¿Cuáles son los factores de riesgo psicosocial?

¿Cuáles son los factores de riesgo psicosocial?


Contenido del trabajo

Este factor tiene que ver tanto con algunos aspectos del diseño de la tarea (la cual define las exigencias de la misma y su forma de ejecución) como con el significado que tiene para quien la realiza, manteniendo ambas cuestiones una relación íntima entre sí.

 

Entre otros, se incluyen como factores de riesgo:

  • Tareas con ciclos cortos, fragmentadas, sin sentido, tareas cortas
  • Trabajo monótono, con falta de variedad, con alta repetitividad
  • Trabajo poco valorado
  • Tareas desagradables, que pueden generar rechazo
  • Desajuste entre exigencias de las tareas y capacidades del trabajador, bien por exceso o por defecto
  • Requerimientos de altos niveles de creatividad
  • Tareas con altas exigencias emocionales
  • Tareas que conllevan trato con público o clientes de los que pueden derivar problemas
  • Tareas que pueden generar riesgo de violencia; trabajos con bienes valiosos, clientes conflictivos, situaciones de aislamiento geográfico,…

 

Carga y ritmo de trabajo (desempeño del trabajo)

Este factor tiene que ver con los aspectos que definen tanto la cantidad de trabajo como los aspectos cualitativos del mismo así como con el ritmo de trabajo y sus condicionantes y con cuestiones como los niveles atencionales requeridos para la ejecución de las tareas.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Carga cuantitativa de trabajo insuficiente o excesiva
  • Ritmos elevados de trabajo
  • Ritmos impuestos no modificables (por tecnología, clientes, automatismos,…)
  • Plazos estrictos de ejecución
  • Niveles elevados y sostenidos de concentración y atención
  • Interrupciones
  • Errores frecuentes
  • Imprevisibilidad de tareas
  • Tiempo inadecuado para el desempeño de tareas
  • Información inadecuada para el desempeño de la tarea (por exceso o defecto, por incompleta o por mal presentada)
  • Multitarea
  • Dificultad o imposibilidad de contar con ayuda de superiores y/o compañeros para resolver problemas
  • Frecuentes cambios de ubicación física, movilidad continua, espacios de trabajo no convencionales
  •  

Tiempo de trabajo

Este factor hace referencia a la dimensión temporal del trabajo, que incluye cuestiones como la cantidad de tiempo trabajado, distribución, descansos entre jornadas y pausas en el trabajo, horarios atípicos, etc. La organización del tiempo de trabajo mantiene una relación directa con ciertos desordenes fisiológicos (por ejemplo, la fatiga o los derivados del trabajo a turnos y nocturno) y puede afectar también áreas de la vida privada del trabajador cuando dificulta la conciliación del tiempo de trabajo con los tiempos de la organización familiar y social.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Trabajo en horario nocturno
  • Trabajo a turnos
  • Jornadas muy largas
  • Jornadas con horarios impredecibles o irregulares
  • Falta de flexibilidad horaria
  • Descansos inadecuados
  • Exceso de horas de trabajo
  • Trabajo en fines de semana
  • Confusión entre tiempo de ocio y tiempo de trabajo por conexión o disponibilidad permanente
  • Dificultades para compatibilizar vida laboral con la familiar y social

 

Participación y control

Este factor hace alusión a la capacidad y posibilidad que el trabajador tiene para participar en la toma de decisiones sobre distintos aspectos del desempeño y organización del trabajo de forma que pueda ejercer sobre ellos un cierto grado de control y autonomía.

La autonomía en la toma de decisiones y el control son cuestiones muy importantes en el diseño de tareas y organización del trabajo. Las experiencias de bajo control en el trabajo (baja autonomía de decisión) se han asociado en muchas ocasiones con experiencias de ansiedad, depresión, estrés y otros daños.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Escasa participación o falta de la misma en la toma de decisiones sobre cuestiones como las tareas a realizar, su orden, distribución de las mismas, procedimiento, resolución de incidencias, …
  • Baja capacidad de control sobre la carga de trabajo, método de trabajo, etc.
  • Baja capacidad de control sobre el ritmo de trabajo.
  • Baja capacidad de control sobre aspectos del tiempo de trabajo; turnos, descansos, días libres, vacaciones, etc.
  • Bajo control sobre la tecnología
  • Inexistencia o medios de comunicación inadecuados.

