Paracoccidioides brasiliensis

Diferentes especies del género:

Paracoccidioides lutzii

.

Última modificación: 06/04/2022

Paracoccidioides brasiliensis es un hongo filamentoso o micelial perteneciente al filo Ascomycota. Presenta un crecimiento dimórfico dependiente de la temperatura. Crece como hongo saprofito filamentoso en el suelo y en cultivo a 18 ºC-23 °C y como levadura parásita en los tejidos del hospedador y en cultivo a 37 °C.

Macroscópicamente, las colonias de la forma filamentosa aparecen tras 20-30 días de incubación a 25 ºC, presentan un aspecto compacto, de color blanco a marrón y superficie lanosa. Las colonias de la fase levaduriforme aparecen entre los 7-15 días de incubación a 35 ºC-37 ºC, presentan un aspecto cremoso y cerebriforme.

Microscópicamente los conididos son redondeados u ovalados. Las hifas son tabicadas, hialinas, finas, de 1-3 micras (μm), con clamidoconidios y artroconidios. Las levaduras son redondas, de 10-60 μm de diámetro, con pared gruesa y con múltiples brotes (multigemantes), conocidas como "rueda en timón de barco”, y, a veces, se presentan en forma de células pequeñas de 3-5 μm con un solo brote.

El estado teleomorfo o sexual se desconoce por el momento.

Reservorio

Suelo.

Hospedadores

Humanos y animales (armadillo y otros).

Dosis Infectiva Mínima (DIM)

Se desconoce en la actualidad.

Supervivencia ambiental

Se piensa que su hábitat ambiental es el suelo, principalmente los que contienen sustratos vegetales de zonas con clima tropical y subtropical, con temperaturas suaves de 12 °C-30 ° C y lluvias frecuentes, como las laderas de la selva subtropical y las zonas boscosas de alrededor de grandes ríos o lagos.

Formas de resistencia

Esporas.

Mecanismo de propagación y transmisión

La transmisión se produce por la inhalación de los conidios o los fragmentos (hifas) del hongo presentes en los bioaerosoles procedentes del suelo, que alcanzan los alveolos donde se inicia la infección. También, en menor medida, se transmite por inoculación o lesión accidental con objetos o plantas contaminadas (inoculación en la mucosa oral al limpiarse los dientes con palillos o ramitas contaminadas). Una vez que los conidios penetran en los tejidos del hospedador se transforman en la forma parasitaria o levadura.

También se ha sugerido la transmisión por ingesta accidental (7).

La transmisión de humano a humano y de animales al hombre (zoonosis) se cree que es poco probable.

Vías de entrada

Respiratoria. Parenteral.

Distribución geográfica

América del Sur (Brasil, Venezuela, Colombia, Paraguay, Perú, Ecuador y norte de Argentina), algunos países de América Central, las Antillas y México.

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE)

CNAE 2009 Descripción
A0111 Cultivo de cereales (excepto arroz), leguminosas y semillas oleaginosas
A0113 Cultivo de hortalizas, raíces y tubérculos
A0114 Cultivo de caña de azúcar
A0115 Cultivo de tabaco
A0116 Cultivo de plantas para fibras textiles
A0130 Propagación de plantas
A0149 Otras explotaciones de ganado
A0150 Producción agrícola combinada con la producción ganadera
A0161 Actividades de apoyo a la agricultura
A0162 Actividades de apoyo a la ganadería
A0163 Actividades de preparación posterior a la cosecha
E3600 Captación, depuración y distribución de agua
E3700 Recogida y tratamiento de aguas residuales
E3811 Recogida de residuos no peligrosos
F4211 Construcción de carreteras y autopistas
F4212 Construcción de vías férreas de superficie y subterráneas
F4213 Construcción de puentes y túneles
F4221 Construcción de redes para fluidos
F4291 Obras hidráulicas
F4299 Construcción de otros proyectos de ingeniería civil n.c.o.p.
F4312 Preparación de terrenos
F4313 Perforaciones y sondeos
M7211 Investigación y desarrollo experimental en biotecnología
M7219 Otra investigación y desarrollo experimental en ciencias naturales y técnicas
N8130 Actividades de jardinería
R9103 Gestión de lugares y edificios históricos
S9603 Pompas fúnebres y actividades relacionadas

Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO)

CNO 2011 Descripción
2432 Ingenieros en construcción y obra civil
2454 Ingenieros geógrafos y cartógrafos
2462 Ingenieros técnicos de obras públicas
2483 Ingenieros técnicos en topografía
2821 Sociólogos, geógrafos, antropólogos, arqueólogos y afines
3313 Técnicos en anatomía patológica y citología
3314 Técnicos en laboratorio de diagnóstico clínico
3322 Técnicos superiores en documentación sanitaria
5892 Empleados de pompas fúnebres y embalsamadores
6110 Trabajadores cualificados en actividades agrícolas (excepto en huertas, invernaderos, viveros y jardines)
6120 Trabajadores cualificados en huertas, invernaderos, viveros y jardines
8331 Operadores de maquinaria de movimientos de tierras y equipos similares
9511 Peones agrícolas (excepto en huertas, invernaderos, viveros y jardines)
9512 Peones agrícolas en huertas, invernaderos, viveros y jardines
9530 Peones agropecuarios
9601 Peones de obras públicas
9602 Peones de la construcción de edificios
9603 Peones de la minería, canteras y otras industrias extractivas
9811 Peones del transporte de mercancías y descargadores

Grupo de riesgo

Infección

Paracoccidioidomicosis o blastomicosis sudamericana o enfermedad de Lutz-Splendor-Almeida: es una micosis granulomatosa subaguda, endémica exclusiva de América Latina y está limitada a zonas rurales de regiones tropicales y subtropicales.

