Ocupación, actividad económica y mortalidad por cáncer en España: Resumen ejecutivo

16/02/2021

Afrontar el cáncer en la población trabajadora supone afrontar uno de los principales retos en los campos de la Salud Pública y de la Salud Laboral.


Ocupación, actividad económica y mortalidad por cáncer en España

Las estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) de 2019 evidencian que la probabilidad de desarrollar un cáncer pasa de un 2% entre los 30 y los 35 años a un 15,7% en la franja de edad entre 60 y 64 años, lo que es especialmente relevante en una Sociedad del Trabajo en proceso de envejecimiento.

Dos son los ámbitos de actuación en los que podemos intervenir que se nos presentan desde la gestión de las condiciones de trabajo: (i) la prevención del cáncer atribuible a las exposiciones en los entornos de trabajo (cáncer laboral) y (ii) la vuelta al trabajo de la persona que ha desarrollado un cáncer.

El cáncer de etiología profesional, de acuerdo con las declaraciones de la Comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral de la Comisión Europea, Marianne Thyssen, representa el 53% de muertes debidas a la exposición a riesgos en el lugar de trabajo.

La prevención del cáncer es tan compleja como su propia causalidad, siendo el entorno ambiental, laboral y los hábitos de vida factores de riesgos de especial relevancia en su desarrollo; según la Agenda de Investigación de la NIOSH-USA, los tres factores que de forma más relevante contribuyen a la carga de cáncer son: el tabaco, la dieta y la ocupación.

Las estimaciones del HSE-UK señalan aquellos tumores en los que la participación de la exposición laboral es superior: Mesoteliloma (95%), Cáncer Sinusal (33%), Cáncer de Pulmón (14%), Cáncer de Nasofaringe (8%), Cáncer de Vejiga (5%) y Cáncer cutáneo (4%).

De forma añadida, el estudio de la incidencia de cáncer tiene un gradiente social, de tal manera que a la exposición profesional, derivada de la profesión, se añaden otros factores como el nivel económico, acceso a programas de salud y atención médica, entornos ambientales, etc., evidenciado una inequidad social en el riesgo de cáncer profesional.

Este trabajo de investigación analiza la mortalidad por cáncer en España cruzando datos censales con el registro de mortalidad, lo que permite estimar el riesgo de muerte por cáncer, a través del cálculo de la Razón de Mortalidad Estandarizada (RME) por género y edad, en distintas ocupaciones y actividades económicas, lo que permite identificar espacios de interés preferente en los que intervenir, para la prevención del cáncer en general y del cáncer de origen laboral en particular. Sin lugar a dudas esta publicación es un paso que aporta conocimiento en materia de cáncer laboral, que debe ser seguido de otros en materia de investigación en la eliminación o sustitución de agentes cancerígenos, investigación clínica y epidemiológica aplicada y mejora de los sistemas de vigilancia, notificación y registro del cáncer profesional, que constituyen un compromiso prioritario para el INSST, como no puede ser de otra forma dada la gravedad de su repercusión en la salud de los trabajadores españoles.

Javier Pinilla García. Director del INSST

Dirección del Estudio Técnico:
Elena Ronda. Área de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Alicante. España. CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP). España

Toda la información