 

Desempeño de rol

Este factor engloba todas aquellas cuestiones relacionadas con la definición de funciones, responsabilidades, objetivos de los puestos de trabajo así como las  relaciones funcionales con otras unidades de la organización, es decir, con la definición de cometidos de cada puesto.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Definición inexistente o deficiente de objetivos, funciones, procedimientos, tiempos asignados, criterios de calidad esperados,…
  • Situaciones de conflicto de rol derivadas de demandas incongruentes, contradictorias o incompatibles entre sí o con ciertos procedimientos
  • Sobrecarga o infracarga de rol; sobrecarga o insuficiencia de funciones, asignación de funciones y responsabilidades añadidas que no se corresponden al puesto
  • Responsabilidad sobre otras personas

 

Desarrollo profesional

Este factor recoge aquellas cuestiones que afectan a la posición de un trabajador respecto a su organización en términos de pertenencia a la misma, crecimiento, oportunidades dentro de la misma y también a la consideración de equidad entre lo que el trabajador aporta y lo que recibe de su organización. Cuestiones como la ausencia de desarrollo profesional, inseguridad contractual o  inadecuado equilibrio entre lo aportado por el trabajador y la compensación que por ello obtiene son fuentes importantes de estrés.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Sistemas inexistentes, inadecuados, poco claros de promoción
  • Sobrepromoción o infrapromoción
  • Estancamiento de la carrera profesional
  • Inseguridad contractual
  • Pobre remuneración
  • Escasa valoración social del trabajo
  • Inadecuación o inexistencia de formación
  • Desequilibrio entre esfuerzo aportado por el trabajador y recompensas obtenidas
  • Falta de reconocimiento e interés por el trabajador

 

Relaciones interpersonales/apoyo social

Este factor se refiere a aquellos aspectos de las condiciones de trabajo que se derivan de las relaciones que se establecen entre las personas en el entorno laboral. El concepto de “apoyo social” como moderador del estrés se deriva de forma directa de estas relaciones. Las relaciones interpersonales pueden proyectarse dentro de la organización (entre compañeros, con mandos o subordinados) o hacia afuera (clientes, proveedores) y pueden ser origen de situaciones conflictivas de distinta naturaleza.

 

Entre otros, quedarían incluidos en este factor como factores de riesgo:

  • Inexistente o inadecuado apoyo social entre el personal de la empresa
  • Relaciones interpersonales malas o de poca calidad
  • Relaciones personales inexistentes (aislamiento)
  • Exposición a conflictos interpersonales, situaciones de violencia, discriminación o conductas inadecuadas.
  • Inadecuada gestión de las situaciones de conflicto por parte de la empresa.

 

Equipos de trabajo y exposición a otros riesgos

La interacción entre el trabajador y los equipos, máquinas, herramientas, software que se utilizan para el desempeño de las tareas pueden generar ciertos problemas si se producen algunos desajustes en el uso o funcionamiento de los mismos. Este factor engloba aquellas cuestiones que tienen que ver con el diseño de equipos, su funcionamiento, sus exigencias sobre el trabajador, etc. El desempeño del trabajo en condiciones de entorno físico inadecuado puede ser en sí mismo estresante. Igualmente ocurre con el hecho de ejercer trabajos peligrosos o trabajar con equipos o materiales que en sí mismo son nocivos.

 

Entre otros, quedarían incluidos como factores de riesgo:

  • Equipos de trabajo, herramientas, tecnologías inadecuadas para las tareas a realizar
  • Escasez, ausencia de equipos, herramientas, tecnología
  • Exceso de equipos, herramientas, tecnología
  • Equipos, herramientas, tecnología que funcionan mal, tienen muchas averías o contratiempos,
  • Equipos, herramientas, tecnología mal mantenidos
  • Equipos, herramientas, tecnología mal diseñados
  • Softwares muy complejos, inapropiados o no ergonómicos
  • Equipos que requieren un permanente aprendizaje
  • Equipos de trabajo que generan alta dependencia de los mismos (nuevas tecnologías de la información y la comunicación).
  • Equipos de trabajo que impiden la desconexión del trabajador fuera del horario laboral
  • Equipos de trabajo que impiden al trabajador control sobre los mismos
  • Entornos físicos adversos o desfavorables (ruido, iluminación, temperatura, vibraciones…)
  • Trabajos con sustancias peligrosas
  • Exposición a riesgos físicos

Información importante sobre cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando se considera que acepta su uso. Para más información consulte nuestra política de cookies