Coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 (SARS-CoV-2)

El coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 o SARS-CoV-2 pertenece a la familia Coronaviridae, género Betacoronarivus. Se trata de un virus de ARN monocatenario lineal de polaridad positiva, de unos 100-160 nanómetros (nm) de diámetro, con forma esférica y una envuelta lipídica de la que emergen unas espículas en forma de maza de unos 20 nm de tamaño, que le dan un aspecto de corona solar. 

Los estudios filogenéticos muestran que está estrechamente relacionado con el virus del síndrome respiratorio agudo (SARS-CoV) y con el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Los coronavirus infectan a muchos animales. En la actualidad, se conocen siete coronavirus que infectan a humanos: CoVh-229E, CoVh-OC43, CoVh-NL63, CoVh-HKU1, SARS-CoV, SARS-CoV-2 y MERS-CoV.

Reservorio

Actualmente se cree que procede del murciélago y que ha cruzado la barrera de las especies para infectar a humanos a través de un huésped intermediario, que se desconoce por el momento (14).

Hospedadores

Humanos, animales domésticos (gatos, perros) y salvajes (tigres, leones, visones, hurones, etc.) (4).

Dosis Infectiva Mínima (DIM)

Se desconoce en la actualidad, pero se ha demostrado la ausencia de virus infectivo, es decir, la ausencia de crecimiento del virus en cultivos, con cargas virales inferiores a 105 copias por torunda (14).

Supervivencia ambiental

A temperatura de 21-23 ºC y con un 40 % de humedad relativa, se mantiene viable en superficies de cobre, cartón, acero inoxidable y plástico durante 4, 24, 48 y 72 horas, respectivamente. En un estudio realizado a 22 ºC y 60 % de humedad, el virus  se deja de detectar después de 3 horas, sobre superficie de papel (papel de imprimir o pañuelo de papel); al cabo de 1 o 2 días, cuando lo aplican sobre madera, ropa o vidrio y; después de 4 días, cuando se aplica sobre acero inoxidable, plástico, billetes de dinero y mascarillas quirúrgicas (3) (14).

Según un estudio reciente el virus a temperaturas frías (menos de 20 °C) puede sobrevivir en distintas superficies durante más tiempo, su viabilidad va disminuyendo a medida que se aumenta la temperatura. Además, su supervivencia es menor en superficies porosas. El estudio concluye que en condiciones de 20 ºC y 50 % de humedad relativa el virus puede sobrevivir hasta 28 días en superficies no porosas (acero inoxidable, vidrio, papel y billetes) (3). En otro estudio se concluye que el virus es estable a 37 ºC al menos durante 24 horas.

En condiciones experimentales, se ha demostrado la viabilidad de SARS-CoV-2 durante 3 horas en aerosoles en un espacio cerrado, con una semivida media de 1,1 horas. Del mismo modo, se ha podido detectar el virus en algunas muestras de aire en dos hospitales de Wuhan, a diferentes concentraciones. Aunque la mayoría de las muestras fueron negativas o el virus se detectó en concentraciones muy bajas. Se desconoce el significado de estos hallazgos y si la cantidad detectada puede ser infectiva (14).

Además, es muy estable en medio líquido a 4 ºC. Sin embargo, su supervivencia disminuye a temperaturas superiores a 30 ºC (3).

En relación con el pH, en condiciones experimentales, se mantiene estable prácticamente sin modificaciones durante 60 minutos en un intervalo de pH entre 3-10 (14).

Formas de resistencia

No presenta formas de resistencia.

Mecanismo de propagación y transmisión

La transmisión entres personas se produce principalmente por inhalación de gotas y aerosoles, expulsados por una persona infectada al hablar, toser, estornudar, etc. (9) (14).

También se puede producir por contacto de las mucosas con las gotas de las secreciones respiratorias de personas infectadas, manos, objetos o superficies contaminadas.

