null ¿Cómo se evalúan los riesgos debidos a agentes físicos?

¿Cómo se evalúan los riesgos debidos a agentes físicos?

La evaluación de riesgos ocasionados por agentes físicos va a tener unas peculiaridades diferentes dependiendo del agente que origine dicho riesgo. No obstante, los agentes físicos tienen la característica común de contar con magnitudes medibles y que se pueden cuantificar con mayor o menor dificultad.

Por ejemplo, el nivel de ruido se mide en decibelios y existen aparatos destinados a medirlo. También existen aparatos para medir la intensidad de las vibraciones, la temperatura, la dosis de radiación o la intensidad de radiación visible o infrarroja, etc.

Esta característica de los agentes físicos va a determinar la forma habitual de evaluar los riesgos pero siempre teniendo en cuenta los principios comunes a todas las evaluaciones de riesgos donde primero se deben identificar los riesgos, después tratar de eliminarlos, posteriormente evaluar los que no se han podido evitar y en función del resultado de la evaluación se habrán de proponer una serie de medidas de prevención y protección para minimizar sus consecuencias para volver a iniciar después el proceso (ciclo de mejora continua).

Todos los agentes físicos cuentan con normativa de protección de la seguridad y salud de los trabajadores de carácter laboral o sanitario, esta última sólo en el caso de las radiaciones ionizantes. En los reales decretos para cada agente se especifican los valores límite de exposición, de dosis en el caso de las radiaciones ionizantes, y las peculiaridades que ha de cumplir la evaluación de riesgos.