Ropa de protección

La ropa de protección cubre o reemplaza la ropa personal y Riesgos biológicos está destinada a la protección frente a uno o varios riesgos. Si no ofrece protección, se considera únicamente ropa de trabajo y no es un EPI. Puede ofrecer protección completa de cuerpo (brazos, piernas y torso) mediante una sola pieza o varias piezas que han de llevarse conjuntamente o sólo cubrir algunas partes del cuerpo y ofrecer por tanto protección parcial del cuerpo. La ropa de protección puede incluir capucha y otros elementos como cubre calzado o guantes unidos a ella. La ropa de protección puede ser reutilizable o desechable en función de su material y diseño.

 

Nombre de la sección

FSU - EPI

Visite nuestra recopilación de Fichas de selección y uso de EPI.

Nombre de la sección

Información básica

Aquí respondemos a algunas de las dudas básicas de guantes de protección.

La ropa de protección debe ofrecer una protección específica frente a uno o varios riesgos ya que, si no la ofrece, se considera ropa de trabajo y no es por tanto un EPI.

Atendiendo al diseño

En función del diseño, se pueden distinguir dos tipos principales de ropa de protección:

  • Prendas individuales, como chaquetas, manguitos, pantalones, delantales, capuchas, polainas, etc., que sólo cubren parte del cuerpo, y
  • Monos y trajes, que cubren el cuerpo completo, pudiendo llevar capucha o no.

Atendiendo al riesgo frente al que han sido diseñadas

Se destacan las prendas más habituales:

  • Ropa de protección contra ambientes fríos. Con materiales indicados para ambientes con una temperatura del aire superior a -5ºC.
  • Ropa de protección contra el frío. Con materiales indicados para ambientes con una temperatura del aire por debajo de – 5ºC y hasta -50ºC.
  • Ropa de protección contra la lluvia. Con materiales y costuras con propiedades de impermeabilidad al agua y resistencia a la transmisión del vapor para proteger de los efectos de la lluvia, nieve, niebla, etc.
  • Ropa de protección contra cortes y pinchazos producidos por cuchillos manuales. En este tipo de ropa la dimensión de la zona de protección es crítica.
  • Ropa de protección contra productos químicos. Fabricada con materiales poliméricos o textiles. Existen distintos tipos según la hermeticidad ofrecida a líquidos, polvo y gases.
  • Ropa de protección contra agentes biológicos. Este tipo de protección está muchas veces ligada a la protección química, existiendo trajes para ambos tipos de riesgos.
  • Ropa de protección contra el calor y la llama. Existen distintas clases de protección contra riesgos térmicos, con distintos requisitos. Así, hay ropa para contactos breves y ocasionales con pequeñas llamas, sin presencia de otros tipos de calor o ropa que protege frente a presencia de distintos tipos de calor o a salpicaduras de metales fundidos, por ejemplo, la ropa de protección frente a los riesgos térmicos derivados del arco eléctrico. Adicionalmente, para ciertas aplicaciones concretas, hay ropa específica como para bomberos, bomberos forestales, actividades de soldeo, etc.
  • Ropa de protección contra contaminación radioactiva. Esta protección está limitada a aerosoles de partículas sólidas radiactivas y no abarca la protección contra radiaciones ionizantes.
  • Ropa de señalización de alta visibilidad. Existen tres clases de ropa de alta visibilidad, según sean las áreas mínimas de material de fondo y de bandas retrorreflectantes.
  • Rodilleras para trabajos en posición arrodillada. Estas pueden estar incorporadas o unidas a unos pantalones, llevadas sobre los pantalones o directamente sobre las rodillas.
  • Protección frente al ahogamiento. Este grupo comprende protecciones destinadas a evitar los riesgos derivados de las caídas al agua. Comprenden los chalecos salvavidas, que proporcionan suficiente flotabilidad para girar a una persona inconsciente y mantener sus vías respiratorias fuera del agua, ayudas a la flotación que permiten a un usuario consciente mantenerse a flote y por último, los trajes de inmersión para cuando las condiciones térmicas del agua agraven el riesgo de ahogamiento al proporcionar una extensión del tiempo de supervivencia en el agua retrasando el comienzo de la hipotermia.
  • Ropa de protección contra riesgos eléctricos.

A continuación se indican puntos clave a tener en cuenta en la selección y uso de estos equipos:

  • Toda la ropa de protección debe cumplir con los requisitos generales descritos en la norma UNE EN ISO 13688 : Ropa de protección. Requisitos generales.
  • Para todos los tipos de ropa de protección se requieren unas propiedades de resistencia mecánica mínima.
  • El nivel de confort ofrecido por la prenda debe ser compatible/adecuado con respecto al nivel de protección que se requiere, las condiciones ambientales, el nivel de actividad y el tiempo de uso previsto. En los casos en que el nivel de confort sea muy reducido por la necesidad de proporcionar protección adecuada, las instrucciones de uso deben incluir advertencias sobre la limitación de la duración del uso continuo.
  • Toda la ropa irá marcada con los pictogramas relacionados con los tipos de riesgos contra los que protegen. Determinados pictogramas van junto a números o letras que indican el nivel de clasificación para determinadas prestaciones, siempre en el mismo orden, indicado en la norma específica.
  • Limpiar o desechar la ropa según las instrucciones del fabricante. La ropa de un solo uso debe marcarse con la frase “No reutilizable”.
  • Tener en cuenta que, para determinadas prendas, se requiere la reaplicación de un acabado, para mantener las propiedades protectoras. Leer las instrucciones del fabricante al respecto.
  • Formar a los usuarios sobre cómo ponerse y quitarse la ropa de protección y su combinación con otras prendas, para evitar la contaminación del trabajador así como el interior de la ropa, de cara al siguiente uso.
  • Formar a los usuarios en cómo almacenar la ropa usada/contaminada separada de la ropa limpia, de acuerdo con las instrucciones recibidas, que pueden ser muy estrictas en caso de contaminación biológica o por fibras de amianto.
  • Seleccionar cuidadosamente la protección requerida. En caso de que se requiera protección frente a sustancias químicas, analizar la lista de los productos frente a los que se ha ensayado el material de la ropa y los niveles de permeación obtenidos y aportados por el fabricante, teniendo en cuenta que estos niveles son indicativos y no reflejan la duración real de la protección durante el uso.
  • No usar ropa de protección holgada en la cercanía de maquinaria en movimiento ya que hay riesgo de atrapamiento; considerar el uso de ropa especialmente diseñada para estas situaciones.
  • Asegurarse de que solo se usan los materiales de limpieza correctos para la ropa de alta visibilidad. La falta de limpieza es un factor relevante en la pérdida de visibilidad.
  • La selección de un tipo u otro de protección frente al ahogamiento se debe realizar atendiendo al campo de aplicación específico (estado del mar y condiciones meteorológicas, peso y carga del usuario, distancia a la costa y/o tiempo de rescate previsible, accesorios necesarios para las actividades de salvamento o localización, como, por ejemplo, luces o silbatos).

Otros enlaces de interés