Protección respiratoria

Los equipos de proteccion respiratoria protegen el sistema Riesgos biológicos respiratorio del usuario de la inhalación de atmósferas peligrosas ya sea por la presencia de sustancias peligrosas (partículas, gases o vapores, agentes biológicos) o por la deficiencia de oxígeno.

 

Nombre de la sección

FSU - EPI

Visite nuestra recopilación de Fichas de selección y uso de EPI.

Nombre de la sección

Información básica

Aquí respondemos a algunas de las dudas básicas de protección respiratoria.

La siguiente clasificación se basa en dos tipos principales:

Equipos filtrantes:

Suministran aire respirable por medio de la purificación o filtración del aire contaminado. Estos equipos constan de una pieza facial y uno o varios filtros capaces de eliminar los contaminantes del aire.

Según el contaminante que puedan retener, los equipos filtrantes se clasifican en:

Equipos para protección frente a gases:

  • Gases y vapores orgánicos
  • Gases y vapores inorgánicos
  • Dióxido de azufre y otros gases ácidos
  • Amoniaco y derivados orgánicos del amoniaco
  • Vapores de mercurio
  • Óxidos de nitrógeno
  • Gases específicos (determinados por el fabricante)

Equipos de protección frente a partículas

Se clasifican en tres clases: clase 1, clase 2 y clase 3; según sean de eficacia baja, media o alta.

Tipos y clases de filtros:

TIPO CLASE COLOR USO/PARTICULARIDADES
A 1, 2, 3 MARRÓN Gases y vapores orgánicos de punto de ebullición mayor que 65°C
AX - MARRÓN Gases y vapores orgánicos de punto de ebullición menor o igual que 65°C. Uso máximo 1 jornada
B 1, 2, 3 GRIS Gases y vapores inorgánicos
E 1, 2, 3 AMARILLO Dióxido de azufre y otros gases ácidos
K 1, 2, 3 VERDE Amoniaco y sus derivados orgánicos
SX - VIOLETA     
Gases específicos. Debe figurar el nombre de los productos químicos y sus concentraciones máximas
NO-P3 - AZUL Óxidos de nitrógeno. Uso máximo 1 jornada
Hg-P3 - ROJO Vapores de mercurio. Uso máximo 50 horas
P 1, 2, 3 BLANCO Partículas

Equipos aislantes:

Suministran gas respirable no contaminado procedente de una fuente externa e independiente del medio ambiente. Estos equipos constan de una pieza facial y un suministro de gas respirable no contaminado.

Según la fuente de aire o gas respirable estos equipos se clasifican en:

  • Equipos de aire fresco. Son aquellos que tienen el extremo de la manguera de suministro de aire ubicado en el exterior de la atmósfera contaminada.
  • Equipos de línea de aire comprimido. Equipos en los que el suministro de aire se realiza mediante una fuente de aire comprimido limpio y respirable.
  • Equipos autónomos. Son equipos en los que la fuente de aire es una botella a presión portada por el mismo usuario del equipo.

Equipos de evacuación:

Diseñados para escape en situaciones de emergencia. No deben utilizarse nunca como sustitutos de equipos para realización de un trabajo. Por su funcionamiento pueden ser filtrantes o aislantes.

Otros enlaces de interés

En la figura se presenta un diagrama que esquematiza una posible secuencia de actuación a seguir en el proceso de selección de equipos de protección respiratoria. Puede observarse que existen determinados factores que llevan de forma ineludible a la utilización de equipos aislantes, entre los que puede destacarse la deficiencia de oxígeno, el desconocimiento acerca de los contaminantes presentes o atmósferas inmediatamente peligrosas para la vida o la salud (IPVS).

Diagrama de desición en la deficiencia del oxígeno

A continuación se indican puntos clave a tener en cuenta en la selección y uso de estos equipos:

  • Concentración de oxígeno durante todo el tiempo que dure el trabajo o la exposición. No deberían utilizarse equipos filtrantes cuando la concentración de oxígeno sea inferior a 19,5% en volumen.
     
    1. Agentes químicos peligrosos, incluyendo los asfixiantes, y estado físico del contaminante (polvo, fibra, humo, gas, vapor, etc.). Concentración máxima que se estima que se encontrar en la atmósfera y, si es posible, valor límite ambiental.
    2. Adaptación del equipo al usuario, en especial el ajuste de las piezas faciales con la cara del usuario cuando la eficacia del equipo dependa de la hermeticidad. Esta circunstancia se da con equipos que incluyan máscaras y medias máscaras o mascarillas. En este sentido, la presencia de vello facial, cicatrices, etc. pueden afectar la hermeticidad. De igual manera el uso de determinados accesorios como pañuelos, collares, etc. también podrían afectar al ajuste del equipo.
    3. El uso de equipos filtrantes debería limitarse a aquellos contaminantes que presentan alguna propiedad de aviso, de tal forma que el usuario puede detectar su presencia a tiempo. Sin embargo, en ningún caso debe utilizarse la propiedad de aviso como indicación de la caducidad.
    4. Los adaptadores faciales se presentan para que se les acople un filtro o más de un filtro. La protección ofrecida es adecuada en ambas situaciones siempre que se observen algunas precauciones. Por ejemplo, en ningún caso deberán emplearse filtros diseñados para ser usados en adaptadores faciales de más de un filtro en adaptadores de un solo filtro y al recambiar los filtros en adaptadores faciales para más de un filtro deberán recambiarse todos al mismo tiempo.
    5. Cuando se utilicen equipos que dispongan de manguera para el aporte de aire deberán usarse siempre con el tipo y longitudes de manguera con las que el equipo se haya puesto en el mercado.
    6. Adaptación del equipo al ambiente de trabajo. El equipo de protección respiratoria no debe ser fuente de riesgos, este hecho deberá tenerse en cuenta especialmente cuando se trabaje en atmósferas potencialmente explosivas. En este caso habrá que hacer una evaluación del equipo en sí mismo como posible fuente de ignición.

Otros enlaces de interés