Directrices para la decisión clínica en enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos

Herramienta de ayuda a los profesionales sanitarios para identificar y, en su caso, notificar a la autoridad competente aquellas enfermedades relacionadas con el trabajo y que pudieran ser consideradas como enfermedad profesional según contempla el RD 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Siglas DDC e imagen de una radiografía sobre foto de fibras de amianto

principios generales de actuación en el diagnóstico precoz del cáncer de origen profesional

El cáncer de origen profesional tiene por causa la exposición a determinadas condiciones del trabajo. Supone un gran impacto en la población trabajadora y en la sociedad en general, ya que implica elevados costes de atención sanitaria, de prestaciones por incapacidad temporal y/o permanente, así como costes para las empresas y para el sistema económico en general y, fundamentalmente, en costes directos para el trabajador tanto para su tratamiento como otros destinados a la ayuda al cuidado. A esta repercusión económica se une el grave impacto personal que supone el cáncer. El diagnóstico de cáncer lleva consigo una fractura del proyecto de vida de la persona y de su entorno familiar. Igualmente, supone un elevado riesgo de no retorno al trabajo y de exclusión social.

Actualmente la relación causal con la exposición laboral está suficientemente probada, aunque escasamente registrada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en torno al 19 % de las neoplasias se deben a factores medioambientales, representando el cáncer de origen laboral un 4 % de los casos globales, aunque se plantea que esta cifra pueda ser mayor debido a la dificultad de establecer una relación causal con la exposición laboral. Para algunos tumores este porcentaje asciende al 5,3% en el cáncer de vejiga, al 14,5% en el caso del cáncer de pulmón o al 94,9% en el caso del mesotelioma pleural.

Por otra parte, no se puede descartar que en un futuro, debido a los cambios en las condiciones de trabajo así como a las nuevas metodologías y agentes utilizados en el ámbito laboral, surja evidencia científica de otras patologías neoplásicas de carácter profesional.

 

Toda la información

DDC EN ENFERMEDADES PROFESIONALES CAUSADAS POR AGENTES CANCERÍGENOS

Toda la colección - DDC