En cuanto a la transmisión fecal-oral, en principio, se sospecha debido a que se ha detectado el genoma y el virus infectivo en las heces y orina de personas enfermas, pero las manifestaciones clínicas gastrointestinales son poco frecuentes en los pacientes infectados, por lo que este mecanismo de transmisión, en caso de producirse, no sería muy habitual (14).

Actualmente, en función de la evidencia existente, se considera que la transmisión de la infección ocurre, principalmente, desde los 2-3 días antes de la aparición de los síntomas, hasta los 7-8 días después. Esta transmisión es más intensa y duradera en los casos graves (14).

En general, la transmisión es mayor en ambientes cerrados con mucho contacto interpersonal: convivencia familiar, eventos sociales y centros sociosanitarios residenciales.

En relación con la posible transmisión zoonótica, por el momento, se han descrito muy pocos casos de transmisión de los animales al hombre, por lo que parece que el riesgo es bajo. Actualmente los mecanismos de esta transmisión se desconocen. Se sospecha que puede ser por contacto directo con animales infectados, con sus secreciones respiratorias o con material procedente de su aparato digestivo (14).

Hasta la fecha, hay escasa evidencia de transmisión vertical, por lo que se cree que esta vía es posible pero poco probable. En cuanto a la transmisión a través de la leche materna, se ha detectado ARN pero no virus viables, por lo que también se cree que es poco probable (14) (15).

Vías de entrada

Mucosa. Respiratoria (bioaerosoles). Sospechada digestiva.

Distribución geográfica

Mundial.

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)

CNAE 2009 Descripción
M7211 Investigación y desarrollo experimental en biotecnología
M7219 Otra investigación y desarrollo experimental en ciencias naturales y técnicas
O8424 Orden público y seguridad
O8425 Protección civil
Q8610 Actividades hospitalarias
Q8621 Actividades de medicina general
Q8622 Actividades de medicina especializada
Q8623 Actividades odontológicas
Q8690 Otras actividades sanitarias
Q8710 Asistencia en establecimientos residenciales con cuidados sanitarios
Q8720 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia
Q8731 Asistencia en establecimientos residenciales para personas mayores
Q8732 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad física
Q8790 Otras actividades de asistencia en establecimientos residenciales
Q8811 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas mayores
Q8812 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas con discapacidad
S9602 Peluquería y otros tratamientos de belleza
S9603 Pompas fúnebres y actividades relacionadas

Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)

CNO 2011 Descripción
2111 Médicos de familia
2112 Otros médicos especialistas
2121 Enfermeros no especializados
2122 Enfermeros especializados (excepto matronos)
2151 Odontólogos y estomatólogos
3313 Técnicos en anatomía patológica y citología
3314 Técnicos en laboratorio de diagnóstico clínico
3321 Técnicos superiores en higiene bucodental
5611 Auxiliares de enfermería hospitalaria
5612 Auxiliares de enfermería de atención primaria
5710 Trabajadores de los cuidados personales a domicilio
5811 Peluqueros
5812 Especialistas en tratamientos de estética, bienestar y afines
5892 Empleados de pompas fúnebres y embalsamadores
5910 Guardias civiles
5921 Policías nacionales
5922 Policías autonómicos
5923 Policías locales

Grupo de riesgo

Infección

COVID-19: es una enfermedad respiratoria que puede cursar con cuadros leves o moderados, con cuadros graves con necesidad de ingreso hospitalario y, a veces, cuidados intensivos e incluso puede producir la muerte. Pero también, en algunas personas, puede cursar de forma asintomática. 

Los síntomas o manifestaciones clínicas aparecen tras un periodo de incubación mediano de 5-6 días (rango de 2-14 días). En la mayoría de los casos sintomáticos aparecen a los 11,5 días tras la exposición, varían en severidad y suelen ser: fiebre, tos, dolor de garganta, astenia, disnea, mialgia o artralgia, cefalea, náuseas o vómitos, diarrea, hemoptisis, congestión conjuntival, y en los casos más graves: neumonía grave, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis y shock séptico, todo lo cual puede conducir a la muerte (8) (14).

