Recursos preventivos por tamaño de empresa

Las modalidades de organización de la prevención en las empresas se recogen a partir de las preguntas siguientes:

PE4 EAL 2016. En esta empresa, ¿qué figuras o recursos tenían implantados para la prevención de riesgos laborales en 2016?

P 5.1 EAL 2019. En esta empresa, en la práctica, ¿quién se encarga de realizar actualmente la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva?


Periodo: 2016 - 2019
Fecha de actualización: 23/03/2022
  • Forma de cálculo

    Porcentaje: nº de empresas que adoptan cada una de las modalidades preventivas / nº total de empresas

  • Fuente

    Encuesta Anual Laboral (EAL 2016 y 2019)

  • Observaciones

    Es necesario tener en cuenta que las preguntas utilizadas son de respuesta múltiple, ya que en la legislación se contempla la posibilidad de utilizar algunas combinaciones de modalidades de organización. Sin embargo, los datos aportados se refieren a las opciones individuales de respuesta con el objetivo de tener una valoración ajustada de la importancia de cada modalidad o recurso. Esta es la razón por la que la suma de los porcentajes en cada columna de la tabla supera el 100%.

Recursos implantados para la prevención de riesgos laborales según el tamaño de plantilla. Año 2019
  TOTAL De 5 a 9 trabajadores De 10 a 49 trabajadores De 50 a 249 trabajadores De 250 a 499 trabajadores De 500 o más trabajadores
TRABAJADORES/AS DESIGNADOS/AS 14,4 11,2 17,0 23,9 18,1 12,8
SERVICIO DE PREVENCIÓN PROPIO 5,4 - - - 18,2 51,9
SERVICIO DE PREVENCIÓN MANCOMUNADO 3,3 2,2 3,4 6,8 17,6 37,5
SERVICIO DE PREVENCIÓN AJENO A LA EMPRESA 89,4 87,4 92,4 91,4 79,3 48,0
EMPRESARIO/A 8,1 12,5 4,1 0,1 - -
Ninguno 0,9 1,3 0,4 0,1 - -

Según los datos de la Encuesta Anual Laboral (EAL) del año 2019, el recurso preventivo más utilizado es el Servicio de Prevención Ajeno a la empresa (SPA). En total lo utilizan el 89,4% de las empresas (90,7% EAL 2016). Este porcentaje varía en función del tamaño de plantilla, siendo el primer recurso más utilizado en empresas de todos los tamaños con excepción de las más grandes (500 o más trabajadores), en las que ocupa un segundo lugar.

Con respecto al año 2016, aumenta ligeramente la utilización del servicio de prevención mancomunado (3,3% de empresas en 2019 frente al 2,8% en 2016), disminuyendo todas las demás modalidades, especialmente la designación de trabajadores/as (14,4% frente al 39,7% en 2016) y la asunción por parte del empresario/a de la actividad preventiva (8,1% frente al 14,5% en 2016).

Junto con el SPA las empresas implantan otras modalidades de organización de recursos preventivos que varían en su aplicación en función del tamaño de plantilla. De esta manera, un 11,2% de las empresas más pequeñas (de 5 a 9 trabajadores) utilizan la figura del trabajador designado. Asimismo, la prevención es asumida por el empresario en el 12,5% de estas empresas.

A medida que el tamaño de empresa va aumentando y la peligrosidad de las actividades también, la distribución de recursos preventivos varía. En las empresas de entre 50 y 249 trabajadores, el SPA se sitúa en primer lugar (91,4%) y los trabajadores designados ocupan el segundo lugar (23,9%).

Las empresas de mayor tamaño y complejidad, aquellas con 500 o más trabajadores, utilizan en gran porcentaje la mayoría de los recursos preventivos disponibles: Servicio de Prevención Propio (51,9%), SPA (48,0%), Servicio de Prevención Mancomunado (37,5%) y trabajadores/as designados/as (12,8%).

Por último, apuntar que esta encuesta refleja que en 2019 en España hay todavía un 0,9% de empresas (1,5% en 2016) que declaran no haber implantado ningún recurso para la prevención de riesgos laborales en su empresa. Prácticamente la totalidad de éstas son microempresas o pequeñas empresas.