null Si eres AUTÓNOMO

Los trabajadores autónomos que participan en una obra de construcción también tienen una serie de obligaciones. En concreto, en el Real Decreto 1627/1997 se establece que los trabajadores autónomos están obligados, por ejemplo, a aplicar los principios de la acción preventiva, cumplir las disposiciones mínimas del anexo IV del Real Decreto 1627/1997, velar por su propia seguridad e informar de cualquier situación que a su juicio entrañe un riesgo para la seguridad, actuar conforme a los deberes de coordinación de actividades empresariales, utilizar equipos seguros y de forma segura, elegir y utilizar las protecciones individuales correctamente, atender y respetar las indicaciones de los integrantes de la Dirección facultativa, así como cumplir lo establecido en el plan de seguridad y salud.


Etapas gestión obra

En referencia a la formación de los trabajadores autónomos, hay que tener presente que esta materia no se ha regulado, por lo tanto no se ha establecido qué formación en prevención de riesgos laborales ha de tener este colectivo, quedando de igual modo fuera del ámbito de aplicación de los convenios colectivos. Actualmente, en la normativa, no se regula la formación específica en materia preventiva que debe tener un trabajador autónomo en las obras de construcción. Cuestión diferente es afirmar que, sin duda, es necesario que este colectivo tenga formación en materia de prevención de riesgos laborales, ya que están sometidos a los mismos riesgos que cualquier trabajador por cuenta ajena que esté en la obra, y, además, con su trabajo pueden generar riesgos al resto de trabajadores de la obra. De ahí la conveniencia de que dispongan de unos conocimientos básicos  de los riesgos y medidas preventivas de su trabajo. De hecho, cada vez es más frecuente que contractualmente, es decir, a través del contrato mercantil suscrito entre el promotor, el contratista o el subcontratista y el trabajador autónomo, se exija a este último que disponga de una determinada formación en esta materia.