Se han descrito otros síntomas relacionados con distintos órganos y sistemas como síntomas neurológicos (mareo, alteración del nivel de conciencia, accidente cerebrovascular, ataxia, epilepsia y neuralgia), oftalmológicos (ojo seco, visión borrosa, sensación de cuerpo extraño y congestión conjuntival), otorrinolaringológicos (obstrucción nasal, hiposmia-anosmia e hipogeusia-disgeusia), cardiacos, dermatológicos (erupciones tipo rash, erupciones urticarianas vesiculosas), hematológicos (fenómenos trombóticos, sangrados), etc. (14).

También hay un porcentaje de personas que describen síntomas prolongados y recurrentes durante meses, aunque, de momento, no hay cohortes de casos que describan claramente la evolución de la enfermedad (14).

La gravedad de la enfermedad depende de diferentes factores, entre ellos, los relacionados con las características de la persona infectada. La mayoría de los casos identificados presentan un cuadro leve. Las manifestaciones clínicas más graves se suelen producir en pacientes mayores o que presentaban enfermedades subyacentes como hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, insuficiencia renal crónica, inmunodepresión, enfermedad hepática crónica, cáncer, obesidad, etc. (8) (14).

Efectos alérgicos (Ver Anexo II RD 664/1997 ) / (Ver Allergen )

No se han descrito

Efectos tóxicos

No se han descrito

Efectos cancerígenos (Ver International Agency for Research On Cancer - IARC )

No se han descrito

Efectos en la maternidad

Los estudios actualmente disponibles indican que las mujeres embarazadas no son más susceptibles de infectarse que el resto de personas de su mismo rango de edad. Sin embargo, sí se considera que el embarazo constituye una situación de mayor riesgo, por lo que son consideradas grupo de riesgo (8) (13) (15)

Los estudios disponibles sugieren mayor riesgo de infección grave, con neumonía, mayor necesidad de ingreso en unidad de cuidados intensivos y ventilación mecánica, o incluso de muerte.

También se ha asociado con mayor riesgo de parto prematuro, cesáreas, preeclampsia, sufrimiento fetal, bajo peso al nacer, prematuridad y muerte fetal (1) (14) (15) (25).

Enfermedad

CIE-10 Nombre EDO
U07.1 COVID-19

Desinfectantes

En general los coronavirus que infectan a humanos son sensibles a etanol al 70-90 %; 2-propanol del 70-100 %; hipoclorito de sodio del 0,1-0,5 %; peróxido de hidrogeno > 0,5 %; glutaraldehído al 2 %, povidona yodada al 7,5 %, cloroxilenol al 0,02 %, clorhexicina al 0,05 % y cloruro de benzalconio al 0,1 % (3) (22) (23).

Información de los virucidas autorizados en España está disponible en el siguiente enlace.

Inactivación física

Por calor a 56 °C en 10 minutos, a 70 ºC o 80 ºC en 1 minuto y con luz UV (2) (14).

Antimicrobianos

Actualmente no se dispone de tratamiento específico. Información sobre los distintos medicamentos en estudio se puede encontrar en Tratamientos disponibles para el manejo de la infección respiratoria por SAR-CoV-2 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (7).

Vacunación

Existen diversas vacunas contra el SARS-CoV-2 recomendadas a toda la población adulta y población infantil (entre 5 y 11 años).

No existe contraindicación de las vacunas de ARNm durante el embarazo (13).

Medidas preventivas generales

Vacunación.

Debido a que el virus es muy contagioso, es recomendable que los trabajadores con infección activa sean separados del trabajo hasta la finalización de su periodo contagioso, y es obligatorio en caso de trabajadores de ámbitos vulnerables o que presten apoyos y cuidados a personas vulnerables durante los cinco primeros días desde el inicio de los síntomas o el diagnóstico, en caso de trabajadores asintomáticos (13) (18).

