Protección pie y piernas

El calzado de uso profesional es el Equipo de Protección Individual diseñado para proteger el pie/pierna de los riesgos existentes en el lugar de trabajo, fundamentalmente frente a riesgos mecánicos (caídas de objetos, atrapamientos, objetos punzantes, cortes, deslizamientos, cortes por sierra de cadena, etc.), térmicos (temperatura ambiental, del suelo, presencia de fuego, salpicadura de metal fundido, etc.), químicos y eléctricos (contacto eléctrico, descarga electrostática, etc.).

Las características del calzado de uso profesional están determinadas, de forma general, por los materiales de fabricación empleados (por ejemplo, cuero, caucho, etc.), formas o diseños del mismo y de los elementos de protección incorporados al equipo (como topes de seguridad, suela de aislamiento, etc.).

Básicamente existen tres tipos de calzado de uso profesional: 

  • calzado de seguridad (ofrece protección frente al riesgo de impacto al menos de 200 J y compresión al menos 15 kN),
  • calzado de protección (ofrece protección frente al riesgo de impacto al menos de 100 J y compresión al menos 10 kN) y
  • calzado de trabajo (no garantiza protección contra el impacto ni compresión en la parte delantera del pie).

Recursos

Contenidos técnicos destacados