Necesidad de utilización de equipos de protección individual (EPI)

La necesidad de utilización de equipos de protección individual se valora a través de las preguntas siguientes:

  • Q31 6ª EWCS - España 2015. ¿Su trabajo requiere alguna vez el uso de equipos de protección individual?
  • P46 VII ENCT y P53 VI ENCT. En su trabajo habitual, ¿es obligatorio el uso de algún equipo de protección individual? 

Periodo: 2007, 2011, 2015
Fecha de actualización: 21/10/2017

Trabajadores que requieren el uso de EPI y trabajadores que los utilizan según el riesgo al que están expuestos. Año 2015

Riesgo al que está expuesto la mitad de la jornada o más tiempoPorcentaje de trabajadores que requiere el uso de EPIPorcentaje de trabajadores que lo usa siempre que se requiere
Ruido63,386,3
Vibraciones82,686,8
Temperatura alta63,988,9
Temperatura baja65,988,7
Respirar humos, gases, polvos79,090,2
Respirar vapores como disolventes80,092,5
Manipular sustancias químicas79,790,1
Manipular materiales infecciosos79,890,0
Manipular cargas pesadas64,287,2

Según los datos de la encuesta de condiciones de trabajo del año 2015, la utilización de equipos de protección individual (EPI) es necesaria alguna vez para el 40% de los trabajadores.

Esta necesidad no se distribuye de forma homogénea entre actividades económicas ni sexos.

En el caso de los hombres, el 49% requiere de estos equipos, mientras que en las mujeres esto sucede en el 31,2%.

Para los hombres, las ramas de actividad que presentan más necesidad de EPI son la Construcción, la Industria, la Agricultura y la Salud.

En el caso de las mujeres es muy diferenciada la situación entre ramas, es muy alta la necesidad de utilización en la actividad de Salud (67,7%), donde es incluso más elevada que para sus compañeros varones (65,3%). En el resto de ramas las cifras se reducen bastante y se mantienen por debajo de los datos correspondientes a los hombres.

El factor de riesgo que implica más necesidad de utilizar EPI son las vibraciones, 82,6%, seguido de la exposición a agentes químicos en sus diversas vías: la respiración de humos y polvo requiere EPI para el 79%, la respiración de vapores para el 80%, la manipulación para el 79,7%.

La manipulación de agentes infecciosos también está en estas cifras, 79,8% de necesidad de utilización de EPI, mientas que la exposición a ruido y a temperaturas extremas está en torno al 65%.

En todos los riesgos se observa que, una vez requerido el uso del EPI, este se utiliza en un amplio porcentaje, que en todos los casos superó el 85%.

En cuanto a la evolución de este indicador, señalar que del año 2007 a 2011 se produjo su disminución en todos los sectores de actividad. La comparación directa con los datos de 2015 no es posible, ya que la pregunta utilizada el último año es más amplia conceptualmente. Por esta razón se presentan las cifras aparte y será en la próxima edición donde pueda valorarse la tendencia.