Para impedir la propagación de la enfermedad, se recomienda que la persona infectada utilice de manera constante mascarilla y mantenga una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico, en el caso de personas asintomáticas. Se recomienda evitar el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios (13) (18).

Ventilar adecuadamente los locales de trabajo, especialmente los locales de reunión, teniendo en cuenta las recomendaciones de los profesionales en la materia recogidas en el documento Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-CoV-2 del Ministerio de Sanidad (19).

Limpiar y desinfectar habitualmente las superficies, los equipos y las herramientas de uso frecuente (por ejemplo, teléfonos, picaportes, barandillas, botones, inodoro, teclados, etc.) (16).

Evitar el uso compartido de objetos, herramientas o equipos.

Buenas prácticas de higiene y etiqueta respiratoria (taparse la boca al toser o estornudar con pañuelos desechables, eliminarlos en un cubo con tapa y pedal de apertura y realizar higiene de manos inmediatamente después y evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca): lavado de manos con agua y jabón o desinfectantes de tipo alcohólico al comenzar y finalizar la jornada laboral, después de quitarse los guantes y tras el contacto con pacientes, materiales o superficies contaminadas. Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca. Evitar la exposición de heridas abiertas, cubriéndolas con apósitos estériles e impermeables.  No comer, beber o fumar en el lugar de trabajo. Utilizar ropa de trabajo y equipos de protección individual adecuados.

Precauciones en centros sanitarios

En el ámbito sanitario, en la atención de pacientes con sospecha o confirmación de la COVID-19, se deberán adoptar las precauciones estándar, las precauciones de transmisión por contacto, por gota y las precauciones de transmisión aérea cuando se realicen procedimientos que puedan generar bioaerosoles (24).

EPI

Protección respiratoria: mascarillas autofiltrantes tipo FFP2, preferiblemente FFP3 para operaciones en las que se generen bioaerosoles. En los procedimientos o técnicas que no generen bioaerosoles se puede utilizar mascarilla quirúrgica resistente a salpicaduras (tipo IIR), certificada según UNE-EN 14683 (la mascarilla quirúrgica no está certificada como EPI). 

Protección de las manos: guantes de protección frente a microorganismos para manipular especímenes o materiales que pueden estar contaminados.

Protección ocular o facial: gafa de protección de montura universal en caso de riesgo de contacto accidental mano/guante contaminado-ojo, o pantalla de protección facial (símbolo de marcado en montura 3) en caso de riesgo de exposición a salpicaduras, o gafa de protección de montura integral con hermeticidad frente a partículas (símbolo de marcado en montura 4 o 5), en caso de riesgo de exposición a bioaerosoles.

Seguridad en laboratorio

Nivel de contención: 3/2

Los principales riesgos son la exposición de las mucosas (ocular, nasal o bucal) a gotitas o salpicaduras, el contacto mucoso con manos o superficies contaminadas y la inhalación de bioaerosoles.

Las muestras o especímenes más peligrosos son: secreciones del tracto respiratorio superior e inferior (esputo, saliva, secreciones nasales y orofaríngeas) heces y orina. 

Se requieren las prácticas y la contención de un nivel 3 de bioseguridad cuando se trabaje con muestras que pueden contener el virus vivo, por ejemplo, trabajos con propagación del virus para análisis microbiológicos, aislamientos y cultivos del virus y trabajos con animales inoculados (23).

Se requiere la contención de un nivel 2 de bioseguridad para trabajos no propagativos del virus en laboratorios de diagnóstico, por ejemplo, pruebas de análisis microscópicos de frotis, PCR, ELISA con virus inactivados o con fragmentos del virus (23).

Todas las manipulaciones, técnicas o procedimientos con muestras potencialmente infecciosas se realizarán dentro de una cabina de seguridad biológica o elemento de contención adecuado; se debe evitar o reducir al mínimo el empleo de material cortante o punzante y se deben seguir unas correctas prácticas de higiene: lavado de manos, uso de EPI y ropa de trabajo o de protección. Además, se deben descontaminar los residuos antes de su eliminación.

