8 Resultados
¿Qué medidas tengo que aplicar para trabajar con amianto?

Cualquier trabajo que se realice con materiales con amianto o en sus proximidades, puede dar lugar a una exposición a fibras de amianto, por lo que siempre es necesario adoptar medidas preventivas. Éstas deben ser proporcionales al riesgo según el trabajo a realizar.

El R.D. 396/2006 establece que los trabajos con amianto se ejecutarán por una empresa especializada inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, RERA (artículo 17), y conforme a un plan de trabajo (artículo 11) presentado y aprobado previamente por la Autoridad Laboral (artículo 12), de forma que la exposición de los trabajadores quede reducida al mínimo (artículo 6) y, en cualquier caso, por debajo del valor límite (artículo 4), mediante la aplicación de medidas preventivas y de protección adecuadas y proporcionales al riesgo existente en base a los resultados de la evaluación de riesgos (artículo 5), así como asegurándose de que no existe riesgo para otras personas, tanto durante la ejecución de los trabajos como una vez finalizadas las obras de retirada (artículo 11.1b), verificando la conformidad tras la limpieza final y descontaminación de la zona de trabajo. El Apéndice 4 de la Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición al amianto proporciona pautas para desarrollar los trabajos de forma segura.

Asimismo, tal y como se desprende del artículo 10.2 del mencionado reglamento, los materiales que contienen o pueden contener amianto deben estar identificados, documentados adecuadamente (por ejemplo, a través de planos de construcción) y debidamente etiquetados. Además, en cumplimiento de las obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales, el empresario debe proporcionar información sobre dichos materiales y sus riesgos cuando contrate la realización de trabajos a otras empresas en su centro de trabajo.

Indicar también que cuando un material con amianto ha alcanzado el final de su vida útil, habrá que retirarlo conforme a un Plan de Trabajo y gestionarlo como residuo peligroso.

Legislación aplicable

La normativa básica de aplicación en España para la protección de la salud de los trabajadores relacionados con la exposición al amianto durante el trabajo es el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto. La Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición al amianto proporciona criterios y recomendaciones para facilitar la aplicación del Real Decreto.

Debe tenerse en cuenta que este reglamento se encuadra en la normativa general sobre seguridad y salud en el trabajo, constituida principalmente por la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y por el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

A los trabajos con amianto también les son de aplicación las disposiciones del RD 665/97 y , de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo y el RD 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo. Como en el caso del R.D. 396/2006, las Guías técnicas para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos o mutágenos durante el trabajo y para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con agentes químicos, respectivamente, recogen criterios no vinculantes para su aplicación pero de gran utilidad para que los trabajos se realicen de forma segura.

Debe, asimismo, ser considerada otra normativa relacionada, por ejemplo, con las obligaciones de coordinación de actividades empresariales (Real Decreto 171/2004) o con la gestión y eliminación de residuos peligrosos (Ley 22/2011).

 Imagen representativa de la coordinación en la actividad obrera
Obligaciones del empresario

El capítulo II del RD 396/2006 establece las obligaciones del empresario en relación con los trabajos con materiales con amianto o en su proximidad.

En cualquier caso, según establece el Real Decreto, los materiales con amianto deben estar identificados y documentados para poder gestionarlos adecuadamente y, si es necesaria su manipulación, aplicar lo establecido en dicho reglamento.

Entre otras exigencias, se debe realizar una evaluación de los riesgos debidos a la ejecución del trabajo con amianto o en sus proximidades que será la base para establecer el procedimiento de trabajo más adecuado que minimice la exposición de los trabajadores y de terceras personas. Ambos documentos deberán incluirse en el Plan de Trabajo que se presente a la Autoridad Laboral para su aprobación.

Además, y en el marco de la coordinación de actividades empresariales, la información sobre los materiales que contienen o pueden contener amianto y los procedimientos de trabajo a realizar, debe ser proporcionada por el empresario a otras empresas que puedan verse afectadas.