La infección primaria en la mayoría de los casos es asintomática y puede resolverse o dejar una lesión residual. La enfermedad sintomática depende del estado del hospedador y de la virulencia de la cepa.

Las manifestaciones clínicas en la mayoría de los casos (el 90 %) se producen en individuos adultos (paracoccidioidomicosis en adultos), y en menor número (5-10 %) en niños y jóvenes (paracoccidioidomicosis juvenil).

La paracoccidioidomicosis en adultos cursa como una micosis crónica progresiva y sistémica. Afecta mucho más a hombres que a mujeres, principalmente a hombres de 30 a 60 años. Los factores propiciantes son la desnutrición, el tabaquismo y padecer enfermedades que producen inmunodeficiencia.

Al principio afecta al pulmón, con síntomas como tos productiva, dolor torácico, fiebre y mal estado general; en casos graves hay hemoptisis, disnea y fiebre elevada. Después de meses o años, como consecuencia de la diseminación se pueden ver afectados distintos órganos, los ganglios linfáticos, la piel y las mucosas, principalmente las de la cavidad oral, apareciendo granulomas, úlceras o lesiones (lesiones peridontales, lesiones laríngeas y/o lesiones úlcero-vegetativas peribucales).

La paracoccidioidomicosis juvenil cursa de forma aguda/subaguda, con afectación pulmonar y del sistema reticuloendotelial, con adenopatías, hepatoesplenomegalia y afectación ósea. Los síntomas suelen aparecen meses o semanas después de producirse la infección.

La mayoría de los pacientes tratados sobreviven, aunque las recaídas son frecuentes.

Efectos alérgicos (Ver Anexo II RD 664/1997 ) / (Ver Allergen )

No se han descrito

Efectos tóxicos

No se han descrito

Efectos cancerígenos (Ver International Agency for Research On Cancer - IARC )

No se han descrito

Efectos en la maternidad

No se han descrito

Enfermedad

CIE-10 Nombre EDO
B41 Paracoccidioidomicosis No

Desinfectantes

No se dispone de información específica para Paracoccidioides, pero la mayoría de los hongos son sensibles a hipoclorito sódico, yodóforos, alcoholes, glutaraldehído y peróxido de hidrógeno.

Inactivación física

No se dispone de información específica para Paracoccidioides, pero la mayoría de los hongos se inactivan con calor húmedo a 121 °C durante al menos 15 minutos o con calor seco entre 160 ºC-170 °C durante al menos 1-2 horas.

Antimicrobianos

Azoles (itraconazol, voriconazol, ketaconazol y posaconazol), sulfamidas (trimetropim/sulfametoxazol) y anfotericina B.

Vacunación

No disponible

Medidas preventivas generales

Evitar procesos pulvígenos; si no es posible, cerramiento o aislamiento de dichos procesos o disponer de un sistema de extracción localizada.

Diseño adecuado de los lugares y equipos de trabajo con superficies lisas de fácil limpieza y desinfección.

Adecuada ventilación de los locales y controlar la temperatura y la humedad.

Limpieza y desinfección de locales, instalaciones, equipos y herramientas, para evitar la acumulación de polvo.

Reducir el uso de herramientas cortantes o punzantes; en caso necesario, utilizarlas con las debidas protecciones y precauciones.

Adecuadas medidas de higiene: lavado de manos con agua y jabón al finalizar la jornada laboral, después de quitarse los guantes y tras el contacto con elementos contaminados. Limpieza y desinfección de cortes, arañazos o heridas en la piel, evitar el contacto de las mismas con elementos contaminados. Cubrir las heridas con apósitos estériles e impermeables. Utilizar ropa de trabajo y equipos de protección individual, en la medida de lo posible, resistentes a la perforación.

Precauciones en centros sanitarios

En hospitales, centros sanitarios y veterinarios, adoptar las Precauciones Estándar (8).

EPI

Protección respiratoria: mascarillas autofiltrantes preferiblemente FFP3 o máscaras con filtros P3 en tareas que puedan generar polvo.

Protección de las manos: guantes de protección frente a microorganismos y de cierta resistencia mecánica en caso de contacto o manipulación de materiales potencialmente infecciosos.

Protección ocular o facial: gafa de protección de montura universal en caso de riesgo de contacto accidental mano/guante contaminado-ojo, o pantalla de protección facial (símbolo de marcado en montura: 3) en caso de riesgo de exposición a salpicaduras, o gafa de protección de montura integral con hermeticidad frente a partículas (símbolo de marcado en montura: 4), en caso de riesgo de exposición a polvo.

Seguridad en laboratorio

Nivel de contención: 3/2

El principal riesgo es la inhalación de bioaerosoles contaminados y la contaminación de heridas o la inoculación accidental.

Las muestras más peligrosas son los cultivos del hongo en su estado micelial y las muestras de suelo contaminado.

Se requieren las prácticas y la contención de un nivel 3 de biseguridad para los trabajos con cultivos del hongo en su forma micelial y para la manipulación o procesamiento de muestras de suelo o de materiales contaminados con la forma micelial.

Las actividades que impliquen la manipulación de materiales clínicos de origen humano o animal sospechosos de estar infectados se podrían realizar siguiendo las prácticas y la contención de un nivel 2 de bioseguridad.

Las actividades con hongos dimórficos se deben realizar en una cabina de seguridad biológica (CSB) u otro dispositivo de contención primaria apropiado en combinación con el equipo de protección personal. Además, se debe evitar el empleo de material cortante o punzante, y utilizar guantes de protección frente a microorganismos y ropa de trabajo.