  1. Asma Khalila,b, Erkan Kalafata, Can Benlioglua, Pat O’Briend, Edward Morrisd, Tim Draycottd, Shakila Thangaratinamh, Kirsty Le Doarei, Paul Heathi, Shamez Ladhanij, Peter von Dadelszenl, Laura A. Mageel. SARS-CoV-2 infection in pregnancy: A systematic review and metaanalysis of clinical features and pregnancy outcomes. 2020. DOI: http://doi.org/10.1016/j.eclinm.2020.100446
  2. C. Silke Heilingloh PhD, U. Wilhelm Aufderhorst et al. Susceptibility of SARS-CoV-2 to UV irradiation. American Journal of Infection Control. 2020: 48(10):1273-1275. https://doi.org/10.1016/j.ajic.2020.07.0
  3. G.Kampf, D. Todt, S. Pfaender and E. Steinmann. E. Persistence of coronaviruses on inanimate surfaces and their inactivation with biocidalagents. J Hosp Infect. 2020;104 (3):246‐251. doi: 10.1016/j.jhin.2020.01.022.
  4. Md. Golzar Hossain, Aneela Javed, Sharmin Akter, Sukumar Saha, SARS-CoV-2 host diversity: An update of natural infections and experimental evidence, Journal of Microbiology, Immunology and Infection, Volume 54, Issue 2, 2021, Pages 175-181, ISSN 1684-1182, https://doi.org/10.1016/j.jmii.2020.06.006
  5. S. Riddell, S. Goldie, S., A. Hill et al. The effect of temperature on persistence of SARS-CoV-2 on common surfaces. Virology Journal. 2020; 17 (145).
  6. Van Doremalen, T. Bushmaker, DH. Morris et al. Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. N Engl J Med 2020; 382 (16):1564-1567. doi: 10.1056/NEJMc2004973. Epub 2020 Mar 17. PMID: 32182409; PMCID: PMC7121658
  7. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Tratamientos disponibles para el manejo de la infección respiratoria por SARS-CoV2.
  8. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). COVID-19. 2022.
  9. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). COVID-19. Scientific Brief: SARS-CoV-2 Transmission. 2021.
  10. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Interim Infection Prevention and Control Recommendations for Healthcare Personnel During the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Pandemic. Feb. 2022.
  11. European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC). Q & A on COVID-19. 24 de abril de 2020.
  12. Ministerio de Sanidad. Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID‐19. 25 de septiembre de 2020.
  13. Ministerio de Sanidad. Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España. 8 de febrero de 2022.
  14. Ministerio de Sanidad. Información científica-técnica. Enfermedad por coronavirus, COVID-19. Actualización, 15 de enero de 2021.
  15. Ministerio Sanidad. Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19. Versión de 17 de junio de 2020
  16. Ministerio Sanidad. Medidas higiénicas para la prevención de contagios del COVID-19. Versión 6 de abril de 2020.
  17. Ministerio Sanidad. Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19. 13 de julio de 2020.
  18. Ministerio Sanidad. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2. 5 de mayo de 2022.
  19. Ministerio de Sanidad. Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-CoV-2. 30 de julio de 2020.
  20. Ministerio de Sanidad. Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad en el contexto del COVID-19. 10 de junio de 2020.
  21. Organización Mundial de la Salud. Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19). Julio 2020.
  22. Organización Mundial de la Salud. Cleaning and disinfection of environmental surfaces in the context of COVID-19: Interim guidance. 15 de mayo de 2020.
  23. Organización Mundial de la Salud. Orientaciones de bioseguridad en el laboratorio relacionadas con la COVID-19. Orientaciones provisionales. 28 de enero de 2021.
  24. Servicio Riojano de Salud. Precauciones de aislamiento en centros sanitarios. 2008.
  25. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, S.E.G.O. Recomendaciones para la prevención de la infección y el control de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la paciente obstétrica. Julio 2020.