Atrás

Tipos de equipos

Tipos de equipos


Atendiendo al diseño

 En función del diseño, se pueden distinguir dos tipos principales de ropa de protección:

- Prendas individuales, como chaquetas, manguitos, pantalones, delantales, capuchas, polainas, etc., que sólo cubren parte del cuerpo, y

- Monos y trajes, que cubren el cuerpo completo, pudiendo llevar capucha o no.

 

Atendiendo al riesgo frente al que han sido diseñadas,

Se destacan las prendas más habituales:

- Ropa de protección contra ambientes fríos. Con materiales indicados para ambientes con una temperatura del aire superior a -5ºC.

- Ropa de protección contra el frío. Con materiales indicados para ambientes con una temperatura del aire por debajo de – 5ºC y hasta -50ºC.

- Ropa de protección contra la lluvia. Con materiales y costuras con propiedades de impermeabilidad al agua y resistencia a la transmisión del vapor para proteger de los efectos de la lluvia, nieve, niebla, etc.

- Ropa de protección contra cortes y pinchazos producidos por cuchillos manuales. En este tipo de ropa la dimensión de la zona de protección es crítica.

- Ropa de protección contra productos químicos. Fabricada con materiales poliméricos o textiles. Existen distintos tipos según la hermeticidad ofrecida a líquidos, polvo y gases.

- Ropa de protección contra agentes biológicos. Este tipo de protección está muchas veces ligada a la protección química, existiendo trajes para ambos tipos de riesgos.

- Ropa de protección contra el calor y la llama. Existen distintas clases de protección contra riesgos térmicos, con distintos requisitos. Así, hay ropa para contactos breves y ocasionales con pequeñas llamas, sin presencia de otros tipos de calor o ropa que protege frente a presencia de distintos tipos de calor o a salpicaduras de metales fundidos, por ejemplo, la ropa de protección frente a los riesgos térmicos derivados del arco eléctrico. Adicionalmente, para ciertas aplicaciones concretas, hay ropa específica como para bomberos, bomberos forestales, actividades de soldeo, etc.

- Ropa de protección contra contaminación radioactiva. Esta protección está limitada a aerosoles de partículas sólidas radiactivas y no abarca la protección contra radiaciones ionizantes.

- Ropa de señalización de alta visibilidad. Existen tres clases de ropa de alta visibilidad, según sean las áreas mínimas de material de fondo y de bandas retrorreflectantes.

- Rodilleras para trabajos en posición arrodillada. Estas pueden estar incorporadas o unidas a unos pantalones, llevadas sobre los pantalones o directamente sobre las rodillas.

- Protección frente al ahogamiento. Este grupo comprende protecciones destinadas a evitar los riesgos derivados de las caídas al agua. Comprenden los chalecos salvavidas, que proporcionan suficiente flotabilidad para girar a una persona inconsciente y mantener sus vías respiratorias fuera del agua, ayudas a la flotación que permiten a un usuario consciente mantenerse a flote y por último, los trajes de inmersión para cuando las condiciones térmicas del agua agraven el riesgo de ahogamiento al proporcionar una extensión del tiempo de supervivencia en el agua retrasando el comienzo de la hipotermia.

- Ropa de protección contra riesgos eléctricos.