Herpesvirus humano 4 gamma (virus de Epstein-Barr)


Sinónimos:

EBV o Herpesvirus humano 4 o HHV-4 o Gammaherpesvirus humano 4

.
Última modificación: 05/04/2022

El EBV pertenece a la familia Herpesviridae, subfamilia Gammaherpesvirinae, género Linfocriptovirus. Se trata de un virus de ADN bicatenario de 172 kilobases, rodeado por una cápside icosaédrica de aproximadamente 150-200 nanómetros; por fuera de la cápside aparecen proteínas globulares de origen viral denominadas tegumento y recubriendo la cápside hay una envoltura formada por numerosas glicoproteínas que son el medio de anclaje del virus a las células susceptibles.

Existen al menos dos tipos de EBV: el EBV-1 y EBV-2 (también conocidos como tipos A y B). Se caracterizan, al igual que otros miembros de la familia Herpesviridae, por su capacidad de permanecer en estado latente en el interior del organismo humano y se diferencian en la secuencia de los genes que codifican los antígenos nucleares, en sus propiedades biológicas y en su distribución geográfica. El EBV-1 es el más predominante en el hemisferio occidental mientras que el EBV-2 es más frecuente en África.

Reservorio

Humanos.

Hospedadores

Humanos.

Dosis Infectiva Mínima (DIM)

Se desconoce en la actualidad.

Supervivencia ambiental

Se sospecha que el virus puede sobrevivir en superficies u objetos (vasos, juguetes, etc.) un cierto tiempo, al menos mientras que estos permanezcan húmedos.

Formas de resistencia

No presenta formas de resistencia.

Mecanismo de propagación y transmisión

El modo de transmisión es por contacto oral, a través de gotitas de saliva (por besos, por compartir tazas, cubiertos, cepillos de dientes o juguetes con babas, etc.). Otras formas de transmisión que se han considerado son la transfusión de sangre, el trasplante de órganos y el contacto sexual. En trabajos de laboratorio, también se contempla la posibilidad de transmisión por ingesta, por inoculación accidental y por inhalación de alta concentración de bioaerosoles, aunque esta última no se ha evidenciado.

El virus normalmente se encuentra y se replica en el tejido epitelial orofaríngeo y en los linfocitos B.

Estos virus se transmiten de persona a persona, normalmente durante la infancia (de 1 año a los 6 años) y la adolescencia (de los 14 a los 20 años). Tanto las personas infectadas con síntomas como las asintomáticas son contagiosas, al persistir el virus de forma latente en el organismo tras la infección; pero la excreción del virus disminuye pasado un año de la infección, por lo que se requiere un contacto íntimo o estrecho para la transmisión.

La mayor parte de la población adulta, entorno al 90-95 %, son portadores asintomáticos.

Vías de entrada

Mucosas. Parenteral.

Distribución geográfica

Mundial.

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)

Tabla con la clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)
CNAE 2009 Descripción
O8424 Orden público y seguridad
O8425 Protección civil
P8510 Educación preprimaria
P8520 Educación primaria
Q8610 Actividades hospitalarias
Q8621 Actividades de medicina general
Q8622 Actividades de medicina especializada
Q8623 Actividades odontológicas
Q8690 Otras actividades sanitarias
Q8710 Asistencia en establecimientos residenciales con cuidados sanitarios
Q8720 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia
Q8731 Asistencia en establecimientos residenciales para personas mayores
Q8732 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad física
Q8811 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas mayores
Q8812 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas con discapacidad
Q8891 Actividades de cuidado diurno de niños
S9602 Peluquería y otros tratamientos de belleza

Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)

Tabla con la clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)
CNO 2011 Descripción
2111 Médicos de familia
2112 Otros médicos especialistas
2121 Enfermeros no especializados
2122 Enfermeros especializados (excepto matronos)
2151 Odontólogos y estomatólogos
2240 Profesores de enseñanza primaria
2251 Maestros de educación infantil
2252 Técnicos en educación infantil
2311 Profesores de educación especial
3311 Técnicos en radioterapia
3312 Técnicos en imagen para el diagnóstico
5611 Auxiliares de enfermería hospitalaria
5612 Auxiliares de enfermería de atención primaria
5629 Trabajadores de los cuidados a las personas en servicios de salud no clasificados bajo otros epígrafes
5710 Trabajadores de los cuidados personales a domicilio
5721 Cuidadores de niños en guarderías y centros educativos
5722 Cuidadores de niños en domicilios
5811 Peluqueros
5921 Policías nacionales
5922 Policías autonómicos
5923 Policías locales

Grupo de riesgo

Infección

Las manifestaciones clínicas y la evolución de la enfermedad dependen de si se trata del primer episodio o de una recidiva, de la edad y de la situación inmunológica del paciente.

