Ergonomía y psicosociología

La ergonomía y psicosociología son disciplinas básicas de la Prevención de Riesgos Laborales, que en el sector marítimo pesquero adquieren una enorme relevancia debido a las características de las actividades propias del sector, el lugar donde se realizan y las condiciones en las que se llevan a cabo.

En el sector marítimo pesquero, como en cualquier otro, es de aplicación la LPRL que obliga a evaluar y prevenir estos riesgos, pero además, hay otras normas de aplicación que inciden igualmente en ello. Así, el Convenio sobre el trabajo marítimo (conocido como MLC) de 2006 hace referencia expresa a que la evaluación de los riesgos debe tener en cuenta, entre otros, los efectos de los factores físicos (incluidos manipulación manual de cargas), los efectos de los factores mentales en la salud en el trabajo y los efectos en la salud física y mental del cansancio y los accidentes del trabajo. Y en la adopción de medidas se tendrán en cuenta los principios de prevención, incidiendo en la adaptación del trabajo al individuo. 


Aunque en el sector se presentan múltiples factores de riesgo ergonómico, lo cierto es que los más importantes por su frecuencia y consecuencias son aquellos relacionados con la carga física derivada de los trabajos que se realizan y los trastornos musculoesqueléticos que de ellos se pueden derivar. 


Por las características de la actividad y en función del tipo de trabajo que se realice, la embarcación se convierte en el lugar de residencia y ocio en ocasiones durante largos periodos de tiempo, con un mismo grupo de personas. A ello se añade el aislamiento que supone estar en alta mar, así como la existencia de largas jornadas de trabajo e incluso disfunciones horarias derivadas de las necesidades de la actividad.