¿Cómo diseñar un plan de actuación en PST?

Las grandes empresas suelen disponer de más recursos, tanto materiales como humanos y económicos para desarrollar programas de promoción de la salud en el trabajo. Sin embargo la pequeña o mediana empresa no tiene por qué renunciar a ellos. Las intervenciones no han ser complicadas ni costosas; basta con encontrar la intersección de lo que es necesario y posible hacer (contexto), con lo que se quiere hacer (expectativas) y lo que se es capaz de hacer (recursos).

 

Si la empresa está convencida de que la salud de los trabajadores es un valor a defender y un activo a tener en cuenta para mejorar su productividad y competitividad, el siguiente paso consistirá decidir qué o qué programas pone en marcha. Para ello necesitaremos:

 

  • Generar ideas (definición del problema y análisis de la información disponible): acerca de los destinatarios, objetivos, estrategias, acciones a través de la evaluación de riesgos y necesidades, del estudio de los resultados de la investigación, de las prácticas y recomendaciones técnicas existentes, etc. usando métodos como la consulta de los principales actores, la búsqueda de la bibliografía, encuestas, tormentas de ideas.

 

  • Analizar las ideas generadas en la etapa anterior (desarrollo de soluciones alternativas): organizándolas, recogiendo información sobre cada elemento y reflexionando sobre ellos de forma sistemática para determinar qué priorizar.

 

  • Tomar decisiones (selección de la alternativa) en base a las conclusiones de la etapa anterior, seleccionando el o los temas sobre los que vamos a actuar.