null ¿Se pueden evaluar también las molestias por ruido?

¿Se pueden evaluar también las molestias por ruido?

Los aspectos ergonómicos del ruido, es decir, las molestias o efectos subjetivos y los efectos extra-auditivos del ruido también pueden tenerse en cuenta en una evaluación de riesgos. Uno de los métodos más utilizados para ello es el Método SIL de evaluación de la comunicación verbal. Se basa en la estimación de la interferencia que supone el ruido de fondo a la hora de establecer una conversación directa.

Existen otros métodos de valoración que se basan en la comparación del espectro de sonido a evaluar con unas curvas de referencia. Entre estos métodos cabe destacar el RC MARK II que permite valorar tanto el nivel de presión sonora del ruido interior como otras características del ruido que influyen en las molestias que genera como el grado de desequilibrio del espectro sonoro.