null ¿Qué medidas preventivas se pueden aplicar?

¿Qué medidas preventivas se pueden aplicar?

De acuerdo con el artículo 5 del RD 1311/2005 “Teniendo en cuenta los avances técnicos y la disponibilidad de medidas de control del riesgo en su origen, los riesgos derivados de la exposición a vibraciones mecánicas deberán eliminarse en su origen o reducirse al nivel más bajo posible”.

 

No obstante dependiendo del valor A (8) obtenido la Guía Técnica nos propone una serie de acciones a tomar:

 

 

 

Por citar algunas recomendaciones generales a tener en cuenta:

  • Utilizar las herramientas adecuadas para cada tipo de tarea, teniendo en cuenta el nivel de vibraciones que emiten, adecuando la potencia a la tarea a realizar, así como los útiles de corte, como discos y cadenas anti rebote, etc.
  • Técnicas de trabajo seguras siguiendo las instrucciones del fabricante y la formación recibida.  Por ejemplo, en el caso de la motosierra es fundamental adoptar una postura adecuada durante su arranque, utilizar el freno de cadena durante los desplazamientos, no sólo por la reducción de vibraciones sino por la propia seguridad de los trabajadores, así como mantener las distancias de seguridad.
  • Mantenimiento de las herramientas, el cual es fundamental para reducir el nivel de vibraciones y en concreto:
  1. Mantenimiento de los sistemas de amortiguación –muelles metálicos o silembolocks- que separan el motor de la estructura de sujeción.
  2. Regulación de los niveles de carburación y ralentí del motor directamente relacionado con el nivel de vibraciones emitido. Se ha comprobado que en ocasiones se lleva la herramienta muy revolucionada.
  3. Control del nivel de desgaste del piñón de ataque de la cadena mediante su sustitución periódica.
  4. Correcto afilado de los dientes de la cadena de la motosierra evitando en cualquier caso un excesivo rebaje de las guías de profundidad, las cuales inciden de manera directa en el nivel de vibración de la máquina.
  • Proporcionar ropa y calzado de abrigo a los trabajadores durante las estaciones de mayor variabilidad climatológica, como, por ejemplo, guantes térmicos y con la palma de material antideslizante para garantizar un agarre firme de la herramienta.
  • Proporcionar guantes anti vibratorios certificados a los trabajadores, no sin antes comprobar su eficacia. Por ejemplo,  hay estudios que han comprobado  la amortiguación de los guantes de gel con la desbrozadora y moto pértiga.
  • Organización del trabajo, estableciendo turnos de trabajo que permitan alternancia de tareas, es decir, que un mismo operario dedique parte de su jornada al trabajo con herramientas y parte a recoger o a realizar otras tareas de limpieza y mantenimiento.
  • Formación e información a los trabajadores sobre los riesgos derivados de la exposición al nivel de vibraciones y medidas de control. En este sentido, es fundamental la labor de concienciación de técnicos y capataces para conseguir realizar un uso de las herramientas que minimice el daño, tanto por la forma, como por la organización del trabajo, permitiendo la rotación de herramientas y diversificando funciones.
  • Entrega del manual de instrucciones de cada máquina a los trabajadores dejando constancia documental de ello. Los trabajadores deberán leer y comprender las normas de seguridad y mantenimiento recogidas en el manual. Además, se recomienda de forma explícita que cada operario tenga los conocimientos básicos en el mantenimiento de las herramientas así como la existencia de una persona especializada que realice un control periódico de estas cuestiones, que controle la sustitución de los útiles, los rebajes de las cadenas, los piñones de ataque, los protectores, etc. y todos aquellos elementos que influyan decisivamente en el mantenimiento correcto de la máquina.
  • Continuar con la Vigilancia de la Salud de conformidad con el artículo 8 del RD 1311/2005, aplicando los protocolos necesarios para la detección precoz de lesiones vasculares, osteorarticulares. Además, debe registrarse cualquier historia previa sobre la exposición a las vibraciones.