Gestión de la prevención

El artículo 16 de la LPRL Pymes establece que la prevención deberá integrarse dentro del sistema general de gestión de la empresa a través de la implantación de un plan de prevención de riesgos laborales.

La complejidad de este plan depende de varios factores. En concreto, en las pymes, el tamaño de la empresa y los riesgos asociados a la propia actividad son los elementos principales que condicionan el grado de detalle que debe alcanzar del plan de prevención. De hecho, puede afirmarse que el plan de prevención de una microempresa cuya actividad no conlleve riesgos de importantes podría sintetizarse en pocas páginas.

Los instrumentos esenciales para la gestión y aplicación del plan de prevención de riesgos son la evaluación de riesgos laborales y la planificación de la actividad preventiva.

Nombre de la sección

Formación / Jornadas

Consulte los principales cursos de formación de prevención de riesgos laborales relacionados con la Gestión de la prevención.

No hay resultados.

En estos momentos no disponemos de contenidos sobre esta materia.

Nombre de la sección

Información básica

Aquí respondemos a algunas de las dudas básicas de Gestión de la prevención.

El Reglamento de los Servicios de Prevención define evaluación de riesgos laborales como “el proceso dirigido a estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse, obteniendo la información necesaria para que el empresario esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y, en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse”.

Por tanto, la evaluación de riesgos es un instrumento esencial para la gestión preventiva en la empresa, ya que de los resultados de la misma se deriva la posterior planificación de la acción preventiva.

En base a los resultados de la evaluación de riesgos, el personal con funciones preventivas deberá hacer una propuesta de planificación para reducir o controlar tales riesgos, que será revisada, valorada y aprobada por la empresa.

El empresario es responsable de la adecuada implantación de las medidas planificadas y de la verificación de su eficacia a través de su correcto seguimiento y control. Si se detecta que las medidas preventivas implantadas no son eficaces, se deberán adoptar nuevas medidas correctoras.

Para cada actividad planificada se determinarán las actuaciones preventivas a realizar, indicando para cada una de ellas:

  • El plazo de ejecución.
  • La designación del responsable o responsables de su realización.
  • Los recursos humanos y materiales necesarios.
  • El seguimiento y control de las medidas planificadas.

El plan de prevención de riesgos laborales es el instrumento que ayuda a integrar la actividad preventiva en el sistema general de gestión de la empresa. Para ello, para ello deberá implantarse y aplicarse correctamente en la organización. Deberá incluir, al menos, los siguientes elementos:

  • Política preventiva: objetivos y metas que en materia preventiva pretende alcanzar la empresa.
  • Características de la empresa: identificación, actividad productiva, centros de trabajo, número de trabajadores, etc.
  • Estructura organizativa de la empresa, identificando las funciones y responsabilidades preventivas de los diferentes niveles jerárquicos.
  • Identificación de los distintos procesos técnicos, prácticas y procedimientos organizativos existentes en la empresa.
  • Organización de la prevención en la empresa, indicando la modalidad preventiva elegida y los órganos de representación existentes.