Responsive Image

Mirando al futuro

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) ocupa, desde su nacimiento en el año 1971, un lugar importante en la historia de la seguridad y salud en el trabajo en España. Muchos son los momentos que podríamos destacar en estos 50 años. Pero, tal vez, debamos incidir en la aprobación de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, que reserva el artículo 8 al entonces Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Esta norma transpone la Directiva Marco, define funciones de las Administraciones Públicas, crea la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y se adapta al proceso de transferencias a las CC AA, aún inacabado en aquel momento, entre otros aspectos que han resultado esenciales para progresar hacia el objetivo de garantizar el derecho a la protección de la salud de las personas trabajadoras. En este sentido, es necesario que la relación constante del INSST con las CC AA continúe creciendo, se ponga en valor y se consolide.
 

Y, si este papel de coordinación y colaboración institucional del INSST ha sido y debe seguir siendo fundamental para nuestras políticas nacionales, el otro pilar que justifica nuestro papel en la sociedad es el de la promoción de la prevención a través de la investigación y la asistencia técnica, fundamental para todos los actores de la prevención, ya sean administraciones públicas con competencias, empresas, personas trabajadoras y profesionales de la prevención en general, entre otros. Tenemos un ejemplo muy reciente con las aportaciones del INSST durante la gestión de la pandemia de la COVID-19.
 

Es nuestro deseo que el Instituto se acerque más a la ciudadanía y sea capaz de hacer más visible lo mucho y bueno que hace, y en ello seguiremos trabajando sin descanso. Gracias a todas aquellas personas que han trabajado en y por el Instituto en estos 50 años. Gracias a los que seguís trabajando, día a día, haciendo del INSST esta organización única, comprometida con la mejora de las condiciones de seguridad y salud de las personas trabajadoras.