¿Es necesario realizar una evaluación de riesgos cuando se trabaja con agentes químicos?

¿Es necesario realizar una evaluación de riesgos cuando se trabaja con agentes químicos?

El Real Decreto 374/2001,de 6 de abril, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo, en el capítulo II  (Obligaciones del empresario) establece, en su artículo 3 (Evaluación de los riesgos), que en primer lugar deberá determinar si existen agentes químicos peligrosos en el lugar de trabajo y, si así fuera, se deberán evaluar los riesgos originados por dichos agentes, de conformidad con el artículo 16 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos laborales, y con el capítulo II, sección 1ª del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

Por lo tanto, sí es necesario realizar una evaluación de riesgos cuando en el lugar de trabajo estén o puedan estar presentes agentes químicos peligrosos.

Por “agente químico peligroso” se entiende todo aquel elemento o compuesto químico, por sí solo o mezclado, tal como se presenta en estado natural o es producido, utilizado o vertido, incluido el vertido como residuo, en una actividad laboral, se haya elaborado o no de modo intencional y se haya comercializado o no, que pueda representar un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores debido a sus propiedades fisicoquímicas, químicas o toxicológicas y a la forma en que se utiliza o se halla presente en el lugar de trabajo. Están incluidos en esta definición, en particular:

Todo agente químico que cumpla los criterios para su clasificación como peligroso dentro de cualquier clase de peligro físico o para la salud establecida en el Reglamento (CE) nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006, con independencia de que dicho agente químico esté clasificado o no en dicho reglamento, con excepción de los agentes que únicamente cumplan los requisitos para su clasificación como peligrosos para el medio ambiente.

Cualquier agente químico que, aunque no cumpla con los criterios del párrafo anterior, disponga de un valor límite ambiental de los indicados en el artículo 3.4 del Real Decreto 374/2001, de 6 de abril