposición a agentes químicos. Evaluación cualitativa” basada en este modelo, asignando valores a cualitativos a tres variables (peligrosidad, cantidad utilizada por operación y capacidad del agente de pasar al ambiente) y categorizando así las situaciones u operaciones en 4 grupos de riesgo potencial creciente. A cada uno de los niveles de riesgo le corresponde un tipo de medidas de prevención, más rigurosas cuanto mayor sea el riesgo potencial. Ello permite abordar el riesgo por exposición a agentes químicos en la empresa de forma global, e incrementar significativamente la actuación preventiva en este ámbitoFichas de Control de Agentes Químicos (FCAQ) traducidas por el INSST.

 

  • Método INRS: Méthologie d’évaliation simplifiée du risque chimique desarrollada por el INRS y el CNPP (ESRC-INRS): La metodología consiste en una manera simplificada de evaluar los riesgos para la salud, la seguridad y el medio ambiente. Una de sus etapas (etapa de jerarquización del riesgo potencial) permite clasificar los agentes químicos peligrosos y también priorizar los grupos de exposición homogéneos que necesitarían una evaluación de riesgos más exhaustiva. A continuación, permite realizar de manera simplificada la evaluación detallada del riesgo por inhalación de los agentes químicos, comenzando por los de mayor riesgo potencial. 

 

 

  • Stoffenmanager®. Es un método desarrollado para la evaluación cualitativa del riesgo de exposición por inhalación durante la manipulación de líquidos (ya sean volátiles o no) y de polvo. Es aplicable a mezclas y a sustancias puras. Tiene diferentes módulos, destacando su módulo “control banding” (para evaluaciones genéricas cualitativas del riesgo por exposición a agentes químicos por vía inhalatoria y dérmica) y su módulo “nano” (para la evaluación cualitativa del riesgo por exposición a nanobjetos manufacturados). El método ha sido desarrollado por el TNO (Netherlands Organization for Applied Scientific Research), Arbo Unie y EY/BECO, con la financiación del Ministerio de Asuntos Sociales y Empleo de Holanda. 

 

  • ILO-International Chemical Control Toolkit. Este método se basa en los principios del COSHH Essentials. Ha sido desarrollado conjuntamente por el HSE (Health and Safety Executive), la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y la IOHA (Asociación Internacional de Higiene Industrial). Está adaptado para ciertas sustancias comunes (acetona, tolueno, hexano). Tiene fichas de control para tareas desarrolladas con pesticidas. En castellano, está el COSHH Essentials sílice, con fichas para la exposición a sílice.

 

  • EMKG-Easy to Use Baua (Alemania). Este modelo también se basa en los principios del COSHH Essentials. Ha sido desarrollado por el BAuA (Federal Institute for Occupational Safety and Health).

 

 

  • Regetox (Bélgica). El método es una mezcla basada en los principios de otros métodos y modelos. Tiene como finalidad ofrecer una estrategia estructurada para evaluar el riesgo químico en las PYMES.

 

  • KjemiRisk (Noruega). Este método se basa en trabajos previos (que también sirvieron de base para el desarrollo del Stoffenmanager®). Está desarrollada en formato Access y parte de la experiencia del sector petroquímico para gestionar el riesgo químico.

 

 

Existen metodologías específicas para exposición por vía dérmica. Las más importantes se explican a continuación:

  • RISKOFDERM-Toolkit: Es un método semicuantitativo para evaluar y gestionar el riesgo de exposición dérmica a productos químicos. Estima el riesgo de exposición dérmica tanto para efectos locales (lesión en la piel o alergias) como sistémicos (daños tras la penetración del agente químico a través de la piel). Es válido sólo para líquidos y sólidos (excluye gases y vapores). Ha sido desarrollado por la Entidad Eurofins. Existe una versión en castellano realizada por el INSST.

 

  • Dream Dermal Exposure Assessment Method: Es un método semicuantitativo para evaluar la exposición dérmica a agentes químicos. También está diseñado para la estimación de la exposición dérmica a agentes biológicos. Es un método válido para sólidos, líquidos, vapores y gases. Ha sido desarrollada por distintos organismos de los Países Bajos.

 

2.2.- Modelos de estimación

Han sido promovidos y desarrollados en mayor medida para dar cumplimiento a los requisitos establecidos en el Reglamento REACH (Reglamento (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos, por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas).

Son modelos que evalúan y caracterizan la exposición sin tener en cuenta la toxicidad o peligro intrínseco. Al utilizarlos, debe conocerse en qué contexto se emplean, pues su enfoque, el usuario al que van destinados (fabricantes principalmente) y la interpretación de los resultados son distintos, así como su diseño estructural.

