Ropa de protección

La ropa de protección cubre o reemplaza la ropa personal y está destinada a la protección frente a uno o varios riesgos. Si no ofrece protección, se considera únicamente  ropa de trabajo y no es un EPI. Puede ofrecer protección completa de cuerpo (brazos, piernas y torso) mediante una sola pieza o varias piezas que han de llevarse conjuntamente  o sólo cubrir algunas partes del cuerpo y ofrecer por tanto protección parcial del cuerpo. La ropa de protección puede incluir capucha y otros elementos como cubre calzado o guantes unidos a ella. La ropa de protección puede ser reutilizable o desechable en función de su material y diseño.