null Zoonosis

Zoonosis

En ganadería son de especial interés las zoonosis de origen no alimentario que se pueden transmitir al hombre bien de forma directa o a través de un vector:

  • Por contacto con el animal, como por ejemplo: 
    • Rabia: por la agresión o mordedura de un animal enfermo-portador
    • Hidatidosis: por relación con perros afectados 
    • Psitacosis: por contacto con las aves enfermas.
  • Transmitidas a través de vectores, como por ejemplo:
    • Mosquitos: Leishmaniosis a partir de la picadura de Flebotomos.
    • Garrapatas: Enfermedad de Lyme.

 

Se trata de un problema de gran envergadura que además está en crecimiento debido, entre otros motivos, a la globalización que facilita el tráfico internacional de mercancías y personas facilitando la difusión de enfermedades contagiosas.

La legislación española y europea, en concreto el RD 1940/2004 sobre la vigilancia de zoonosis y los agentes zoonóticos recogen una clasificación en dos listas A y B:

 

A. Zoonosis y agentes zoonóticos que deben ser objeto de vigilancia (siempre):

  • Brucelosis y sus agentes causales.
  • Salmonelosis, Campilobacteriosis, Listeriosis y sus agentes causales.
  • Equinococosis, Triquinosis y sus agentes causales.
  • Tuberculosis por Mycobacterium bovis.
  • Escherichia coli productora de verotoxina.

 

B.- Lista de zoonosis y agentes zoonóticos que deben ser objeto de vigilancia en función de la situación epidemiológica:

  • Zoonosis víricas: Calicivirus; Virus de la hepatitis A; Virus de la gripe; Rabia y Virus de las enfermedades transmitidas por garrapatas.
  • Zoonosis bacterianas: Borreliosis, Botulismo, Leptospirosis, Psitacosis, Tuberculosis, Vibriosis, Yersiniosis.
  • Zoonosis parasitarias: Anisakis, Criptosporidios, Toxoplasmas, Cisticercos.
  • Otras.

También puede interesarte...