Síndrome de Burnout / SQT

El “síndrome de burnout” o “síndrome de estar quemado por el trabajo” (SQT) es un tipo concreto de estrés. Se trata de una respuesta al estrés laboral crónico. Sus principales características son la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado, despersonalización y sentimiento de inadecuación.

El agotamiento emocional constituye el elemento central del síndrome y se caracteriza por una sensación creciente de agotamiento físico y psíquico en el trabajo.

La despersonalización se refiere a una serie de actitudes de aislamiento pesimistas y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional. La despersonalización surge para protegerse del cansancio emocional: por ejemplo se da un distanciamiento de los compañeros de trabajo, deshumanización de las relaciones personales con los usuarios, etc.

El sentimiento de inadecuación aparece como consecuencia de una autoevaluación negativa del trabajador, que siente que las demandas del entorno laboral exceden su capacidad de respuesta.

El síndrome de burnout afecta especialmente a profesionales de servicios sociales, es decir profesiones asistenciales, por ejemplo del campo de la salud, que trabajan en contacto directo con usuarios de la organización.

Para evaluar si un trabajador sufre SQT se deben analizar una serie de parámetros: valorar los síntomas que presenta, teniendo en cuenta su frecuencia e intensidad, clarificar el posible proceso de aparición del síndrome, discriminándolo de otros procesos por medio de un diagnóstico diferencial e identificar las fuentes que lo originan.

Los instrumentos más utilizados para estimar la presencia de la patología han sido los cuestionarios psicométricos. Una de las herramientas más utilizadas para evaluar burnout es el Maslach Burnout Inventory (MBI), del que existe una adaptación al español. Este instrumento evalúa en qué grado el individuo está afectado por las distintas dimensiones que componen el síndrome. Además, es conveniente utilizar la entrevista como herramienta de evaluación y examinar los datos existentes en la empresa respecto a absentismo, bajas, rotaciones, abandonos, etc.