Diferentes especies del género:

Streptococcus agalactiae

,

Streptococcus dysgalactiae subsp. equisimilis

,

Streptococcus pyogenes

,

Streptococcus suis

y

Streptococcus spp

.

Sinónimos:

Neumococo o estreptococo beta no hemolítico, sin antígenos de los grupos de Lancefield

.
Última modificación: 28/03/2022

Streptococcus pneumoniae pertenece a la familia Streptococcaceae. Es una bacteria Gram positiva, normalmente anaerobia facultativa, catalasa negativa, inmóvil, con forma ovalada, rodeada de una cápsula (no presenta antígenos de Lancefield) y se suele agrupar formando cadenas de dos (diplococos) o más bacterias.

En cultivo crece en agar sangre formando colonias redondas, mucosas y rodeadas de un halo de α-hemólisis verdoso.

Se conocen más de 90 serotipos de S. pneumoniae, pero los que tienen mayor impacto clínico, responsables del 80 % de las infecciones neumocócicas invasoras, son, unos 12, que son: 1, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 14, 18, 19 y 23.

Reservorio

Humanos (normalmente en la mucosa nasal y faríngea).

Hospedadores

Humanos, roedores (ratas, ratones), cerdos guineanos, primates (chimpancés, macaco Rhesus) y otros mamíferos domésticos (equinos, felinos, etc.).

Dosis Infectiva Mínima (DIM)

Desconocida para los humanos.

Los ratones desarrollan sepsis o neumonía cuando se infectan con 107 o 108 unidades formadoras de colonias (ufc).

Supervivencia ambiental

En el ambiente puede sobrevivir en prótesis dentales hasta 7 días; en el polvo, hasta 20 días; en el vidrio, de 1-11 días; y en el pescado congelado, hasta 180 días.

Formas de resistencia

No presenta formas de resistencia.

Mecanismo de propagación y transmisión

La transmisión se produce principalmente a través de gotitas (gotitas de Flügge) o aerosoles de personas infectadas, generados al hablar, toser o estornudar y por contacto oral de persona a persona.

Aunque la transmisión es frecuente entre humanos, la mayoría no desarrolla la infección, siendo portadores asintomáticos de la bacteria en la mucosa nasofaríngea, principalmente niños y personas mayores de 60 años.

Tanto las personas que manifiestan la enfermedad como los portadores asintomáticos pueden transmitirla.

Vías de entrada

Respiratoria. Mucosa. Dérmica. Parenteral.

Distribución geográfica

Mundial.

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)

Tabla con la clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)
CNAE 2009 Descripción
O8424 Orden público y seguridad
O8425 Protección civil
P8510 Educación preprimaria
P8520 Educación primaria
Q8610 Actividades hospitalarias
Q8621 Actividades de medicina general
Q8622 Actividades de medicina especializada
Q8623 Actividades odontológicas
Q8690 Otras actividades sanitarias
Q8710 Asistencia en establecimientos residenciales con cuidados sanitarios
Q8720 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y drogodependencia
Q8731 Asistencia en establecimientos residenciales para personas mayores
Q8732 Asistencia en establecimientos residenciales para personas con discapacidad física
Q8811 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas mayores
Q8812 Actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas con discapacidad
Q8891 Actividades de cuidado diurno de niños
S9602 Peluquería y otros tratamientos de belleza

Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)

Tabla con la clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)
CNO 2011 Descripción
2111 Médicos de familia
2112 Otros médicos especialistas
2121 Enfermeros no especializados
2122 Enfermeros especializados (excepto matronos)
2240 Profesores de enseñanza primaria
2251 Maestros de educación infantil
2252 Técnicos en educación infantil
2311 Profesores de educación especial
3311 Técnicos en radioterapia
3312 Técnicos en imagen para el diagnóstico
3521 Mediadores y agentes de seguros
5611 Auxiliares de enfermería hospitalaria
5612 Auxiliares de enfermería de atención primaria
5622 Técnicos de emergencias sanitarias
5629 Trabajadores de los cuidados a las personas en servicios de salud no clasificados bajo otros epígrafes
5710 Trabajadores de los cuidados personales a domicilio
5721 Cuidadores de niños en guarderías y centros educativos
5722 Cuidadores de niños en domicilios
5811 Peluqueros
5910 Guardias civiles
5921 Policías nacionales
5922 Policías autonómicos
5923 Policías locales

Grupo de riesgo

Infección

Infección o enfermedad neumocócica: puede dar lugar a un amplio rango de manifestaciones, entre ellas, las más frecuentes pero las menos graves son las infecciones del tracto respiratorio superior, como: otitis media, sinusitis, etc.; mientras que las menos frecuentes pero las más graves son: la neumonía neumocócica (NN), la enfermedad neumocócica invasora (ENI), la meningitis y la septicemia.

La infección es más frecuente en niños menores de 2 años, en adultos mayores de 60 años y en quienes padecen una enfermedad renal, cardiaca o pulmonar crónica; también en los alcohólicos, los diabéticos, los inmunodeprimidos y las personas sin bazo (asplenia).

