8 Resultados
Obligaciones del empresario

El capítulo II del RD 396/2006 establece las obligaciones del empresario en relación con los trabajos con materiales con amianto o en su proximidad.

En cualquier caso, según establece el Real Decreto, los materiales con amianto deben estar identificados y documentados para poder gestionarlos adecuadamente y, si es necesaria su manipulación, aplicar lo establecido en dicho reglamento.

Entre otras exigencias, se debe realizar una evaluación de los riesgos debidos a la ejecución del trabajo con amianto o en sus proximidades que será la base para establecer el procedimiento de trabajo más adecuado que minimice la exposición de los trabajadores y de terceras personas. Ambos documentos deberán incluirse en el Plan de Trabajo que se presente a la Autoridad Laboral para su aprobación.

Además, y en el marco de la coordinación de actividades empresariales, la información sobre los materiales que contienen o pueden contener amianto y los procedimientos de trabajo a realizar, debe ser proporcionada por el empresario a otras empresas que puedan verse afectadas.

Formación e información para trabajadores

Los trabajadores que estén o puedan estar expuestos a fibras de amianto deben recibir, de forma periódica, una formación específica que les permita adquirir los conocimientos y competencias necesarios en materia de prevención y seguridad en los trabajos con amianto, tal y como se indica en el artículo 13 del R.D. 396/2006. Esta formación será teórica y práctica, incluyendo entre otros aspectos:

  • Efectos sobre la salud y vigilancia de la salud.
  • Procedimientos de trabajo adecuados al trabajo a realizar.
  • Medidas preventivas a adoptar.
  • EPI a utilizar dependiendo del tipo de trabajo.
  • Etc.

A este respecto, entendiéndose como una guía de contenidos, itinerarios formativos y tiempos mínimos para adquirir dichas competencias, el INSST ha publicado el documento Formación y entrenamiento de los trabajadores con riesgo de exposición al amianto.

Además, deben recibir información sobre los resultados de las evaluaciones, controles realizados y vigilancia de la salud, así como el Plan de Trabajo a través de sus representantes (véase artículo 14).

Vigilancia para la salud

El artículo 16 del R.D. 396/2006 establece que el empresario garantizará una vigilancia adecuada y específica de la salud de los trabajadores expuestos a amianto. El Protocolo de Vigilancia Sanitaria Específica de Amianto se aplica tanto a trabajadores expuestos como a trabajadores post-expuestos, siendo estos últimos, personas que por cualquier circunstancia no trabajan actualmente con amianto pero sí lo han hecho en el pasado (jubilación, cambio de empresa o cambio de tareas dentro de la empresa).