null ¿Qué son las fuentes de radiación de origen natural?

¿Qué son las fuentes de radiación de origen natural?

Siempre han existido radiaciones ionizantes procedentes de la naturaleza sin que medie intervención humana. Las hay que provienen del espacio y se conocen como rayos cósmicos. También existen radiaciones naturales procedentes de los materiales radiactivos que hay en la corteza terrestre, por ejemplo el torio o el gas radón. Estos fenómenos dan lugar a una dosis de radiación que siempre estamos absorbiendo conocida como fondo radiactivo natural.

El gas radón procede del uranio que se encuentra de forma natural en la tierra. Su cantidad varía de unos lugares a otros. En el interior de los edificios es donde se producen mayores exposiciones, ya que en el exterior el radón se dispersa en el aire con facilidad. La concentración de radón (222 Rn) en el interior de las viviendas depende principalmente de las características geológicas del suelo, y del tipo de vivienda, y en menor medida de los materiales de construcción y de las características del régimen de ventilación de las viviendas.

La exposición a rayos cósmicos varía en función de la latitud (es mayor en los polos que en el ecuador) y de altitud (es mayor en las cordilleras elevadas que a nivel del mar). Los viajeros habituales de vuelos transoceánicos reciben una dosis anual más alta que la media a causa de su mayor exposición a los rayos cósmicos. Por ello, esta exposición debe considerarse sobre todo en el caso de los trabajadores de aerolíneas.