NTP 1148 y NTP 1149 Voz y trabajo

Las NTP son guías de buenas prácticas. Sus indicaciones no son obligatorias salvo que estén recogidas en una disposición normativa vigente. A efectos de valorar la pertinencia de las recomendaciones contenidas en una NTP concreta es conveniente tener en cuenta su fecha de edición.

Imagen de un dibujo de un grupo de personas con bocadillos como si estuvieran hablando

NTP 1148: Voz y trabajo formación para la prevencion

El objetivo de esta NTP es facilitar a las empresas, en especial a sus técnicos de prevención, una guía para la elaboración de un programa formativo que ayude a prevenir la aparición de disfonías de origen laboral y mejore la eficacia en la emisión de la voz durante la práctica profesional.

La voz es el principal medio de comunicación entre los seres humanos. Se considera que, en una sociedad moderna, una tercera parte de la población laboral son usuarios profesionales de la voz, es decir, son personas que utilizan la voz como principal herramienta de trabajo, sin la cual no podrían desarrollar sus tareas con normalidad. El colectivo más notorio de este grupo de trabajadores está constituido por cantantes, actores, locutores, profesionales de la educación y teleoperadores. Pero hay un gran número de profesiones en las que la voz también juega un papel fundamental y que no suelen tener esta consideración. Estos son los comerciales, periodistas, dependientes de tiendas, sacerdotes, recepcionistas y servicios de atención al cliente, abogados y jueces, profesionales sanitarios en general, psicólogos y consejeros, militares, policías, supervisores de obras, bomberos, monitores deportivos y un largo etcétera.

Ir a la NTP 1148: Voz y trabajo formación para la prevencion

 

NTP 1149: Voz y trabajo procedimiento preventivo

El objetivo de esta NTP es ofrecer a las empresas un guion para la elaboración de un procedimiento para la prevención y gestión de los casos de disfonía en las personas trabajadoras expuestas profesionalmente a sobresfuerzos vocales oincluir o revisar los aspectos mencionados en esta NTP en los procedimientos del Sistema de Gestión que ya estén redactados, sin necesidad de hacer un procedimiento es-pecífico, siempre y cuando dentro de ellos se desarrollen completamente las especificaciones referidas a sobresfuerzo vocal. 

Diversos perfiles profesionales incorporan entre sus riesgos el de sobresfuerzo vocal. Profesores de escuelas, institutos y universidades, cantantes, actores, locutores, periodistas de radio y televisión, teleoperadores, comerciales, monitores escolares, deportivos y de tiempo libre y otros muchos basan su trabajo en la interacción con clientes y usuarios mediante la voz, a menudo en ambientes poco adecuados. Ruido, reverberación, sequedad ambiental, agentes químicos e infecciosos agravan el sobresfuerzo inicial y pueden llevar, generalmente de forma transitoria, al deterioro de la calidad de la voz (disfonía) o incluso a la imposibilidad de emitir sonido laríngeo (afonía).

De todas las patologías que pueden derivar de un sobresfuerzo vocal en el desempeño del trabajo, tan solo los nódulos de cuerdas vocales han sido reconocidos como enfermedad profesional por el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales. Pese al avance que esto supuso, dado el vacío que existía, este fue ciertamente parcial ya que no se incluían lesiones como pólipos, edemas, hemorragias, disfonías tensionales o agravamiento de lesiones crónicas cuyo origen puede ser laboral y cuyo síntoma común es la disfonía.

Ir a la NTP 1149: Voz y trabajo procedimiento preventivo

Contenidos relacionados