Sinónimos:

RABV

.
Última modificación: 13/01/2022

El virus de la rabia (RABV) pertenece a la familia Rhabdoviridae, género Lyssavirus. Se trata de un virus con ARN monocatenario negativo. Tiene forma de bala, con una nucleocápside helicoidal y una envuelta lipídica de la que sobresalen glicoproteínas con forma de espícula. Cada partícula mide aproximadamente 75 nanómetros (nm) de diámetro y 180 nm de longitud.

Si bien el RABV es el que afecta normalmente a humanos, existen otras especies de Lyssavirus relacionadas con la rabia que, excepcionalmente, pueden causarle una infección similar: virus Mokola (MOKV), virus Duvenhage (DUVV), Lyssavirus europeo de murciélago tipos 1 y 2 (EBLV-1 y EBLV-2, respectivamente) y Lyssavirus australiano de murciélago (ABLV).

Reservorio

Mamíferos carnívoros (cánidos (perros, zorros, lobos, coyotes, chacales), mefítidos (mofetas), herpéstidos (mangostas), prociónidos (mapaches) y quirópteros (murciélagos). 

Hospedadores

Humanos y todos los mamíferos (cánidos, quirópteros, mefítidos, prociónidos, herpéstidos, felinos, lepóridos, bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, equinos, roedores, mustélidos).

Dosis Infectiva Mínima (DIM)

Se desconoce en la actualidad.

Supervivencia ambiental

El virus es sensible a la luz solar y a la desecación, por lo que se inactiva rápidamente al ser liberado al ambiente. No obstante, puede sobrevivir hasta 24 horas a temperatura ambiente en saliva y durante cortos periodos de tiempo en tejidos, muestras biológicas (p.ej. sangre seca) y cadáveres.

Formas de resistencia

No presenta formas de resistencia.

Mecanismo de propagación y transmisión

La transmisión se produce principalmente por mordedura o arañazo profundo de un animal infectado que contiene el virus en su saliva (zoonosis). 

Otros mecanismos de transmisión, menos frecuentes, son los cortes o pinchazos con elementos contaminados y el contacto de la mucosa nasal, ocular o bucal, así como de la piel lesionada, con materiales infecciosos (principalmente saliva, aunque también líquido cefalorraquídeo y tejido nervioso o cerebral). No se transmite a través de la piel intacta.

La transmisión de persona a persona es extremadamente rara, pudiendo producirse por trasplante de córnea o de órganos internos infectados (p.ej. hígado, riñón).

Vías de entrada

Percutánea. Mucosas.

Distribución geográfica

Mundial (excepto la Antártida y la mayor parte de Oceanía).

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)

Tabla con la clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)
CNAE 2009 Descripción
A0141 Explotación de ganado bovino para la producción de leche
A0142 Explotación de otro ganado bovino y búfalos
A0143 Explotación de caballos y otros equinos
A0144 Explotación de camellos y otros camélidos
A0145 Explotación de ganado ovino y caprino
A0146 Explotación de ganado porcino
A0149 Otras explotaciones de ganado
A0150 Producción agrícola combinada con la producción ganadera
A0162 Actividades de apoyo a la ganadería
A0170 Caza, captura de animales y servicios relacionados con las mismas
A0210 Silvicultura y otras actividades forestales
A0220 Explotación de la madera
A0230 Recolección de productos silvestres, excepto madera
A0240 Servicios de apoyo a la silvicultura
C1011 Procesado y conservación de carne
G4611 Intermediarios del comercio de materias primas agrarias, animales vivos, materias primas textiles y productos semielaborados
G4623 Comercio al por mayor de animales vivos
G4776 Comercio al por menor de flores, plantas, semillas, fertilizantes, animales de compañía y alimentos para los mismos en establecimientos especializados
M7211 Investigación y desarrollo experimental en biotecnología
M7219 Otra investigación y desarrollo experimental en ciencias naturales y técnicas
M7500 Actividades veterinarias
N8130 Actividades de jardinería
R9104 Actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales
R9319 Otras actividades deportivas

Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)

Tabla con la clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)
CNO 2011 Descripción
2112 Otros médicos especialistas
2122 Enfermeros especializados (excepto matronos)
2130 Veterinarios
2421 Biólogos, botánicos, zoólogos y afines
2423 Ingenieros de montes
2425 Ingenieros técnicos forestales y del medio natural
2426 Profesionales de la protección ambiental
3141 Técnicos en ciencias biológicas (excepto en áreas sanitarias)
3143 Técnicos forestales y del medio natural
3313 Técnicos en anatomía patológica y citología
3314 Técnicos en laboratorio de diagnóstico clínico
3327 Ayudantes de veterinaria
3724 Monitores de actividades recreativas y de entretenimiento
5893 Cuidadores de animales y adiestradores
5932 Bomberos forestales
5993 Agentes forestales y medioambientales
6110 Trabajadores cualificados en actividades agrícolas (excepto en huertas, invernaderos, viveros y jardines)
6120 Trabajadores cualificados en huertas, invernaderos, viveros y jardines
6201 Trabajadores cualificados en actividades ganaderas de vacuno
6202 Trabajadores cualificados en actividades ganaderas de ovino y caprino
6203 Trabajadores cualificados en actividades ganaderas de porcino
6205 Trabajadores cualificados en la avicultura y la cunicultura
6209 Trabajadores cualificados en actividades ganaderas no clasificados bajo otros epígrafes
6410 Trabajadores cualificados en actividades forestales y del medio natural
6430 Trabajadores cualificados en actividades cinegéticas
8322 Operadores de maquinaria forestal móvil
9511 Peones agrícolas (excepto en huertas, invernaderos, viveros y jardines)
9512 Peones agrícolas en huertas, invernaderos, viveros y jardines
9520 Peones ganaderos
9530 Peones agropecuarios
9543 Peones forestales y de la caza

