Protección auditiva

El protector auditivo debe reducir el nivel de ruido por debajo del nivel de acción que determine la normativa correspondiente. 

La selección dependerá de las características del ruido (el nivel de presión acústica), el contenido en frecuencia, las características impulsivas o no del ruido, las características del trabajo y del trabajador.

La caracterización acústica del protector auditivo que debe figurar en el folleto informativo del equipo debe incluir:

  • Atenuación asumida por frecuencias del tercio de banda de octava de 125 a 8000 Hz.
  • Valores H-M-L, atenuaciones acústicas globales para ruido en alta, media y baja frecuencia.
  • El valor SNR, atenuación acústica global para un ruido de espectro plano.

Las características acústicas del protector conjuntamente con la caracterización de nuestro ruido permiten calcular el valor PNR, reducción prevista del nivel de ruido (diferencia entre el nivel de presión sonora ponderado A del ambiente y el nivel de presión sonora efectivo con protector).