null Mensaje clave

La Carga de trabajo engloba varios conceptos: carga física y carga mental.

Independientemente cada uno dispone de una serie de características, dimensiones y factores de riesgo que no permite realizar la evaluación de una manera unitaria, ni unidimensional. No existe una única manera óptima de evaluar la carga de trabajo. Tampoco existe una única manera de gestionar la carga de trabajo.

Las consecuencias de una inadecuada carga de trabajo son de diferente gravedad: pueden ir desde producir fatiga normal (física o mental) a consecuencias físicas irreversibles (TME por ejemplo) o psicosomáticas.

Su estudio es muy relevante ya que al estudiar las condiciones del entorno laboral y adecuarlas, se incrementan las condiciones para un desempeño seguro del puesto de trabajo, el incremento de la calidad y de la productividad en el mismo.