Instalaciones Industriales

En los lugares de trabajo es necesario disponer de instalaciones anejas a los mismos, que proporcionan un determinado servicio o suministro para el correcto funcionamiento de dichos lugares y para la actividad económica que en ellos se desarrolla, por ejemplo: electricidad, gas, calefacción, aire acondicionado, protección contra incendios, etc.

 

Dichas instalaciones pueden generar riesgos tanto para los trabajadores que las utilizan o mantienen como para aquellos que se encuentren en sus proximidades. Por ello, el empresario, en cumplimiento de su deber de proteger la seguridad y salud de sus trabajadores, deberá garantizar un adecuado control de los riesgos asociados a las mismas.

 


Recursos