null Mensajes claves

Más de un 30 % de los accidentes laborales notificados cada año se deben a sobresfuerzos, esto quiere decir que a día de hoy, es la principal causa de accidentabilidad en España. Si se analizan las enfermedades profesionales la situación es más preocupante, entorno al 70% de todas las enfermedades profesionales están relacionadas con los TME. Otro dato preocupante es que más del 80% de los trabajadores consideran que están expuestos a algún aspecto ergonómico.
Los principios de la acción preventiva que se establecen en el artículo 15 de la Ley de Prevención, son muy claros. Entre otros es una obligación: Evitar los riesgos; en caso de no ser posible, habrá que evaluarlos y combatirlos en su origen; Se deberá adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de trabajo, así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a reducir los efectos del mismo en la salud.
Si se analiza estos principios, se puede observar que es una obligación legal gestionar adecuadamente los riesgos ergonómicos.
Como mensajes claves podemos destacar:
• Se debe emplear un enfoque holístico.
• La ergonomía es multidisciplinar. Requiere especialistas de múltiples disciplinas.
• La ergonomía debe estar presente en el resto de las disciplinas preventivas: Un entorno adaptado ergonómicamente al trabajador, va a ser un entorno más seguro.
• A día de hoy, la principal causa de accidentes y enfermedades notificadas, se deben a una inadecuada gestión de riesgos ergonómicos.