Un calzado de protección individual que proteja solo frente al riesgo de caída por deslizamiento ¿se considera EPI de categoría I o EPI de categoría II, según el Reglamento (UE) 2016/425?

Un calzado de protección individual que proteja solo frente al riesgo de caída por deslizamiento ¿se considera EPI de categoría I o EPI de categoría II, según el Reglamento (UE) 2016/425?

De acuerdo con el Reglamento (UE) 2016/425 relativo a los equipos de protección individual, que establece los requisitos sobre el diseño y la fabricación de los equipos de protección individual que vayan a comercializarse, para garantizar la protección de la salud y la seguridad de las personas que los utilicen y establecer las normas relativas a la libre circulación de los EPI en la Unión, el calzado diseñado y fabricado para proteger frente al riesgo de caída por deslizamiento se considera EPI de categoría II. Así mismo, debido a que pertenece a la categoría II, se exige el examen UE de tipo (módulo B) a tenor del anexo V del citado Reglamento.