Efectos para la salud

Cuando se inhalan fibras de amianto, éstas pueden alojarse en los pulmones o traspasar las membranas y alcanzar y depositarse en otras partes de cuerpo, causando graves enfermedades como la asbestosis, cánceres de pulmón o de laringe y los mesoteliomas.


Imagen. Placa de tórax con cáncer de pulmón

Las enfermedades profesionales causadas por el amianto tienen en común la gravedad y el largo período de latencia (algunas de ellas de hasta 40 años), por lo que los efectos a la salud de la exposición al amianto pueden ocurrir años después del inicio de la exposición.

Las enfermedades profesionales causadas por el amianto se encuentran recogidas en el R .D. 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro:

  • Asbestosis (fibrosis pulmonar).
  • Neoplasia maligna de bronquio y pulmón.
  • Mesotelioma de pleura y peritoneo.
  • Enfermedades pleurales: placas pleurales, fibrosis difusa, derrame benigno.
  • Cáncer de laringe.

Además, hay que destacar el efecto sinérgico que produce el tabaco, aumentando la probabilidad de sufrir estas enfermedades, en algunos casos hasta el 50%.