Se cree que tiene un periodo de incubación de 1-3 días y los primeros síntomas son escalofríos, fiebre alta y tos con esputo de color rojizo. Si no se trata, se mantiene la fiebre y aparece dolor pleurítico, sinusitis, endocarditis, artritis y peritonitis. Cuando la bacteria alcanza los pulmones puede dar lugar a una neumonía, aunque también puede pasar al torrente sanguíneo y causar bacteriemia o septicemia.

S. pneumoniae es la bacteria que más frecuentemente causa neumonía (neumonía de la comunidad), bacteriemia y otitis media en niños, y la tercera causa de meningitis. Además, según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad neumocócica es una de las diez principales causas de muerte.

Efectos alérgicos (Ver Anexo II RD 664/1997 ) / (Ver Allergen )

No se han descrito

Efectos tóxicos

S. pneumoniae produce toxinas que contribuyen a su patogenicidad, entre las que se incluyen las proteasas y las hemolisinas, como la neumolisina que participa en la colonización y proliferación bacteriana en la nasofaringe, el pulmón y la sangre del hospedador; así como en la rotura de la membrana de los eritrocitos, con la consecuente formación del halo de α-hemólisis (1) (2).

Efectos cancerígenos (Ver International Agency for Research On Cancer - IARC )

No se han descrito

Efectos en la maternidad

No se han descrito

Enfermedad

Tabla con las enfermedades
CIE-10 Nombre EDO
A40.3 Sepsis debida a Streptococcus pneumoniae Sí (enfermedad neumocócica invasora)

Desinfectantes

Glutaraldehído al 0,5 %, hipoclorito sódico al 1 %, iodina, ácido peracético al 2 %, peróxido de hidrógeno al 3-6 %, etanol al 70 %, compuestos de amonio cuaternario y compuestos fenólicos (9).

Inactivación física

Inactivación por calor húmedo a 56 °C durante 30 minutos.

Antimicrobianos

Penicilina, tetraciclina, cefotaxima, eritromicina y quinolonas (levofloxacina, moxifloxacina y gatifloxacina), telitromicina, vancomicina y linezolid.

Puede presentar resistencia a muchos de los antibióticos citados anteriormente.

Vacunación

Actualmente hay dos vacunas disponibles para adultos frente a neumococo: una polisacárida de 23 serotipos (VNP23) y otra conjugada de 13 serotipos (VNC13).

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) recomienda la vacunación con VPN23 de forma sistémica a mayores de 65 años y a los grupos con factores de riesgo de inmunodepresión o de patología crónica. También, algunas Comunidades Autónomas recomiendan la vacunación con VNC13 a determinados grupos con los factores de riesgo citados (5) (6).

Medidas preventivas generales

Diseño adecuado de los locales de trabajo, con superficies impermeables, lisas y fáciles de limpiar. Adecuado mantenimiento, limpieza, desinfección y/o esterilización de herramientas, equipos y superficies.

Buenas prácticas de higiene: lavado de manos con agua y jabón al comenzar y finalizar la jornada laboral, después de quitarse los guantes y tras el contacto con elementos contaminados. Utilizar ropa de trabajo y equipos de protección individual adecuados.

Para impedir la propagación de la enfermedad, la persona infectada debe protegerse siempre que tosa con pañuelos desechables y lavarse frecuentemente las manos, sobre todo después de toser o estornudar.

Precauciones en centros sanitarios

En el ámbito sanitario y hospitalario se deberán adoptar las Precauciones Estándar y, además, las Precauciones Aéreas y por Contacto en función de la manifestación clínica de la infección como indica la siguiente tabla (3) (8).

Tabla de precauciones según el tipo de infección
Infección Tipo de Precaucion

Infección respiratoria

- Tos/Fiebre/Infiltrado en lóbulo pulmonar superior en VIH negativo (o de bajo riesgo).

- Tos/Fiebre/Infiltrado pulmonar en cualquier localización en VIH positivo (o de alto riesgo).

Aérea + Contacto.

Infección por S. pneumoniae resistente a antibióticos.

Estándar + Contacto.

Meningitis.

Estándar

EPI

Protección respiratoria: mascarillas autofiltrantes tipo FFP2, preferiblemente FFP3 para operaciones en las que se generen bioaerosoles.

Protección de las manos: guantes de protección frente a microorganismos en caso de contacto o manipulación de materiales potencialmente infecciosos.

Protección ocular o facial: gafa de protección de montura universal en caso de riesgo de contacto accidental mano/guante contaminado-ojo, o pantalla de protección facial (símbolo de marcado en montura: 3) en caso de riesgo de exposición a salpicaduras.

Seguridad en laboratorio

Nivel de contención: 2

Los principales riesgos son la inhalación de bioaerosoles infecciosos, la inoculación accidental y el contacto directo con las mucosas de la persona infectada.

Los especímenes o muestras más peligrosas son: esputo, frotis nasales o de garganta, sangre, líquido cefalorraquídeo y secreciones respiratorias.

Se requieren las prácticas y la contención de un nivel 2 de bioseguridad para realizar cultivos o para manipular muestras o animales infectados. Utilizar cabina de seguridad biológica, cuando se puedan producir bioaerosoles, salpicaduras o se trabaje con grandes cantidades. Se debe evitar o reducir el uso de material cortante o punzante. Además, se deben seguir unas correctas prácticas de higiene, lavado de manos, uso de guantes y ropa de trabajo; así como una eliminación adecuada de residuos.