 

Los principales modelos de estimación son:

  • EASE (Estimation and Assessment of Substance Exposure)
  • MEASE
  • EMKG-EXPO-TOOL
  • ECETOC TRA Targeted Risk Assessment
  • Advanced REACH Tool (ART)
  • RISKOFDERM (modelo)

 

2.3.- Metodologías cuantitativas

Según lo establecido en el Real Decreto 374/2001 sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo, la evaluación de la exposición debe hacerse, con carácter general, midiendo las concentraciones ambientales de dichos agentes químicos en el puesto de trabajo. Ello implica un proceso que incluye:

  • La estrategia de muestreo: número de muestras, tiempo de duración de cada una de ellas, ubicación, momento de muestreo, número de trabajadores a muestrear, número de jornadas y periodicidad del muestreo.
  • La toma de muestras: elección de la instrumentación y parámetros de muestreo adecuados.
  • El análisis químico de las muestras.
  • El tratamiento de los datos y la comparación con los criterios de valoración.
  • Las conclusiones sobre el riesgo por exposición al agente químico.

 

Para la evaluación de la exposición laboral a agentes químicos, es de referencia la norma UNE-EN 689:1996, que expone un sistema general de evaluación y, en sus anexos, varios procedimientos acerca de la estrategia de muestreo.

 

En INSST dispone de un calculador denominado “Exposición a agentes químicos. Evaluación cuantitativa” que pretende ayudar a evaluar el riesgo para la salud derivado de la exposición laboral a contaminantes químicos presentes en el aire en base a los criterios propuestos en la Norma UNE-EN 689 "Atmósferas en el lugar de trabajo. Directrices para la evaluación de la exposición por inhalación de agentes químicos para la comparación con los valores límite y estrategia de la medición". Puede consultarse pinchando aquí:

 

Al ser la vía inhalatoria la forma de entrada más habitual de los agentes químicos en el organismo, el parámetro más significativo para evaluar los riesgos debidos a la exposición de los trabajadores es la determinación de la concentración ambiental del agente.

 

Dependiendo de dónde se coloque el instrumento de medida, las mediciones pueden ser de dos tipos: mediciones personales y mediciones ambientales.

  • Las mediciones personales tienen como objetivo obtener valores de concentración a los que está expuesto el trabajador. El equipo de muestreo se coloca sobre el propio trabajador y se desplaza con él mientras realiza su trabajo. Son equipos portátiles.
  • Las mediciones ambientales tienen como objetivo obtener la concentración en un área concreta del local de trabajo. El equipo de muestreo se mantiene fijo durante todo el tiempo que dura la medición. Son equipos fijos.

 

Para realizar esta evaluación, pueden utilizarse 3 tipos de sistemas: instrumentos de lectura directa, sistemas activos de toma de muestras y sistemas pasivos de tomas de muestras.

  • Instrumentos de lectura directa: Son instrumentos que indican de forma inmediata el resultado de la medición. Se clasifican en:
    • Medidores de gases. Pueden ser:
      • Colorimétricos (hay tubos para muchos contaminantes distintos)
      • Monitores de gases (hay sensores para muy pocos contaminantes)
    • Instrumentos de lectura directa de aerosoles
  • Sistemas activos de toma de muestras: En estos sistemas, la toma de muestras se basa en hacer pasar un volumen conocido de aire contaminado a través de un soporte de retención en el que queda retenido el contaminante presente en el aire. Para hacer pasar ese volumen de aire, se utilizan bombas de muestreo alimentadas por baterías. Estas bombas son colocadas sobre el propio trabajador, permitiendo obtener una muestra del aire que respira la persona, aunque se desplace. Hay 2 tipos de bombas:
    • Bajo caudal: funcionan con caudales inferiores a 0,3 l/min y se utilizan para el muestreo de gases y vapores muestreo personal).
    • Alto caudal: funcionan con caudales de hasta 5 l/min y se utilizan para el muestreo de materia particulada (personal) y para muestreos ambientales.

La elección de un soporte u otro dependerá del contaminante que se desea muestrear, de su estado, del método de toma de muestra y del análisis posterior que se utilice. Los soportes más habituales son: filtros, soluciones absorbentes, soluciones adsorbentes y bolsas inertes.

Finalmente, la muestra se envía a un laboratorio para su análisis, en el que se determina la cantidad de contaminante retenido en la misma. Este dato, junto con el volumen de aire circulado, permitirá calcular la concentración (dividiendo la masa del contaminante entre el volumen muestreado.

  • Sistemas pasivos de toma de muestras: La toma de muestras se realiza colocando el sistema sobre el propio trabajador, y el propio desplazamiento del trabajador hace que vaya entrando el aire contaminado en el sistema de captación (no requiere la utilización de bomba de muestreo).

