¿Por qué promover la PST?