Riesgos biológicos

El Anexo I del R.D. Real Decreto 664/1997, de Riesgos biológicos 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo contiene una lista indicativa de las actividades en las que no hay intención deliberada de manipular agentes biológicos, pero en las que la exposición es posible. En dicho listado se las actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal en las que se encuentra englobada la pesca.

 

Nombre de la sección

Información básica

Aquí respondemos a algunas de las dudas básicas de marítimo pesquero.

El Real Decreto 664/1997, para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos, define los agentes biológicos como los microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.

Pesca1

El mismo real decreto define los microorganismos como toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse o de transferir material genético.

Por tanto se puede concluir que los microorganismos son entidades microbiológicas, celulares o no, capaces de reproducirse o de transferir su material genético. Se incluyen en esta categoría los virus, las bacterias, los hongos filamentosos, las levaduras, los endoparásitos humanos y los agentes transmisibles no convencionales (priones).

MÁS INFORMACIÓN

icono-link FACTS 41. Agentes biológicos

NTP

icono-link NTP 807. Agentes biológicos: glosario

GUÍAS TÉCNICAS

icono-link Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos

Además de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, la legislación básica para la exposición a agentes biológicos en el lugar de trabajo es el Real Decreto 664/1997, para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición agentes biológicos. Dicho real decreto diferencia entre actividades con manipulación deliberada de agentes biológicos y manipulación no deliberada de agentes biológicos, pero que pueden provocar la exposición de los trabajadores a dichos agentes.

El Anexo I del real decreto contiene una lista indicativa de las actividades en las que no hay intención deliberada de manipular agentes biológicos, pero en las que la exposición es posible. En el punto 3 de dicho listado se recogen las actividades en las que existe contacto con animales o con productos de origen animal, como puede ser el caso de las actividades de la pesca y la acuicultura.

En caso de manipulación no deliberada de agentes biológicos, serán de aplicación los artículos 5 al 13 de este Real Decreto, salvo que los resultados de la evaluación lo hiciesen innecesario.

Dentro de la pesca, la principal actividad con posible presencia de agentes biológicos sería la manipulación de las capturas, en concreto:

  • Extracción de las capturas del arte, por el riesgo de producirse heridas punzantes o lacerantes en las manos por corte con las artes de pesca o viradores, o por cortes producidos por las defensas de peces y crustáceos (dientes, púas, espinas, etc.), las cuales podrían infectarse.
  • Clasificación y selección de las capturas, por la posible presencia de Especies con capacidad de morder, con apéndices punzantes, con pieles urticantes y/o lacerantes y que emiten descargas eléctricas, las cuales pueden producir heridas susceptibles de infección.
  • Procesado de las capturas, por heridas en las manos con cortes o incisiones o exposición a sustancias toxicogénicas o alergénicas durante las faenas de limpieza, eviscerado, descabezado, laminado y salado de las capturas.

NTP

icono-link NTP 623: Prevención de riesgos laborales en acuicultura

icono-link NTP 625: Riesgos biológicos en la pesca marítima

MÁS INFORMACIÓN

icono-link Enfermedades por agentes biológicos en el sector de la pesca (2008)

Cuando se trata de actividades sin intención deliberada de utilizar agentes biológicos, el proceso de evaluación de riesgos es complejo ya que algunos de los puntos que se deben considerar quedarán bajo la forma de probabilidades. Es importante obtener la mayor información posible sobre la exposición, a fin de poder adoptar las medidas preventivas más adecuadas atendiendo a la actividad realizada. Con este objetivo es importante conocer la “cadena de infección”, que describe la secuencia de pasos en la transmisión de un agente biológico: proliferación, liberación al ambiente y contacto con el trabajador. Este conocimiento permitirá seleccionar e implantar las medidas preventivas adecuadas con el fin de impedir el contacto del agente biológico con el trabajador. Esta cadena de transmisión consta de varios eslabones o etapas:

