81 resultados

Evaluación del riesgo

29/06/2018

La evaluación toxicológica que se realiza durante el proceso de autorización de los productos fitosanitarios, basada en los estudios sobre la sustancia activa y los preparados, debe permitir la determinación del nivel de exposición admisible para el operario (AOEL), que es la cantidad máxima diaria de sustancia activa a la que el operario puede estar expuesto sin sufrir consecuencias nocivas para la salud. Este nivel se expresa en miligramos de sustancia química por kilogramo de peso corporal del operario. Por tanto, la dosis absorbida de una sustancia activa debe ser inferior a su correspondiente AOEL.

Para la evaluación de la exposición durante el proceso de autorización, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a través de su Subdirección General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral ha elaborado unos “Criterios de evaluación de la estimación de la exposición a productos fitosanitarios de los operarios, trabajadores, residentes y transeúntes” con la colaboración del Centro Nacional de Medios de Protección del Instituto Nacional de Seguridad y Salud  en el Trabajo. Sin embargo, la utilización de estos criterios (uso de modelos de cálculo, estudios de campo para medir la exposición dérmica y/o respiratoria, etc.) es difícil de aplicar a la hora de realizar la evaluación de riesgos por parte de un servicio de prevención.

La evaluación de riesgos desde el punto de vista laboral se efectuará de acuerdo con la normativa vigente recogida en el Artículo 3 del Capítulo II del Real Decreto 374/2001 sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo y  en el Capítulo II del Real Decreto 39/1997 por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención.

Los factores que tienen más influencia en la magnitud de la exposición a productos fitosanitarios, y que por tanto habría que tener en cuenta durante la evaluación de riesgos, son los siguientes:

  1. Actividad. Las operaciones más habituales en el manejo de plaguicidas que pueden originar  una exposición de los operarios son la mezcla/carga del producto sin diluir, la aplicación del caldo (producto diluido) y la limpieza y mantenimiento normal del equipo de aplicación.
  2. Tipo de equipo utilizado. El uso de sistemas de carga abiertos o cerrados durante la operación de mezcla/carga, en la cual la exposición suele ser importante debido a que se maneja el producto concentrado, contribuye a reducir el riesgo respecto a la operación manual. La aplicación del producto puede ser manual,  mediante un equipo transportado por vehículo o aérea, comportando riesgos de diferente magnitud. Los vehículos equipados con cabinas cerradas con sistemas de ventilación  proporcionan una importante protección. Los pulverizadores asistidos por aire originan una exposición mayor que los hidráulicos; los apantallados y las boquillas de baja deriva, también disminuyen la exposición.
  3. Cultivo. Los aspectos dependientes del cultivo con mayor influencia en la exposición son la localización (interior o exterior), altura, masa foliar y anchura de las calles. Otros factores relacionados con el cultivo son la dosis de aplicación y la superficie  tratada.
  4. Tipo de formulación. La exposición al producto fitosanitario también depende de las características físico-químicas de la formulación (estado físico, concentración de sustancias activas, volatilidad, etc.). Las formulaciones líquidas son propensas a producir salpicaduras y ocasionalmente vertidos, que pueden acarrear un contacto con la piel. Las sólidas pueden originar riesgo por inhalación de polvo, así como exposición de la cara y  ojos.
  5. Envase. El tipo, tamaño y diseño (tamaño de apertura, tipo de asa, etc.) del envase pueden tener influencia en el nivel de exposición.
  6. Condiciones climáticas. La temperatura y la humedad tienen influencia en la volatilidad de las sustancias y en el uso de ropa de protección. La velocidad y dirección del viento tienen mucha influencia en la deriva de la pulverización y, por tanto, en la exposición del aplicador.
  7. Equipos de protección individual. Durante el manejo de plaguicidas se requiere frecuentemente el uso de guantes y ropa de protección y en ocasiones se necesita asimismo protección respiratoria. El uso de tales equipos de protección individual puede reducir drásticamente la exposición dérmica y respiratoria.
  8. Duración y frecuencia de la actividad. La evaluación de riesgos requiere el conocimiento y caracterización de la frecuencia y duración de la exposición sobre una base temporal y de vida. Además de algunos de los factores citados anteriormente, influye el tipo de empresa, el número de trabajadores y en particular los aplicadores profesionales.
  9. Otros factores. Además de los factores mencionados anteriormente, los métodos de trabajo y las prácticas higiénicas tienen gran influencia en la exposición.

¿Qué hace el Gabinete de Ceuta?

29/04/2018

El gabinete técnico provincial del INSST ubicado en la ciudad autónoma de Ceuta desarrolla, entre otras, las siguientes funciones:

  • Representación institucional en el ámbito de las ciudad autónoma de Ceuta.
  • Promoción de la prevención de riesgos laborales mediante la realización de actividades de formación y divulgación.
  • Apoyo y asesoramiento técnico a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y a la Autoridad laboral.
  • Colaboración con las administraciones públicas, en los respectivos ámbitos territoriales, en materia de prevención de riesgos laborales.
  • Análisis de la siniestralidad laboral circunscrito a la ciudad autónoma de Ceuta.
  • Apoyo técnico especializado a Función Pública en materia de prevención de riesgos laborales en el ámbito de la Administración General del Estado.
  • Cualesquiera otras que le sean encomendadas por la Dirección del INSST.

¿Qué hace el CNMP?

25/04/2018

Esta misión la desempeña, de conformidad con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, mediante la prestación de una serie de servicios, que se recogen a continuación, en el contexto del ejercicio de su actividad: de asesoramiento normativo, de estudio e investigación, técnica, divulgativa y formativa e informadora.