Accidentes de trabajo mortales en jornada de trabajo (ATJT mortales), según sexo y edad.

El accidente de trabajo se define en el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute, ya sea por cuenta ajena (art 156), por cuenta propia (art 316) o de la actividad profesional de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (art 317).

El accidente de trabajo mortal en jornada de trabajo sucede durante el horario laboral del trabajador y causa el fallecimiento de éste (ver el apartado Observaciones).


Periodo: 2019-2020
Fecha de actualización: 15/09/2021
  • Forma de cálculo

    Índice de incidencia de ATJT mortales = (número ATJT mortales/ población asalariada afiliada a la Seguridad Social con la contingencia de AT y EP cubierta) x 100.000

  • Fuente

    Fichero de microdatos del sistema de notificación DELTA. MITES. (julio 2021)

    Datos de afiliación de trabajadores con la contingencia de AT y EP cubierta. MITES.

  • Observaciones

    En 2019 se produce un cambio en la definición de accidente mortal, pasando a contabilizarse como accidentes mortales todos los fallecimientos a consecuencia de un accidente de trabajo que se produzcan en el plazo de un año desde la fecha del accidente, independientemente de su gravedad inicial.
    Se recuerda que la definición empleada anteriormente consideraba como accidente mortal, el accidente de trabajo para el que las lesiones producidas constaban como mortales en el parte de accidente de trabajo.

Índices de incidencia de ATJT mortales según sexo y edad. Año 2020

  Sexo  
Edad Varón Mujer Total
24 años o menor 1,17 0,00 0,65
25 a 44 años 3,26 0,10 1,77
45 años o más 9,46 0,71 5,48
Total 6,15 0,38 3,49

En el año 2020 se produjeron en España 3,49 ATJT mortales por cada 100.000 trabajadores.

El índice de incidencia de ATJT mortales de los hombres (6,15) es dieciséis veces el de las mujeres (0,38).

En lo que respecta a la edad de los trabajadores accidentados, se observa que son los rangos de mayor edad los que presentan mayores incidencias. En concreto, el índice de incidencia de accidentes mortales experimenta un aumento considerable a partir de los 45 años.

Al realizar una valoración de estos datos, se debe tener presente que los accidentes de trabajo que son infartos, accidentes cerebrovasculares, y patologías de estas características (comúnmente denominados patologías no traumáticas –PNT) tienen un gran peso entre los accidentes mortales de trabajo (representan en torno al 39% del total de accidentes mortales en jornada), y afectan de forma preferente a los trabajadores de más edad.

Al analizar la edad y el sexo de forma simultánea, se observa en los varones el crecimiento exponencial del índice con la edad; mientras que las trabajadoras presentan datos muy inferiores a cualquier edad. A medida que aumenta la edad, las diferencias entre ambos sexos se van ampliando. Tanto para los varones como para las mujeres la incidencia máxima se da en el intervalo de 60 años y más.