Preguntas técnicas frecuentes

 

En este apartado se recogen una selección de las cuestiones en materia de prevención de riesgos laborales realizadas a este instituto con más frecuencia. Le recomendamos acceda a su contenido, por si su cuestión estuviera relacionada con alguna de ellas.

 

FORMULARIO DE CONSULTAS

5 resultados
  • No está legislado el tiempo máximo de permanencia ante una PVD.

    Dado que las tareas pueden ser de diferente naturaleza y características, dependerá del tipo de trabajo que se realice, de las características del puesto en general y de las características individuales. Todo ello debe ser valorado a través de la correspondiente evaluación de riesgos, que debe indicar el tiempo promedio de utilización diaria y el tiempo máximo de atención continuada que permiten dichas tareas. Es muy importante adecuar correctamente las pausas, la alternancia con otras tareas que no impliquen uso de PVD y descansos adecuados a las características del puesto.

     

     

     

  • La naturaleza de las pausas y descansos dependerán de las características de las tareas concretas que se realicen. La Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos con Pantallas de Visualización, elaborada por el INSST, de carácter no vinculante, da unas orientaciones respecto a las pausas que deberían disfrutar los usuarios:

    ·      Las pausas deberían ser introducidas antes de que sobrevenga la fatiga.

    ·      El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad.

    ·      Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas. Por ejemplo: mejor pausas de 10 minutos cada hora de trabajo continuo que realizar pausas de 20 minutos cada dos horas de trabajo.

    ·      Siempre que sea posible las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir al trabajador relajar la vista (por ejemplo, mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.

    ·      En la formación e información de los trabajadores usuarios se puede incluir alguna tabla sencilla de ejercicios visuales y musculares que ayuden a relajar la vista y el sistema musculoesquelético durante las pausas.

    A título orientativo, se recomienda establecer pausas de unos 10 o 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla; no obstante, en tareas que requieran el mantenimiento de una gran atención conviene realizar al menos una pausa de 10 minutos cada 60 minutos. En el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer menos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.

    Siempre que la actividad lo permita, es mejor que un trabajador formado adecuadamente se autoadministre las pausas y su ritmo de trabajo.

  • El artículo 2.c) de Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización define “trabajador usuario de PVD” como “aquel que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo normal utilice un equipo con pantalla de visualización”.

    La Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos con Pantallas de Visualización, elaborada por el INSST, de carácter no vinculante, proporciona una serie de criterios para interpretar el término “usuario”.

    Estos criterios son:

    a) todos los trabajadores que superen las 4 horas diarias o 20 horas semanales de trabajo efectivo con dichos equipos se considerarán “trabajadores” usuarios de PVD.

    b) quedarán excluidos aquellos trabajadores cuyo trabajo efectivo con pantallas de visualización sea inferior a 2 horas diarias o 10 horas semanales.

    c) en una situación intermedia, trabajadores que realicen entre 2 y 4 horas diarias (o 10 a 20 horas semanales) de trabajo efectivo con estos equipos deberán cumplir al menos 5 de los requisitos que se indican en la guía.

    No obstante, para definir si el real decreto es de aplicación, hay que asegurarse previamente de que el puesto de trabajo no forma parte de las exclusiones de esta normativa.

  • En líneas generales las medidas a adoptar se agrupan en los siguientes ámbitos:

    ·        Correcto diseño del puesto de trabajo: monitores de buena calidad, iluminación adecuada y sin reflejos, etc.

    ·        Garantía de la formación e información de los trabajadores

    ·        Correcta organización del puesto de trabajo, muy ligado a la exposición prolongada que genera fatiga visual y carga mental: pausas, cambios de actividad, etc.

     

  • Los riesgos fundamentales a los que están expuestos los trabajadores usuarios de PVD son:

    ·        Los relativos a la fatiga visual y ocular

    ·        Los trastornos musculoesqueléticos

    ·        Los derivados de la carga mental

    Estos riesgos fundamentales pueden verse agravados por el diseño incorrecto del puesto, la organización del trabajo, las condiciones del lugar de trabajo, etc. No obstante, dependiendo de las características de los puestos, los trabajadores podrán tener otro tipo de riesgos.