  • El reservorio. Es el medio físico (suelo, agua, otro ser vivo, etc.) donde un agente biológico en­cuentra las condiciones favorables para su desarrollo. Constituye el foco de contaminación.
  • La exposición del trabajador al agente biológico. Viene caracterizada por la dispersión del agente biológico, es decir, por las posibles formas o soportes en los que el agente biológico puede pasar del reservorio al ambiente (por ejemplo: formación de bioaerosoles) o por el acceso del trabajador al mismo.
  • El mecanismo de transmisión del agente biológico. Es el mecanismo por el que el agente biológico resulta infeccioso.
  • La vía de entrada al organismo.
  • El trabajador. La gravedad de las consecuencias tras la exposición dependerán de la patogenicidad del agente biológico, de la dosis y de la susceptibilidad individual del trabajador.

La evaluación de riesgos debe referirse a todas las categorías de agentes biológicos existentes; por ejemplo: cuando se ha detectado la presencia o posible presencia de agentes biológicos infecciosos clasificados en distintos grupos de riesgo; cuando los agentes biológicos presentes pueden ocasionar más de un tipo de efecto (infección, alergia o toxicidad); o cuando los agentes biológicos, aun perteneciendo al mismo grupo, tienen características diferenciales que pueden resultar en una selección y aplicación de medidas preventivas distintas.

La evaluación se efectuará teniendo en cuenta toda la información disponible y, en particular:

a) La naturaleza de los agentes biológicos a los que estén o puedan estar expuestos los trabajadores y el grupo a que pertenecen, de acuerdo con la tabla y criterios de clasificación contenidos en el anexo II. Si un agente no consta en la tabla, el empresario, previa consulta a los representantes de los trabajadores, deberá estimar su riesgo de infección, a efectos de asimilarlo provisionalmente a los incluidos en uno de los cuatro grupos previstos en el mismo. En caso de duda entre dos grupos deberá considerarse en el de peligrosidad superior.

b) Las recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre la conveniencia de controlar el agente biológico a fin de proteger la salud de los trabajadores que estén o puedan estar expuestos a dicho agente en razón de su trabajo.

c) La información sobre las enfermedades susceptibles de ser contraídas por los trabajadores como resultado de su actividad profesional.

d) Los efectos potenciales, tanto alérgicos como tóxicos, que puedan derivarse de la actividad profesional de los trabajadores.

e) El conocimiento de una enfermedad que se haya detectado en un trabajador y que esté directamente ligada a su trabajo.

f) El riesgo adicional para aquellos trabajadores especialmente sensibles en función de sus características personales o estado biológico conocido, debido a circunstancias tales como patologías previas, medicación, trastornos inmunitarios, embarazo o lactancia

La prevención de los riesgos mediante actuaciones encaminadas a romper la cadena de infección será tanto más eficaz cuanto más arriba de la cadena se integre, es decir, será más eficaz la actuación sobre el foco origen de la contaminación que sobre el medio de propagación y está mejor que la actuación sobre el trabajador.

En el caso de la pesca, las medidas preventivas irán destinadas a evitar el contacto de los trabajadores con especies peligrosas capaces de producir heridas y cortes susceptibles de infectarse:

  • Evitar introducir las manos en la pila de pescado, emplear rastro y palas.
  • Inspeccionar las redes para estar seguros del tipo de pescado que se ingresa en cubierta.
  • En los puestos de mayor riesgo como maquinillas y viradores, o en la manipulación de especies peligrosas mantener solo al personal más experimentado.
  • Instruir acerca de las especies marinas potencialmente peligrosas.
  • Cuando se utilicen herramientas como cuchillos afilados u hojas de corte circular, se emplearan guantes de cota de malla. Mecanizar los procesos.
  • Sustituir los embalajes de madera por otros de plástico sin aristas.
  • No desatender las pequeñas heridas producidas por espinas, dientes y aletas del pescado, lavarlas y desinfectarlas.
  • Utilizar los equipos de protección personal adecuados (guantes que protejan hasta el codo, botas altas, gafas, casco…), evitando que estos generen condiciones de oclusión y exceso de humedad y calor.

