Atrás

Potencial exposición a nanomateriales en entidades de I+D+i.

Potencial exposición a nanomateriales en entidades de I+D+i.

06/11/2019

En el año 2013, un grupo de expertos de la Unión Europea estimó que podría haber entre 300 000 y 400 000 trabajos en los que se están manipulando nanomateriales1.

Actualmente, el enorme esfuerzo realizado en I+D+i supone que las actividades con nanomateriales estén evolucionando rápidamente y que, continuamente, se prueben y utilicen una gran variedad de nanomateriales cuyas características fisicoquímicas y morfológicas pueden ser muy diferentes entre sí. Asimismo, para la mayoría de esos materiales se desconocen sus efectos toxicológicos por lo que es necesario, desde el punto de vista preventivo, implementar medidas de control y de protección adecuadas con el objetivo de reducir al máximo posible el riesgo de exposición de los trabajadores durante la manipulación de los mismos.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), basándose en iniciativas similares llevadas a cabo en otros países como Francia2 , Alemania3 o Reino Unido4,5, ha promovido un estudio de investigación a nivel nacional con objeto de conocer la situación en cuanto al uso de nanomateriales en entidades de I+D+i y de las principales medidas preventivas adoptadas en esos lugares de trabajo. Este estudio, además de aportar una visión de los nanomateriales más investigados o utilizados en España, pretende detectar necesidades y asesorar sobre posibles deficiencias observadas, aportando una serie de propuestas preventivas que ayuden a mejorar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de las entidades de I+D+i.

El estudio se ha realizado, inicialmente, en centros tecnológicos y de investigación y más adelante, podría ampliarse a otros ámbitos como el universitario, las empresas fabricantes de nanomateriales o las usuarias intermedias que incorporan nanomateriales en sus productos.

La recogida de información se ha realizado durante el año 2018 a través de una encuesta, previamente validada por el INSST en algunos de los centros de investigación y posteriormente, consensuada con técnicos de las Comunidades Autónomas. Las encuestas se han llevado a cabo de manera presencial por dichos técnicos quienes previamente han recibido instrucciones sobre el tipo de información a recoger y la forma en la que registrar las respuestas de los encuestados con el objetivo de que la información obtenida sea lo más homogénea y comparable posible. Asimismo, para que la información proporcionada por las entidades sea completa, se ha propuesto que durante la entrevista estén presentes los investigadores y las personas responsables de prevención de riesgos laborales de la organización.