null ¿Cómo evaluar el estrés?

¿Cómo evaluar el estrés?

Dado que el estrés laboral depende tanto de las condiciones psicosociales objetivas, como de la interpretación que hace de éstas el trabajador, puede ser conveniente la utilización simultanea de varios métodos y técnicas de evaluación. En este sentido, a la hora de evaluar el estrés es importante centrarse en buscar los agentes estresores, no individuos estresados.

El estrés laboral se puede evaluar usando métodos que analicen las distintas condiciones de trabajo como factores de riesgo psicosocial, (ver subtema “Evaluación de Riesgos Psicosociales”). De esta forma lograremos identificar y valorar la magnitud de las fuentes de estrés, es decir de los agentes estresores y se podrá intervenir sobre ellos.

También, y de forma complementaria, se puede evaluar su impacto analizando los efectos sobre la salud de los trabajadores. En este caso conoceremos el posible daño sobre la salud que esté ocasionando el estrés. Para este tipo de evaluación se puede emplear por ejemplo el Cuestionario de Salud General (General Health Questionnaire, GHQ).

Además se puede, y debe, complementar la evaluación empleando otros instrumentos de recogida y análisis de información como datos administrativos sobre bajas, absentismo, etc., entrevistas a personas afectadas e informantes clave, mediciones psicofisiológicas, etc. De cualquier modo, para realizar la evaluación del estrés laboral se debe clarificar qué se quiere medir para así utilizar el instrumento adecuado.