En lo referente al riesgo de contraer enfermedades profesionales durante la pesca en caladeros de aguas tropicales, por medio de las picaduras de mosquitos, las medidas preventivas serían las siguientes:

  • Vacunación en el caso de la fiebre amarilla
  • Quimiprofilaxis en el caso de faenar en zonas endémicas de paludismo
  • Tomar medidas para evitar la picadura de mosquitos ( uso de mosquiteras en las literas, ropa manga larga que no deje zonas expuestas y color claro, evitar ropa perfumada que pueda atraer a los mosquitos, uso de repelentes, evitar zonas de criaderos en cubierta, luz tenue en habilitación que evite atraer a los mosquitos

NTP

icono-link NTP 409: Contaminantes biológicos: criterios de valoración

icono-link NTP 571: Exposición a agentes biológicos: equipos de protección individual

icono-link NTP 608: Agentes biológicos: planificación de la medición

icono-link NTP 609: Agentes biológicos: equipos de muestreo (I)

icono-link NTP 610: Agentes biológicos: equipos de muestreo (II)

icono-link NTP 611: Agentes biológicos: análisis de las muestras

icono-link NTP 625: Riesgos biológicos en la pesca marítima

icono-link NTP 772: Ropa de protección contra agentes biológicos

icono-link NTP 787: Equipos de protección respiratoria: identificación de los filtros según sus tipos y clases

icono-link NTP 833. Agentes biológicos. Evaluación simplificada

icono-link NTP 938: Guantes de protección contra microorganismos

MÁS INFORMACIÓN

icono-link Evaluación de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo Revista SST 55 - Año 2009

icono-link Exposición a agentes biológicos. Consideraciones para la realización de la evaluación de riesgos

icono-link Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos

icono-link Directrices para la evaluación de riesgos y protección de la maternidad en el trabajo

icono-link Directrices para evaluar el riesgo biológico

También puede interesarte...

También puede interesarte...

Las fichas de agentes biológicos DATABiO es una colección de fichas de los agentes biológicos elaboradas por el INSST. Constituye una herramienta de gran utilidad para la evaluación, prevención y control del riesgo biológico.

Cada ficha contiene información del agente biológico en relación con:

  1. Nombre, sinónimos, tipo y características principales del agente biológico, ciclo de vida.
  2. Viabilidad, mecanismos de propagación y transmisión: este apartado recoge las características del agente biológico en relación con su capacidad de sobrevivir, dispersarse en el ambiente de trabajo y entrar en contacto con el trabajador como: reservorios, hospedadores, supervivencia ambiental, vías de entrada, distribución geográfica y las actividades laborales en las que puede estar presente.
  3. Efectos en la salud: este apartado recoge todos los posibles efectos dañinos del agente biológico en relación con la salud humana como: infección, toxicidad, efectos alérgicos, efectos cancerígenos, efectos en la maternidad (embarazo, parto reciente y lactancia).
  4. Medidas de prevención y control: este apartado recoge las principales medidas de prevención y control frente al riesgo del agente. Incluyendo tanto las medidas generales, como las medidas específicas aplicables a los laboratorios o a las actividades con manipulación intencionada del agente biológico (nivel de contención).

La información recogida en DATABIO supone una ampliación y actualización continua del listado de agentes biológicos del anexo II del RD 664/1997.

NTP

icono-link NTP 636: Ficha de datos de seguridad para agentes biológicos

FICHAS

icono-link Tétano (Clostridium tetani)

icono-link Leptospirosis (Lepstospira interrogans)

icono-link Esporotricosis (Sporothrix schenkii)

icono-link Dermatofitosis o tiñas (Epidermophyton floccosum)

icono-link Dermatofitosis o tiñas (Trichophyton spp.)

icono-link Dermatofitosis o tiñas (Microsporum spp.)

icono-link Candidiasis (Candida albicans)

icono-link Anisakis (Anisakis simplex)

icono-link Acantamebiasis (Acanthamoeba spp.)