Grupo de riesgo

Infección

Rabia o hidrofobia: el periodo de incubación puede variar desde unos pocos días a varios años. En las primeras etapas, los síntomas son similares a la gripe (fiebre, cefaleas, malestar general), pudiendo además producirse, entre otros, dolor, irritación o sensación de hormigueo en la zona lesionada. Tras esta fase, que dura de 2 a 10 días, pueden aparecer los signos clínicos de la enfermedad, diferenciándose dos tipos:

a.    Rabia furiosa o espástica: presenta síntomas característicos, tales como encefalitis, hipersensibilidad a los estímulos táctiles, a la luz y al sonido, insomnio, ansiedad, convulsiones, alucinaciones, hipersalivación, hidrofobia (con espasmos en los músculos faríngeos ante la exposición a líquidos) y, en ocasiones, aerofobia.

b.    Rabia paralizante o muda: se caracteriza por una parálisis ascendente progresiva que comienza en la zona de la herida.

Una vez que aparecen los síntomas clínicos, la enfermedad suele ser mortal, produciéndose esta al cabo de pocos días.

Efectos alérgicos (Ver Anexo II RD 664/1997 ) / (Ver Allergen )

No se han descrito

Efectos tóxicos

No se han descrito

Efectos cancerígenos (Ver International Agency for Research On Cancer - IARC )

No se han descrito

Efectos en la maternidad

No se han descrito

Enfermedad

Tabla con las enfermedades
CIE-10 Nombre EDO
A82 Rabia

Desinfectantes

Hipoclorito sódico, etanol al 70%, formaldehído, éter, fenol, preparados de yodo, compuestos del amonio cuaternario, tripsina, beta-propiolactona, algunos detergentes.

Inactivación física

Radiación ultravioleta, luz solar, calor, desecación y pH muy ácido (inferior a 3), o muy alcalino (superior a 11).

Antimicrobianos

Ribavirina (evidencia muy limitada de su efectividad en humanos). Inmunoglobulina antirrábica.

Vacunación

Vacuna de la rabia. Se recomienda su aplicación preventiva en el caso de actividades donde exista un elevado riesgo de exposición, p.ej. personal de laboratorio que trabaja con el virus, veterinarios u otro personal que trabaja con animales, sobre todo si estos son susceptibles de transmitir la enfermedad (murciélagos, animales salvajes, etc.), guardas forestales y trabajadores que viajan a zonas con alto riesgo de rabia (7) (8).

Medidas preventivas generales

Control sanitario de los animales, cumpliendo con lo dispuesto en el Real Decreto 1940/2004, de 27 de septiembre, sobre la vigilancia de las zoonosis y de los agentes zoonóticos.

Vacunación de los perros.

Vacunación del personal con riesgo de exposición.

Evitar, en la medida de lo posible, el contacto con animales desconocidos, sobre todo si son sospechosos de presentar la enfermedad. En caso de ser mordido accidentalmente por un animal sospechoso (p.ej. murciélago o perro), acudir y notificar a la autoridad sanitaria. 

Adecuado mantenimiento, limpieza, desinfección y/o esterilización de herramientas, equipos y superficies.

Reducir el uso de herramientas cortantes o punzantes, en caso necesario, utilizarlas con las debidas precauciones y protecciones.

Correctas prácticas de higiene y aseo personal en el trabajo como: evitar el contacto de heridas abiertas con material contaminado (cubriéndolas con apósitos estériles e impermeables), lavar frecuentemente las manos, utilizar ropa de trabajo y equipos de protección individual.

Precauciones en centros sanitarios

En hospitales, centros sanitarios y veterinarios aislamiento de la persona o animal enfermo y adoptar las Precauciones Estándar (12).

EPI

Protección de las manos: guantes impermeables (en tareas que impliquen contacto con material contaminado), guantes de resistencia mecánica (en trabajos con alto riesgo de corte o mordedura).

Protección respiratoria: mascarilla autofiltrante FFP2 o filtro P2, preferiblemente mascarilla autofiltrante FFP3 o filtro P3 para operaciones en las que se generen bioaerosoles en grandes cantidades contaminados de animales infectados.   

Protección ocular o facial: gafas de protección de montura universal en caso de riesgo de contacto accidental mano/guante contaminado-ojo, o pantalla de protección facial (símbolo de marcado en montura: 3) en caso de riesgo de exposición a salpicaduras, o gafa de protección de montura integral con hermeticidad frente a partículas) símbolo de marcado en montura: 4 o 5), en caso de riesgo de exposición a grandes cantidades de bioaerosoles.

Seguridad en laboratorio

Nivel de contención: 2/3

Los principales peligros  en laboratorio y animalarios son la inoculación accidental con agujas o equipos de laboratorio, las mordeduras de animales infectados y la exposición o el contacto  de las mucosas o de la piel con fluidos o tejidos infectados. No se ha demostrado que los aerosoles sean infecciosos en procedimientos clínicos de rutina.

Las principales muestras infecciosas son: los tejidos del sistema nervioso central, las glándulas salivales, la saliva, las lágrimas  y los tejidos de animales  infectados.

Se recomiendan las prácticas, los equipos y las instalaciones de un nivel 2 de contención  para la manipulación de materiales  y de los animales infecciosos o potencialmente infecciosos. Se recomiendan los equipos de contención y las prácticas de un nivel 3 de contención en las actividades donde se manipulen grandes cantidades de virus o se puedan  producir gran cantidad de salpicaduras o bioaerosoles.