La mayoría de las primoinfecciones en niños suelen ser asintomáticas o bien cursar con síntomas de una infección respiratoria.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes son:

  • Mononucleosis infecciosa (MNI o enfermedad del beso): afecta normalmente a adolescentes o adultos jóvenes, como consecuencia de la primoinfeccción. Se trata de una enfermedad febril aguda y autolimitada (de varias semanas de duración), cuyos síntomas suelen ser: fiebre, dolor de garganta, malestar abdominal, faringitis, amigdalitis, linfadenopatía, petequias palatales, úlceras orales, edema periorbitario y fatiga que puede durar meses. En algunos casos, también se pueden dar erupciones maculopapulares, esplenomegalia, hepatomegalia e ictericia o complicaciones como anemia hemolítica autoinmune, ruptura esplénica, linfohistiocitosis hemofagocítica y complicaciones neurológicas. Con el tiempo se pueden producir reactivaciones sin síntomas.
  • Linfoma de Burkitt: puede ser endémico, esporádico o asociado a una inmunodeficiencia. El endémico afecta normalmente a los huesos de la cara de niños, especialmente los maxilares y los orbitales. El esporádico se presenta en los tejidos linfoides del tubo digestivo.

En personas con SIDA o inmunocomprometidos pueden darse muchas manifestaciones clínicas asociadas con el EBV, como afectaciones del sistema nervioso central (meningitis, encefalitis, neuritis óptica, psicosis, etc.), leucoplasia oral vellosa, neumonía intersticial linfocítica, linfocitosis, cánceres de origen linfoide (sobre todo B, también T y NK), epitelial y mesenquimatoso. En receptores de trasplantes son frecuentes los trastornos linfoproliferativos postrasplante.

Efectos alérgicos (Ver Anexo II RD 664/1997 ) / (Ver Allergen )

No se han descrito

Efectos tóxicos

No se han descrito

Efectos cancerígenos (Ver International Agency for Research On Cancer - IARC )

Clasificación IARC: Grupo 1.

Existe evidencia suficiente de carcinogenicidad en humanos. EBV causa linfoma de Burkitt, linfoma de Hodgkin, linfoma no-Hodgkin, linfoma extranodal de células T/NK (tipo nasal) y cáncer de nasofaringe. También se ha observado una asociación positiva entre la exposición al EBV y el carcinoma tipo linfoepitelioma (3).

Efectos en la maternidad

No se han descrito

Enfermedad

Tabla con las enfermedades
CIE-10 Nombre EDO
B27.0 Mononucleosis debida a herpes virus gamma No

Desinfectantes

La mayoría de los virus del herpes son susceptibles a etanol al 30 %, isopropanol al 20 %, hipoclorito de sodio a 2000 partes por millón, orto-fenilfenol al 0,12 % y glutaraldehído al 0,04 %.

Inactivación física

La mayoría de los virus del herpes se inactivan por liofilización (criodesecación) y con calor a temperatura de 100 ºC durante 30 minutos.

Antimicrobianos

Aciclovir, famciclovir, ganciclovir, foscarnet.

Vacunación

No disponible

Medidas preventivas generales

Mantener los locales, los equipos y los útiles de trabajo en condiciones adecuadas de limpieza y desinfección.

Eliminar o reducir al mínimo el material cortante o punzante.

Buenas prácticas de higiene: lavado riguroso de manos con agua y jabón al comenzar y finalizar la jornada laboral, después de quitarse el guante y tras el contacto con pacientes infectados o materiales contaminados. No comer, beber o fumar en el lugar de trabajo. Utilizar ropa de trabajo y equipos de protección individual adecuados.

Precauciones en centros sanitarios

En el ámbito sanitario y hospitalario se deberán adoptar las Precauciones Estándar (8).

EPI

Protección de las manos: guantes de protección frente a microorganismos para manipular especímenes o materiales que pueden estar contaminados.

Protección ocular: gafa de protección de montura universal en caso de riesgo de contacto accidental mano/guante contaminado-ojo, o pantalla de protección facial (símbolo de marcado en montura: 3) en caso de riesgo de exposición a salpicaduras.

Seguridad en laboratorio

Nivel de contención: 2

Los principales riesgos son la exposición de las membranas mucosas a gotitas de saliva o de especímenes biológicos contaminados, la inhalación de aerosoles con alta concentración del virus, la inoculación parenteral accidental y la ingesta accidental.

Las muestras o especímenes más peligrosos son los cultivos del virus y las muestras clínicas de sangre, saliva y exudados o tejidos de la garganta.

Se requieren las prácticas y la contención de un nivel 2 de bioseguridad para manipular los cultivos, las muestras clínicas y los animales potencialmente infecciosos. Se debe trabajar dentro de una cabina de seguridad biológica en caso de que se trabaje con grandes volúmenes o se generen aerosoles; se debe evitar o reducir al mínimo el empleo de material cortante o punzante y se deben seguir unas correctas prácticas de higiene: lavado de manos, uso de guantes y ropa de trabajo. Además, se deben descontaminar los residuos antes de su eliminación.