 

 

Deben reunir unas características mínimas para poderlos usar con fiabilidad. El conocimiento de esta conformidad se logra mediante las pruebas de normalización, realizadas primero en un único laboratorio y posteriormente entre varios laboratorios, siguiendo un protocolo de ensayos determinado. La norma que regula los requisitos generales que debe cumplir un procedimiento de medida de la concentración de agentes químicos en aire es la norma UNE EN 482:2012+A1:2016: “Exposición en el lugar de trabajo. Requisitos generales relativos al funcionamiento de los procedimientos de medida de los agentes químicos”.

 

Las técnicas analíticas que utilizan los métodos para la medida de los contaminantes presentes en los ambientes laborales dependen, fundamentalmente, de la naturaleza del contaminante y, además, de las restantes circunstancias de la medida. Las más comunes son las técnicas basadas en la cromatografía de gases, aplicable principalmente a la determinación de sustancias orgánicas y las técnicas basadas en la absorción atómica, aplicables a la determinación de metales.

 

El objetivo final de determinar la presencia o concentración de un agente químico en el aire es comparar este valor con los valores límite de exposición profesional, recogidos en el documento “Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España”.

 

Para obtener más información sobre los métodos de toma de muestra y análisis, pulse aquí:

 

 

  • Criterios de valoración. Límites de exposición profesional para agentes químicos en españa.vla® / vlb®

 

  • Criterios de valoración

Un criterio de valoración es el valor de una magnitud con la que comparar la realidad para evaluar, de forma objetiva, el riesgo debido a la exposición a un agente químico.

Normalmente, los criterios de valoración toman la forma de valores límites ambientales, que son valores de referencia para las concentraciones de agentes químicos en el aire. Representan condiciones a las que se cree, basándose en los conocimientos actuales, que la mayoría de los trabajadores pueden estar expuestos sin sufrir efectos adversos para la salud.

Las relaciones dosis-efecto y dosis-respuesta son una forma de cuantificar los efectos de los agentes químicos en el organismo y son la base teórica para el establecimiento de los criterios de valoración.

 

  • Documento “Límites de exposición profesional para agentes químicos en España 2018”

Los Límites de Exposición Profesional son valores de referencia para la evaluación y control de los riesgos inherentes a la exposición, principalmente por inhalación, a los agentes químicos presentes en los puestos de trabajo.

 

Se consideran como Límites de Exposición Profesional:

  • Los Valores Límite Ambientales (VLA®) y
  • Los Valores Límite Biológicos (VLB®).

 

El artículo 3 del Real Decreto 374/2001 remite, para la realización de la evaluación y control de la exposición a agentes químicos, a la utilización de:

  • Los Valores Límite Ambientales establecidos en el Real Decreto para el Plomo y sus derivados o en una normativa específica aplicable (amianto, benceno, cloruro de vinilo y polvo de maderas duras).
  • En ausencia de los anteriores, los Valores Límite Ambientales publicados por el INSHT en el documento sobre “Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España”.

Este documento se revisa y actualiza anualmente por el INSST. Los conceptos y valores que recoge son el resultado de una evaluación crítica de los valores límite de exposición profesional establecidos por las entidades más relevantes y prestigiosas en la materia.

Sin embargo, tal y como recoge el propio documento, su principal limitación es que no constituyen una barrera definida de separación entre situaciones seguras y peligrosas, es decir, estos valores no garantizan la protección de todos los trabajadores, al no contemplar la enorme variabilidad individual, ni considera todas las vías de exposición, sólo la respiratoria.

Para tratar de paliar estas limitaciones, el documento alerta de qué agentes químicos son sensibilizantes (dado que para las personas sensibilizadas la única forma de prevenir la respuesta inmune a estos agentes es evitar por completo la exposición) y de qué agentes químicos tienen como principal vía de entrada la vía dérmica.

 

 

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/LEP%20_VALORES%20LIMITE/Valores%20limite/Limites2018/Limites2018.pdf

 

  • Valores Límite Ambientales (VLA®)

Son valores de referencia para las concentraciones de los agentes químicos en aire. Representan condiciones a las que se cree, basándose en los conocimientos actuales, que la mayoría de los trabajadores pueden estar expuestos día tras día, durante toda su vida laboral, sin sufrir efectos adversos para su salud.

Los valores límite ambientales sirven exclusivamente para la evaluación y el control de los riesgos por inhalación de los agentes químicos incluidos en la lista de valores.

Cuando uno de estos agentes se puede absorber por vía cutánea, el agente aparece con la notación “vía dérmica”, advirtiendo que la medición de la concentración ambiental puede no ser suficiente para cuantificar la exposición global y de la necesidad de adoptar medidas para prevenir la absorción cutánea.

