null Efectos de una mala calidad de aire interior

Efectos de una mala calidad de aire interior

Una mala calidad de aire interior provoca cambios en el estado de salud de las personas, pudiéndose manifestar en síntomas agudos y/o crónicos, así como enfermedades diagnosticadas. Los efectos que pueden producir pueden afectar a la persona y a la organización.

Dentro de los efectos en las personas, afectan a:

  • Ojos: Irritación, escozor, lagrimeo, etc.
  • Nariz: Picor, mucosidad, goteo, congestión, estornudos.
  • Garganta: Dolor, inflamación, sequedad.
  • Pulmón: Opresión Torácica, sensación de ahogo, tos.
  • Cabeza: Dolor, somnolencia, dificultad para concentrase, mareos.
  • Cutáneos: Eritema, erupciones, sequedad

Y en cuanto a los efectos sobre la organización:

  • Malestar
  • Estrés
  • Absentismo
  • Pérdida productividad