null Efectos para la salud

Las demandas físicas exceden las capacidades del trabajador conduciendo a la aparición de fatiga física, disconfort o dolor, como consecuencias inmediatas de las exigencias del trabajo. Asimismo, la exposición continuada a estas condiciones de trabajo inadecuadas puede conducir a la aparición de trastorno musculoesqueléticos. Este conjunto de patologías se conocen como trastornos musculoesqueléticos (TME) que serán de mayor o menor gravedad y que afectan al sistema óseo y muscular del organismo (tendones, vainas tendinosas, músculos, etc.). Pueden llegar a incapacitar a la persona para la ejecución de su trabajo.

 

Las lesiones por carga física constituyen una de las causas de baja laboral más frecuente que, en contra de lo que pudiera parecer, han aumentado, en términos de tasas de incidencia y de prevalencia, provocando, además de numerosas enfermedades laborales y cuantiosas pérdidas económicas.