Protección de la cabeza

La cabeza es la parte superior del cuerpo humano donde se alojan el encéfalo y órganos sensoriales. La cavidad craneal, compuesta por huesos, tiene como función principal la de proteger el encéfalo. Los cascos de protección son los Equipos de Protección Individual diseñados para resguardar la cabeza de los riesgos existentes en el lugar de trabajo, o evitar o disminuir los daños derivados de un accidente.

Los cascos de protección están compuestos principalmente por un elemento rígido (casquete que define la forma general externa del casco), arnés interior (sostiene y absorbe la energía derivada del impacto) y accesorios (como los destinados al ajuste y sujeción a la cabeza).

Existen varios tipos de cascos de protección dependiendo del campo de uso, por ejemplo: cascos de uso industrial (casco de protección o de seguridad, casco de altas prestaciones, casco contra golpes), cascos de bomberos, cascos eléctricamente aislantes para uso en instalaciones de baja tensión, cascos forestales, cascos de rescate técnico y cascos para deportes (alpinismo, equitación, canoa, etc.)