Se debe diferenciar entre 2 tipos de valores límites ambientales:

  • Valor Límite Ambiental-Exposición Diaria (VLA-ED): Es el valor de referencia para la exposición diaria (ED), es decir, el valor de referencia para la concentración media del agente químico en la zona de respiración del trabajador, medida o calculada, de forma ponderada con respecto al tiempo, para la jornada laboral real, y referida a una jornada estándar de 8 horas diarias. De esta manera los VLA-ED representan condiciones a las que se cree, basándose en los conocimientos actuales, que la mayoría de los trabajadores pueden estar expuestos 8 horas diarias y 40 horas semanales durante toda su vida laboral, sin sufrir efectos adversos.
  • Valor Límite Ambiental-Exposición Corta (VLA-EC): Es el valor de referencia para la concentración media del agente químico en la zona de respiración del trabajador, medida o calculada, para cualquier período de 15 minutos a lo largo de la jornada laboral, excepto para aquellos agentes químicos para los que se especifique un período de referencia inferior. Para aquellos agentes químicos que tienen efectos agudos reconocidos pero cuyos principales efectos tóxicos son de naturaleza crónica, el VLA-EC constituye un complemento del VLA-ED y, por tanto, la exposición a estos agentes habrá de valorarse con ambos límites. En cambio, los agentes químicos de efectos principalmente agudos tan sólo se les asigna para su valoración un VLA-EC.

 

  • Listado de agentes químicos que se encuentran en la actualidad en estudio para el cambio o incorporación del Valor Límite Ambiental o Valor Límite Biológico en el documento LEP 2019
  • Aluminio
  • Dietanolamina
  • Yodo
  • Yoduros, excepto los especialmente indicados
  • 1,3- butadieno
  • Cloruro de vinilo monómero
  • 1,2- epoxipropano
  • Fibras cerámicas refractarias
  • o- toluidina
  • Acrilamida
  • Bromoetileno

 

  • Aplicación "Límites de exposición profesional"

 

 

 

La aplicación “LEP” contiene los límites de exposición para agentes químicos en España adoptados por el INSST tras de su aprobación por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

La búsqueda de la información se puede realizar por “nº CAS” o por “nombre del agente”, bien de forma completa o introduciendo una parte del mismo.

De una manera rápida, se puede consultar y guardar en formato pdf, la información relativa a los valores límite, tanto ambientales como biológicos, las propuestas de cambio y toda una serie de información adicional, como la documentación toxicológica para el establecimiento de los límites de exposición profesional, las fichas de toma de muestras de los contaminantes químicos en aire y los métodos de toma de muestra y análisis aplicables a cada caso particular. En este mismo apartado, se ofrece un enlace a la base de datos INFOCARQUIM para aquellos agentes cancerígenos y/o mutágenos que tienen establecido un valor límite y un enlace general a la página de inicio de la base de datos GESTIS de métodos analíticos.

Además, permite también, acceder a la legislación y a las guías técnicas relacionadas con la exposición a agentes químicos.

Esta herramienta amplia y facilita el acceso a la información contenida en la publicación, Límites de exposición profesional para agentes químicos, que con carácter anual, publica el INSST. Puede utilizarse en ordenador o descargarse como aplicación para Smartphone o Tablet en los siguientes enlaces:

  • Aplicación “LEP” para ordenador:

 

http://bdlep.INSST.es/LEP/

 

  • Aplicación “LEP” para Smartphone (Android / IOS 2015) o Tablet (Windows)

 

 

 

 

 

 

2.4.- Control biológico de la exposición a agentes químicos

El control biológico es un medio de valoración de la exposición a sustancias químicas que están presentes en el puesto de trabajo, a través de medidas de determinados indicadores biológicos, que puede ser la propia sustancia química, sus metabolitos o un cambio bioquímico característico inducido por la sustancia de un determinado trabajador. La medida puede realizarse en el aire exhalado, en la orina o en la sangre del trabajador. Esta valoración se realiza en un momento determinado (puede ser al final de la jornada laboral, antes de la jornada laboral, al final de la semana laboral, indiferente…).

 

Existen dos tipos de indicador biológico:

  • Indicador biológico de dosis: Es un parámetro que mide la concentración del agente químico o de alguno de sus metabolitos en un medio biológico del trabajador expuesto.
  • Indicador biológico de efecto: Es un parámetro que puede identificar alteraciones bioquímicas reversibles, inducidas de modo característico por el agente químico al que está expuesto el trabajador

 

Los valores de referencia para los indicadores biológicos son los denominados Valores Límite Biológicos (VLB®), que aparecen recogidos en el documento “Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España”, concretamente en la Tabla 3.

 

En numerosas ocasiones, el control biológico es la única manera de valorar la exposición de los trabajadores a una determinada sustancia. Esto sucede en los casos en los que la vía de entrada del agente químico no es la vía inhalatoria, sino la vía dérmica. El control biológico también puede ser una valoración complementaria a la valoración ambiental en situaciones en las que la vía de entrada sí sea la vía inhalatoria, o existan varias vías de entrada al organismo.