Atrás

Control de la exposición a agentes químicos

Control de la exposición a agentes químicos


 

TÉCNICAS DE CONTROL DE EXPOSICIONES

Nivel de prioridad

Objetivo

Acción sobre

 

 

Agente químico

Proceso / Instalación

Local de trabajo /Ambiente de trabajo

Método de trabajo

Eliminación del riesgo

Sustitución total

Sustitución del proceso

Utilización de equipos intrínsecamente seguros

 

Automatización

Robotización

Control remoto

Reducción o control del riesgo

Sustitución parcial

Cambio de presentación (forma o estado físico)

Proceso cerrado

Cabinas de guantes

Aumento de la distancia

Mantenimiento preventivo

Extracción localizada

Equipos con extracción local incorporada

Cubetos de retención

Orden y limpieza

Segregación de departamentos sucios

Ventilación por dilución

Duchas de aire

Cortinas de aire

Cabinas para los trabajadores

Drenajes

Control de focos de ignición

Buenas prácticas de trabajo

Supervisión

Horarios reducidos

Protección del trabajador

 

 

 

EPI de protección respiratoria, dérmica, ocular y de la piel

Tabla. Prioridad en la elección de medidas preventivas.

 

La implantación de cualquiera de estas técnicas requiere, normalmente, la colaboración de especialistas de ramas muy diversas y procedimientos de trabajo que pueden ser complejos.

 

Todas estas técnicas de control o medidas preventivas pueden agruparse en tres grandes grupos:

  • Sustitución
  • Reducción del riesgo al mínimo 

                    - Aislar el agente

                    - Medidas de protección colectiva

                                   - La ventilación general

                                   - La extracción localizada.

                    - Medidas de protección individual

SUSTITUCION

El R.D. 374/2001 establece que el empresario garantizará la eliminación o reducción al mínimo del riesgo que entrañe un agente químico. Para ello, deberá (preferentemente) evitar el uso de dicho agente, sustituyéndolo por otro o por un proceso químico que no sea peligroso o que lo sea en menor grado.

 

La sustitución está recogida en la Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos presentes en los lugares de trabajo relacionados con los agentes Químicos, basada en el Real Decreto 374/2001 y elaborada por el INSST. El apéndice 2 recoge referencias a herramientas y fuentes de información para facilitar la sustitución de agentes químicos.

 

Algunos de los enlaces que pueden consultarse son:

 

También pueden visualizarse los siguientes vídeos de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA):

 

REDUCCIÓN DEL RIESGO AL MÍNIMO 

Cuando no se pueda eliminar el riesgo, se reducirá al mínimo aplicando medidas de prevención y protección. El orden de prioridad en las medidas a implantar es el siguiente:

  • Aislar el agente, evitando o reduciendo al mínimo cualquier escape, difusión al ambiente o contacto directo con el trabajador.
  • Medidas de protección colectiva aplicadas preferentemente en el origen del riesgo y medidas adecuadas de organización del trabajo (medidas técnicas y medidas organizativas).
  • Medidas de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios.

 

MEDIDAS DE PROETECCION COLECTIVA

VENTILACIÓN GENERAL: Su objetivo es reducir el nivel del agente químico en aire renovando globalmente el aire del local. Esta técnica consiste en mezclar el aire con el agente químico presente en las proximidades del foco de generación con aire limpio, con la finalidad de obtener concentraciones más bajas. Por este motivo, también se identifica esta técnica con el nombre de “ventilación por dilución”.

 

Debe considerarse adecuada únicamente en aquellos casos en que los agentes químicos en aire son de baja toxicidad, su generación ocurre en muchos puntos del local y se encuentran en pequeñas concentraciones.

 

Cuando se proyecte una ventilación general, se deben respetar unos principios básicos que deben tenerse en cuenta para que dicha medida sea eficaz. Estos aspectos a tener en cuenta son: la entrada de aire, la situación de los extractores, el caudal de ventilación, la situación de las tomas de aire y descargas y la distribución del aire.

 

El INSST dispone de un calculador denominado “Caudal de ventilación por dilución” que puede utilizarse como ayuda a la implantación de esta medida.

 

EXTRACCIÓN LOCALIZADA: Su objetivo es captar el agente químico en la zona inmediata del punto donde se ha generado (el foco), evitando así que se difunda al ambiente general del local. Estos sistemas constan de 4 elementos: campana, conductos, depurador y ventilador. No obstante, existen diferentes sistemas en función del tipo de industria, proceso, etc. El grado de eficacia de este sistema no se puede juzgar sin instrumentos de medida, debiendo conseguir concentraciones seguras en el puesto de trabajo. Estos sistemas deben ser diseñados por técnicos competentes (generalmente de empresas externas especializadas en instalación de estos sistemas). Tras su instalación, se debe verificar periódicamente que el sistema sigue funcionando con la misma eficacia que cuando era nuevo. Las ampliaciones del sistema de extracción también deberá ser realizada por personal experto.

 

El INSST dispone de un calculador denominado “Ventilación en cabinas de laboratorio” que puede utilizarse como ayuda a la implantación de esta medida en el caso concreto de las cabinas de laboratorio:

 

Dentro de las medidas de protección colectiva, cabe destacar las denominadas Fichas de control de agentes químicos.

 

MEDIDAS DE PROTECCION INDIVIDUAL (EPI)

Los equipos de protección individual deberán utilizarse únicamente cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse suficientemente a través de medidas de protección colectiva o mediante métodos o procedimientos de organización del trabajo. Debe ser, por tanto, la última medida de protección a adoptar, debiendo justificarse en estos casos la imposibilidad de haber podido controlar el riesgo a través de medidas colectivas u organizativas.

 

Dado que las principales vías de entrada de las sustancias químicas en el organismo son la vía inhalatoria y la vía dérmica, los equipos de protección individual para proteger a los trabajadores son: protecciones personales respiratorias, guantes de protección frente a riesgos químicos, gafas o pantallas de protección y ropa de protección química.